domingo, 27 de diciembre de 2015

Alegato de un Inca ante Dios.

Camilo Blajaquis
En esta mañana de Placido domingo, un invitado especial...

El poeta y cineasta argentino,
Cesar González, quien escribe
con el seudónimo de Camilo Blajaquis. De su libro "La venganza del cordero atado" una de sus "poesías sin candados" (esquizofrenia poética) de Camilo Blajaquis, ésta que intituló: "Alegato de un Inca ante Dios."
                                        ***

¿Acaso no sabías que existía este continente? ¿Por qué la Biblia no lo nombra? ¿O acaso tu mano omnipotente sólo se encargó de crear Europa y parte de Oriente? Qué eres un gran creador... eso no lo niego, porque fue tu inspiración la que creó al hombre blanco que primero nos esclavizó, después nos robó y violó y finalmente nos aniquiló.

Siempre creímos que lo peor que habían traído los españoles en las carabelas había sido la pólvora y las enfermedades, pero nos equivocamos... ¡fuiste tu! ¿Por qué no te quedaste allá? ¡por qué no te devoraron los tiburones en el océano?
¿Dime cuales de los mandamientos estábamos transgrediendo? ¿No robar? ¿No matar? ¿No mentir? Ya se cual debe ser, no levantar imágenes de piedra de falsos ídolos, pero si esa fue la razón por la cual nos trituraron en tu nombre, déjame decirte que nosotros siempre adoramos cosas que supuestamente tú habías creado, como el Sol, la Luna, el Mar. El único de piedra eres tú. Solamente alguien de piedra puede quedarse mirando mientras se tortura y se arrasa con millones.

Además,  nuestros dioses jamás nos pidieron ofrendas monetarias ni un diezmo del sueldo, ¡Cómo puede ser que un Dios que dice  que es amor puede avalar la existencia del dinero, principal motivo de la sangre que corre en la Tierra?
Ahora entiendo por qué permitiste que nos exterminaran en tu nombre. Te molestaba tanto que existan seres de un color que tú no habías creado, en un continente que tú no habías creado, y que hayan creado una civilización tan hermosa, tan justa, tan organizada y tan superior a la del hombre blanco y rubio que tú hiciste a tu semejanza.

¿Es Jesús tu manera de pedirnos perdón, rey de reyes? En nuestra gente desde que llegó tu doctrina a nuestras tierras hay millones que murieron de hambre, humillados y ahogándose en una mina, aplastados totalmente y en todo sentido. Tu Jesús sufrió el látigo algunas horas, nosotros lo estamos sufriendo hace más de cinco siglos. Con la diferencia que a tu Jesús lo tienes sentado a la derecha de tu trono (que seguramente habrás remodelado con el oro que nos robaron), y en cambio al Inca lo mandaste al infierno, porque crucificado y todo, te escupió en la cara.     




Un desconocido poeta... Killer Gally (seudónimo o no) y una poesía de 1995; no hay más datos, si alguien sabe algo de éste personaje, por favor, me gustaría se me informara, pues su prosa me gustó. 




Un abrazo pleno de regreso.

Hortensio

jueves, 24 de diciembre de 2015

Ded Moroz, el papá Noel ruso.

En éste atípico día 24 de diciembre, en Colombia y en gran parte del mundo, ya saben, se celebra la navidad, que es fecha de regalos y cenas muy familiares, pues bueno yo les voy a regalar - de Navidad- un pequeño cuento del folklore ruso en una de sus múltiples versiones, a mi me gusta ésta que les voy a contar pues es la más breve y como dice el título de la entrada, es sobre DED MOROZ, el papá Noel ruso...

Ded Moroz, el 'Viejo Nieve'
Había una vez, un granjero (mujik)  que enviudó quedándole de su amada esposa, una bella niña de muy noble y bello corazón. Con el correr del tiempo este hombre se casó con una viuda que también tenía otra hija. La madrastra trataba muy mal a su hijastra quien superaba en gracia y hermosura a la suya, obligó al marido a abandonar a su hija en lo profundo del bosque en pleno invierno, condenándola a morir.

