lunes, 13 de enero de 2014

El placer y el sentido de escribir.

Si escribir, en el sentido amplio y literal, te da placer... eso tiene un sentido y es una bella meta personal que compromete gran parte de tu actividad diaria  (no hay disculpa que valga) por eso es que la humanidad - independientemente de las grandes guerras - ha perdido a "grandes escritores" qué duda cabe, se pierden por estar ocupados en 'lo importante' del diario subsistir (muy válido) y abandonan su gran pasión... ¡escribir!





Hemos visto como la mayoría de los que le gusta la literatura procrastinan o posponen ese amor inigualable, hermoso y fiel por las letras; sino escriben es porque tampoco tienen tiempo de leer literatura y eso sí que es una lamentable pena y un desperdicio sin igual... ¡lástima! que se pierda así para sus contemporáneos y las generaciones por venir, a un Escritor.

Pero como decía, si hay pasión, no hay disculpa que valga y sino, una gran frustración asomará a esa vida que ha desperdiciado tan bello don que se traduce 'a la larga' en talento; y no me canso de ser repetitivo: si eres de verdad un escritor en el sentido amplio y literal, buscarás momentos (no momenticos) espacios (no pequeños espacios) para entregarte con pasión a esa ardua tarea, y si tienes un hermoso tema sobre el cual escribir, no importa el sacrificio que tengas que hacer y lo que éste soporte, es un privilegio que la vida te ha brindado... no lo desperdicies.

Ahora, no te importe en lo más mínimo, el estúpido reproche del ignorante que no tardará en criticar esa "perdida de tiempo"... él desaparecerá como 'polvo sin historia' sin dejar huella, tu al escribir estarás hablando con la posteridad. No te auto-disculpes, escribe, escribe y cuando se te vuelva una necesidad, ya nada será igual: haz abierto el puente entre el placer (escribir) y el sentido (como un objetivo) lo demás - aunque importante para subsistir - pasará a un segundo plano.

Si escribes por cualquier otra razón - desconocida - que no sea 'el placer y el sentido' toda empresa o tarea que emprendas está condenada a la mediocridad y al fracaso. Para reiterar todo lo que he dicho en ésta entrada, sólo basta con leer las vidas de los grandes escritores para que ellos no me dejen desmentir... en su sacrificio, gozaban escribiendo.



- "Soy muy viejo ya para sentarme a escribir" me confesaba un colega al son de una cerveza - eso ha sido mi gran frustración y creo que ya es tarde para intentarlo, me contentaré con seguir leyendo a esos grandes que han tenido el privilegio de sacarle tiempo al tiempo para poder escribir" que mentira y que disculpa más infantil... decían los abuelos que: 'Nunca es tarde para emprender algo' y me cansaría de enumerar los escritores que produjeron sus mejores obras ya de viejos...

No es más por ahora, sólo que el que lea estas letras, o ya es un buen escritor por leer o está sacando disculpas, con su pereza mental para no comenzar a escribir. Si se decide tendrá que hacelo basados eso sí en 'el placer y el sentido'...

Un abrazo receptivo.

Hortensio.





No hay comentarios:

Publicar un comentario