Y, así pasó... la niña estaba congelándose cuando en estas apareció Ded Moroz, quien le preguntó amablemente: "¿Estas bien, niña?" y aunque ella estaba a punto de morir de frío, con una esforzada sonrisa le contestó: "Estoy bien, gracias". Al ver el comportamiento noble y bien educado de la niña, el 'Abuelo Nieve', le dió un grueso y bello abrigo de piel y una caja llena de joyas.

Al día siguiente, el padre arrepentido fue a buscarla cuando en estas ella regresaba a casa, el padre la abrazó y lloró de contento pidiéndole perdón y llevándola de nuevo a su hogar. La madrastra después de oír la historia de la niña y ver el cofre lleno de joyas se llenó de avaricia y abandonó a su hija en lo profundo del bosque esperando una recompensa similar... y así pasó, llegando al final del día se le apareció Ded Moroz, y le formuló la misma pregunta, la chiquilla le contestó "pues no vez, me estoy congelando, viejo maldito" Moroz dio la vuelta y desapareció.

Sí, un poco cruel el cuentico, pero así son los rusos.

Una feliz Navidad y un fuerte y repetido abrazo.

Hortensio.  

domingo, 20 de diciembre de 2015

El amanecer de Omaira

En este mes de noviembre y ya al cumplirse 30 años de la más grande tragedia que sufrió Colombia en toda su historia con más, mucho más de 25.000 muertos y la desaparición total de la bella y próspera ciudad de Armero en el departamento del Tolima, por una avalancha provocada por el volcán nevado del Ruiz, el recuerdo está vivo.

Siempre viene a mi memoria, viva y actual, como si hubiese sido ayer, la presencia del increíble símbolo de la tragedia en que se convirtió la trágica muerte de Omaira, la niña que no pudo ser rescatada de la anegada ciudad. Conmovido, como muchos colombianos y gentes del mundo que la vieron en televisión en directo, escribí un opúsculo con el corazón en la mano, transido de amor y rabia, lo intitulé… 

El amanecer de Omaira


En el mes verde más verde del año, esa noche el volcán nevado majestuoso y cruel, vomitó sus intestinos y todo lo que tenía adentro evacuando solo sangre, barro y dolor; ¿Qué pasó…? Noche de horror y muerte, tierra humeante aún que trata en este despuntar del día de confundirse con el rocío; ojos que se cierran en gestos de horror al ver la ciudad borrada en el alba de un amanecer inundado de final que sólo será nombrada con lástima y compasión ¡Armero!

Con una muy queda vocecilla te preguntabas ¿qué pasó? Es todo lo que atina a decir antes de restregarse los párpados y mirar hacia el viento tratando de adivinar si es que está en un sueño de pesadilla y mi querida Omaira, respira gemidos con alma de mártir golpeada en su diminuto cuerpo que no puede mover.

Omaira en su agonía...
Un pozo anegado de fétidas aguas es todo lo que queda de su hogar y sus inquietantes ojos parecen quietos como si fuesen reflejos de una triste noche azul, pero en pleno amanecer… de nuevo se pregunta ¿Dónde estoy…? ¡Qué pasó! ¿Qué es todo esto…? Pero no hay respuesta; ve pasar la brisa que parece todavía un sueño de paz y escucha gemidos lejanos que no comprende y en su soledad, llena de miedo y de angustia, la niña da un grito de ansiedad, de zozobra y agonía que se escapa hacia las nubes que se insinúan bellas y aborregadas en el rosado amanecer, pero nadie escucha; la vida enmarcada en su frágil cuerpecillo torna a la semi- penumbra y a la duermevela de sus desesperados pensamientos ya que su grito solo fue un canto de esperanzas truncas, una voz de horizontes sin eco, arroyo sin manantial que desemboca en el río de la muerte…

Pero qué va a saber Omaira de muerte, si su vida era de entera “felicidad”; Armero y su familia lo eran todo para vivir con su adorable ingenuidad de niña noble. Y los minutos pasaban formando horas de terror en donde no podía mover sus piernas ¡estaba atrapada…! Y el dolor se estaba durmiendo, sus delicadas manitas se aferraban con desesperación a un frágil tronco tan pequeño como ella, pero era su salvavidas, el contacto con la vida y en espera de escuchar el nacimiento del amanecer sobre aquella tierra muerta que alguna vez fuera una bella ciudad fértil, umbría y feraz.

Vuelve a cerrar sus lindos ojos impertérritos, que no quieren mirar las paredes tibias del pestilente foso aunque siempre fueron ojos hechos para buscar sin encontrar y encontrar sin haber buscado; un par de ojazos negros en donde se perdía la pupila, bellos y brillantes, repletos de vida y reflejando amor, impávidos, hechos para hechizar pero que en aquella situación de total angustia estaban preocupados y sinceramente conmovidos… los abrió y volvieron a fabular, a pintar en el espacio, lo que imaginaba en la incertidumbre de una tragedia que no llegaba, tan siquiera, a dimensionar. Su pequeño y querido mundo se derrumbó ante su mirada desconcertada; la luz por vía de las tinieblas venidas de una noche cruel y absurda, presagiaba que se dirigía hacia una noche de calma y de paz.

Colombia y yo al recordarla lo hacemos con el llanto en la memoria, como buscando otros sueños con el rumor del pasado… ¡Omaira!
Y en su pequeña ergástula su cara se volvió mundo y el mundo se volvió cara, ¡aquí es, aquí es… por aquí! Y respira en voz baja que sale tan rápida como los latidos de su corazón reflejados en la bella mirada de sus ojos ya cansados, pero la esperanza resurgió… un ángel vestido de naranja intenso apareció en la boca del pozo y ya es media mañana de ese incierto amanecer que le pareció eterno.

El ángel solo atinó desconcertado ante la tragedia a decir -¡Cómo te llamas! Omaira, pero por favor sáqueme de aquí. Su carita fantasmal por la magia del vil barro casi no se distinguía, se iluminó solo sus ojos anegados con lágrimas de alegría pudo mirar al ángel.

Y el tiempo quedó atrapado en un bucle azabache del pelo de Ella, y esa figura humana vestida de naranja intenso, le tendió una botella de agua pura con sabor a llanto para que remojara sus labios, luego le limpio de su rostro el pegajoso barro que se adhería infamemente a su piel descubriendo en Ella una tenue y bella sonrisa que se borró con una mueca de dolor al tratar de izarla de sus dos bracitos… descubrieron la aterradora realidad, tenía sus piernas atrapadas por los escombros de su propia casa que estaba sepultada bajo sus pies y lo peor… el fétido barro acuoso estaba subiendo hacia su cara y se quedaba sin tiempo, los minutos era fugaces y vertiginosos, y en ellos había que trabajar sin descanso en esa atmósfera enrarecida de angustia y dolor… todo intento resultaba inútil en medio de la más absoluta desolación.

Dolor profundo que produce la tristeza de la impotencia, ¿cómo medirla, si el tamaño de la herida era tan grande como el nefando nevado? Dolor único e incomparable de una agonía lenta y desesperante a límites de volver locos a los que vivieron las escenas del fallido rescate; sufrimiento y congoja, amargura y cólera ante la puta impotencia, dolor insondable que es tan grande que se puede tocar y Ella se desvanecía y eso le dolía a Colombia como daga acerada entrando en nuestras propias carnes, en nuestras propias almas.

Murió de belleza...

¿Dónde se había escondido ‘La Piedad’…? ¿Cómo permitió esa trampa oscura que la arrastraba al abismo…? Yo sí que lo sé y, no quiero herir susceptibilidades espurias. Y Ella le habló al mundo y a su mamá con fatiga, pero con una fatiga diferente, de plácida renuncia y el mundo lloró con Ella al presentirse el final. Su rostro tomo una expresión tranquila conservando tan solo un matiz de altivez y dolor que inspiraba paz… el alivio no vino y Ella quedó quieta, más allá del tiempo, en la fuerza que da el último instante de abandono… una bruma de dolor nos envolvió, te habías ido, pero te quedaste inmarcesible e inmortalmente con nosotros, mi adorada Omaira, nada más que decir.

Visitaré tu tumba en cada lustro de tu aniversario, tu recuerdo despuntará una y otra vez la niebla en que nos envolviste y ante la serenidad de tu bello rostro, en el que la infame agonía no pudo dejar sus huellas… podríamos decir que te moriste de belleza.

Hortensio Farwel, 1.990
En el primer lustro de tu partida.
















  




   









domingo, 13 de diciembre de 2015

Un grano de humor para el amor...

Sí, como lo dice el título de esta entrada plácida y dominguera... algunos conceptos sobre el amor y el porqué tiene que ser matizado siempre con un granito de humor para que pueda subsistir en el tiempo y ser más llevadero (¿sería eso lo les faltó a mis ahijados?), eso sí, sin decir que el amor no es el trasunto de lo idílico y el humor una simple forma de evasión. Estar enamorado, dice Borges, es crearse una religión cuyo dios es falible; en eso ya hay algo de humor. El que ama sin fundar el hecho recíproco y al cual se referían algunos viejos anarquistas como "al gusano enamorado de una estrella", no dejará de pensar con un joven levantisco, Rimbaud, que hay que reinventar el amor. Porque el amor no es más que la reconciliación del hombre consigo mismo.


Pero no se trata del amor en abstracto ni el humor evasivo, de lo que necesitamos. Pues ese amor que "ama a la humanidad" pero que no se preocupa por el otro, el de carne y hueso, menos se preocupa por ese individuo-mujer, que según don Karl Marx, "es la clase obrera del hombre". No es entonces el amor debilidad sino fortaleza, algo así como ponerse por traje la desnudez.

Y es el amor el que funda el mito (Tristán e Isolda) y el humor lo corrige (Quijote y Dulcinea). Amar es estar seguro de sí, decía ese embrujado del amor llamado André Bretón, y nada es comparable al hecho de amar. Parafraseando, uno podría decir que quien tiene humor, sobre todo si lanza sus dardos contra él mismo, también está seguro de sí. En realidad, amar sin humor es el nombre del tedio. (¿Les llegaría el tedio a mis ahijados?) no lo sabré.


Pero como no hay una definición que satisfaga sobre el amor, ni siquiera esa bella de Rilke que dice que "el amor es la unión de dos soledades que se respetan", ni para el humor, ni siquiera esa de Gómez de la Serna que dice que "definir el humor es intentar clavarle las alas a una mariposa con un poste de telégrafo". Para cerrar esta trilogía sobre el fallido matrimonio de mis ahijados, estoy de acuerdo con lo que escribiera Whitman: "Aquel que camina una solo legua sin amor, camina amortajado a su propio funeral." Agreguemos: Aquel que camina una sola legua sin humor, camina amortajado a su propio funeral.

Un abrazo, ojalá de reconciliación duradera.

Hortensio.

P.D.: Un millón de gracias a todos mis ocasionales lectores, puesto que el día de ayer crucé la barrera de las 20.000 visitas a mi página desde el día en que forjé esta bitácora para escribir sobre los más variados y hasta disparatados temas, trasladar mis poesías desde mis dos libros (Poemas Fatigados y Poemas Dislocados) y desde luego invitar a esta página a los más afamados y a veces desconocidos poetas de todos los tiempos; en fín yo me lo he gozado y espero de corazón que Ustedes también yo por mi lado los seguiré leyendo cada vez que pueda. De nuevo un millón de gracias.  











martes, 8 de diciembre de 2015

Dos poesías 'Dislocadas'...

Alma gitana.
Alma furtiva en cuerpo de mujer gitana...
Tu alma gitana en cuerpo de mujer
calma sosegada con cara de huracán
ángel de ternura que esconde infiernos 
muerte lenta de quien se acerca a tí.

Sonrisa engastada en la humedad de tu piel
silueta sostenida en la luz de tu sombra
letras que devoran la paz de las musas en
melodías alegres que acaban con tus ruidos.

Con ilusión esclava que terminan en cenizas
tu alma furtiva en cuerpo de mujer gitana
será refugio inagotable de mi triste amor
y de mis desquiciados delirios por ti... 

Y te beso con devoción para que el mundo 
se detenga y no puedas huir de mis querencias
pues mi frágil ocaso se apagaría para siempre
en los negros brazos de esa parca siempre odiada.

Apiadate de mi, dame tu primavera de frenesí
para no caer en la melancolía fatal por tu partida
que sería devastación, miseria, sufrimiento, abismo.
Solo le susurro al viento un te quiero... un te amo.

                                                                                                          Farwel 1989


Solo una fantasía...


Una fantasía hecha mujer...











En mi memoria tu amada imagen
quedó impregnada como aquellas
madrugadas en las que te ame con
loco frenesí y de forma apasionada y
                                                   febril...

Fue no solo fantasía, fue pasión cierta
al ver mis deseos descubriendo tu piel
en una huella que dejó tu esencia, tu olor.
Sueño furtivo que no quería despertar
                                                   cansado...

Pero solo fue eso... sueños rotos
sueños brujos en ensueños de neblinas,
noches de luz que guardaban el olor
de tu pelo y el sabor de tu piel en
                                                mi piel...

Al despertar había olvidado tu nombre,
feromona pérdida que eligió tu cuerpo
para arraigar su olor para perder mi sueño,
fantasía que fué pasión que fué dolor y fue
                                                     mi muerte...

                                                     Farwel 1989


Un fuerte y 'dislocado' abrazo.

Hortensio.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Cuando trataron de asesinar a Venus.

La Venus del Espejo.
El 10 de marzo de 1914, se produjo en la National Gallery de Londres, el más infame y despiadado atentado contra una obra de arte desde que el maldito Eróstrato, quemara el templo de Afrodita en Efeso, un día 21 de julio del año 356 a.C. una de las siete maravillas del mundo antiguo, para que lo recordara la posteridad (y lo logró); el turno fue para una de las obras consagradas del arte universal, la inefable y bella "Venus del Espejo" de Diego Velázquez, quien la pintó entre 1647 y 1651... su perpetradora una desquiciada sufragista canadiense de 25 años de nombre Mary Richardson, alias 'Slasher Mary' ... María la acuchilladora

En una forma fría y descarada, sin mostrar el más mínimo remordimiento, al responder el interrogatorio ante la policía  declaró refiriéndose al acto: 

"El primer golpe con mi hacha rompió el cristal protector.Pero, por supuesto hizo algo más que eso, hizo que el detective del museo se levantara de su silla con el periódico aún en la mano y rodeara su lujoso asiento de terciopelo rojo mirando a la cúpula de cristal que acababa de ser reparada. El ruido del cristal también llamó la atención del guarda que en frenéticos intentos por alcanzarme resbaló en el pulido suelo y cayó de cara, por lo que tuve un tiempo extra para asestarle cuatro cuchilladas más antes de ser atacada..." 

Después del atentado... sin palabras.
Pero el resultado fué más tenebroso y  catastrófico, fueron siete cuchilladas que rasgaron el lienzo del maestro español tal y como puede apreciarse en la foto realizada unos días después:

Para  fortuna de la humanidad, los daños causados a la obra de Velázquez, aún resultando desastrosos y espectaculares, no eran irreparables... salvo un pequeño fragmento de lienzo que nunca llegó a recuperarse, se trataron de cortes limpios que fueron milimétricamente restaurados por expertos de la misma galería, quienes con dedicación y amor recuperaron su original esplendor.
La acuchilladora siendo llevada a los tribunales.
Y surgió la pregunta pertinente de ¿porqué la desquiciada atacó esa obra en particular del  museo?, fuera de un acendardo puritarismo y la simbología de la utilización del cuerpo femenino como objeto, también que la National Gallery, había pagado 45.000 libras a comienzos de 1906. Desde luego que logró llamar la atención del público en general hacia su lucha en favor del voto feminista... fue de nuevo encarcelada, (seis meses de prisión) ya había estado en prisión otras nueve veces por el asalto al ministerio del Interior y cuando lanzó una bomba en una estación de ferrocarril y otras acciones terroristas en nombre de la WSPU. la feminista, la 'loca eventual', diría tiempo después,que lo hizo por la detención de su amiga un día antes del atentado contra La Venus:

 "Yo he intentado destruir el cuadro de la mujer más bonita de la historia mitológica como una protesta contra el Gobierno por destruir a la Sra. Pankhurst, quien es el personaje más bonito de la historia moderna, La justicia es un elemento de belleza tanto como el color y trazo sobre una tela. La Sra. Pankhurst busca procurar justicia para la feminidad y por eso está siendo  asesinada lentamente por un gobierno de políticos Iscariotes".

Ya retirada en 1952 y al recordarle el episodio de la Venus, comentaba que: "No le gustaba la manera como los hombres que visitaban el museo permanecían todo el día como idiotizados frente al cuadro".


Una reconstrucción de los hechos,
en dibujo de la época.
'La acuchilladora', militó políticamente durante muchos años más en varias facciones de la vida pública hasta 1935 en que se retiró a escribir sus memorias, muriendo en el año 1961 en su apartamento de Hasting. Cuando estén frente al cuadro - si es que van a Londres- y lo admiren, no traten de buscar las barbaras cuchilladas de la loca, pues no las verán, solo traten de sentir la fuerza de la obra y su belleza que fue salvada para regocijo de la humanidad.

Solo un abrazo muy apretado

jueves, 3 de diciembre de 2015

Divagaciones sobre el amor.

Lo prometido es deuda... en este atípico día, ésta sí que es bien difícil de cumplir, imagínense hablar sobre el amor, cuando eminencias de la talla de Erich Fromm, con su famosa obra "El arte de amar" se quedaron cortos y desde la época de Homero y los filósofos clásicos con el trío principal de Sócrates, Platón y Aristóteles, hasta llegar a los tiempos modernos con Freud, Karen Horney, Marcuse, Jung, Max Horkheimer, Ortega y Gasset y Adler, entre otros, han tratado con mucha seriedad de asomarse a ese sentimiento muy propio de la criatura humana y tan humano que es parte de su diario existir. 

¿Qué pasó...?
Hoy y a raíz del catastrófico rompimiento del matrimonio de mis ahijados, me he metido en esas honduras y desde mi muy personal forma de ver lo que es el amor - desde luego influenciado sin dudarlo de los grandes maestros atrás nombrados. Y sí, los tiempos han cambiado y desde luego seguirán cambiando y no es cuestión de anclarse en el pasado y decir que "todo tiempo pasado fue mejor" mi padre lo escuchó seguramente de mi abuelo y yo se lo escuche en alguna ocasión a mi viejo cuando oía canciones de los Beatles y yo ya se lo he dicho en varias ocasiones a mis  hijos cuando los oía cantar y bailar  ese pegajoso ritmo que llaman 'regetón'. 

No se trata de eso, se trata de lo que los humanos conocemos por amor, un ejemplo que lo hace visible: mis hijos no conocieron las serenatas de ayer, bajo el balcón de la ventana de la enamorada y a la luz de la luna llena y/o de la mortecina luz de un foco de alumbrado público y sonar boleros y baladas de Manzanero (los inolvidables años 60's) con letras que hablaban de amor. Ni yo comprendía a mis padres que daban en los bellos días de primavera paseos por las aromáticas alamedas bajo la inquisidora mirada de sus mayores, hoy es a otra costa y velocidad que declaran sus amores, no he investigado lo suficiente pero lo mio que fue pasado, también fue hermoso, seguramente mis bisnietos pasarán su 'Luna de miel' precisamente en la Luna o algún lugar fuera de la Tierra y no cabe la menor duda que sin embargo, ayer, hoy y mañana, la vida del hombre sobre la Tierra, se sigue deslizando sobre la raya de un común denominador: el amor.
  
Pero el amor sigue siendo para muchos, nada más que ese cálido sentimiento que busca intimidad con la otra persona amada. Entonces la duración del amor corresponde a la duración del sentimiento. Cuando éste mengua, se marchita o fenece (¿le pasaría esto a mis ahijados?) se asiste al sepelio del amor. ¡Cuantas veces se toma por amor lo que no es más que una forma de egoísmo: el antifaz de la propia satisfacción posesiva... el capricho! Amor supone un objeto amado: y, a veces, el amado no más que uno mismo. El hombre ha nacido para buscar la "felicidad" -aunque sea un mito-  en el respeto ajeno. Si en alguna realidad humana deben conciliarse estos dos gritos del alma - felicidad y respeto- es en el amor.

Cuando la persona  amada pasa a ser obstáculo que vencer, o simplemente instrumento a usar para el propio placer, la vida del hombre o la mujer, se convierte en una batalla campal o, cuando más, se lleva al socaire o abrigo de un mutuo acuerdo de coexistencia pacífica. Pero nunca será pletórica, exuberante y rica vida de amor matrimonial. De hecho el amor es el mayor regalo humano que los 'dioses' pudieron dar al ser humano, a un hombre o a una mujer.  De otra parte si se ha escrito mucho y hasta científicamente sobre el tema del amor, la literatura a través de los tiempos no se ha quedado atrás y es abundante sobretodo en cuanto a las 'Aventuras amorosas'... y es ahí donde se origina esa turbulenta  confusión en cuanto al amor se refiere. Cosa curiosa; es en esas aventuras amorosas, casi siempre fascinantes, novelescas y fantásticas en donde hay siempre un poco de todo... intrigas, celos, pasión, y desde luego traiciones; de todo menos de aquello que merece llamarse amor. Y son estos episodios los que se roban todos los premios Nobel y Hollywood le hace la corte en sus películas adaptando las grandes novelas amorosas al cine y se llevan los Oscares de la academia, nutriendo e inspirando muchas veces, las decisiones de quienes buscan y llaman con todo el anhelo de su alma, poder encontrar un amor de película.
  
¿Perdón y olvido?... nunca se sabe.

El amor no es el deseo. Ortega y Gasset establece muy bien la distinción entre el amor y el deseo cuando dice que, desear algo, es un moverse  hacia la posesión de ese algo. Posesión significa que, en uno y otro sentido, el objeto pasa a entrar en nuestra órbita y llega a ser parte de nosotros. Por ésta razón el deseo muere automáticamente cuando se llena y termina con la satisfacción del mismo. Más, el amor, es eternamente insatisfecho... El deseo - dice también el gran escritor español- tiene un carácter pasivo. Cuando yo deseo algo, lo que, de hecho, quiero es que el objeto venga hacia mí, siendo yo el centro de gravedad, espero que las cosas se rindan ante mi.

El amor es, exactamente lo contrario del reverso del deseo; ya que, el amor es todo actividad. En vez de que el objeto venga a mí, soy yo el que va a el objeto y llego a ser parte de él. En el acto de amor la persona sale de sí misma. El amor es, quizá, la suprema actividad que La Naturaleza proporciona para salirse de sí mismo, hacia el otro. Este no gravita hacia mi , sino yo hacia ella. Ya los latinos de la antigüedad habían consagrado este axioma: "Amor tradit amantem extra se" : el amor ha de salirse de sí mismo... querer el bien del otro. Es todo lo contrario al capricho, al orgullo, al amor propio y al egoísmo.

El amor no es el sexo con todo y lo sublime que éste es, con todo lo que puede tener de maravilloso al considerarlo uno de los regalos más extraordinarios de los 'dioses' a nosotros los pequeños mortales... la grandeza del sexo se derivará de su orientación hacia el verdadero amor, de verdad es sublime hacer el sexo con amor o mejor dicho "hacer el amor" y del que puede ser punto de partida de inefable expresión, pero siempre su existencia será muchísimo más efímera que el mismo amor. Hombre y mujer son algo más que anatomía y fisiología... mucho más. Victor Hugo, tras larga experiencia, llegó a escribir: "¡Ay de quien haya amado únicamente los cuerpos, las formas y las apariencias! Todo esto se lo llevará la muerte. Procurad amar las almas y las encontraréis". Sin las alas, el amor no puede tocar el cielo: y el "amor" que se arrastra, como los reptiles, termina envolviéndose y revolcándose en el fango

El amor  no es sentimiento, ni mucho menos sentimentalismo. El sentimiento  puede ser una irisación del amor; el sentimentalismo será siempre, una dolencia del alma pero nunca el amor mismo. El amor en sus comienzos es un sueño y el sueño de encontrar lo que se anhela y que encierra dicha sin fin. Alguien ha notado que todo lo que en ésta vida vale la pena, ha comenzado siempre con un sueño. Pero el amor y en especial ese amor conyugal descansa en la materia; y por ende, pasa por todas las vicisitudes de la materia hasta poder llegar al aburrimiento (¿le pasaría esto a mis ahijados?) El amor humano no navega siempre con las velas henchidas por el viento de lo fácil: tiene sus escollos, tiene sus borrascas, y tiene sus tormentas y hasta naufragios. Conocer entonces qué es lo fundamental y qué es lo accesorio en el amor, aunque sea difícil, es determinante... suele ser una buena 'Estrella Polar' para arribar, sano y salvo al puerto seguro de la tranquilidad. 

En toda vida humana hay que doblar, alguna vez el Cabo de las Tormentas.  

La gran aventura comienza con la primera búsqueda, la alegría del descubrimiento y aquí en este momento me acuerdo del inmortal poema hecho canción por la mexicana María Grever, llamado:

                                             Alma Mía

Alma mía sola, siempre sola,
sin que nadie comprenda tu sufrimiento,
tu horrible padecer;
fingiendo una existencia siempre llena
de dicha y de placer,
de dicha y de placer...

Si yo encontrara un alma como la mía,
cuantas cosas secretas le contaría,
un alma que al mirarme sin decir nada
me lo dijese todo con su mirada.

Un alma que embriagase con suave aliento,
que al besarme sintiera lo que yo siento,
y a veces me pregunto qué pasaría
si yo encontrara un alma como la mía.

Es el anhelo más bello y sincero poema que poeta  alguno le pudiese cantar a el amor. Y el hallazgo de las dos almas en un encuentro definitivo... "Si yo encontrara un alma como la mía" Ante éste, todo adquiere un sentido nuevo, una nueva razón: es la vida misma, el mismo mundo pero con diferente luz. El criterio, entonces, para vivir, para soñar, para actuar es, sin más, el querer del otro. Y, ante su querer, no hay sacrificio, ni obstáculos, porque el velero del alma surca raudo los siete mares a impulsos de entusiasmo en ese primer y único amor.

La ruptura....

El encuentro lleva a la unión. Lo que fue deseo, pasó a ser posesión mutua, en un mutuo intercambio. Por que se busca el bien de la persona amada... En el acto de dar se tiene la recompensa del recibir: dar y recibir son plenos y con eso se previene del egoísmo que siempre es un arma mortífera contra el amor. De esa manera en la renovación constante del tiempo será fuerte, no porque sea pasional, sino porque se renueva, vacunándose continuamente contra el cansancio. (¿será que eso le falto a mis ahijados?) La unión engendra la armonía, decía Farwel y esta emerge del acorde perfecto, no de la aniquilación de uno de los dos, ni de la supresión de uno de los dos, ni de la inmolación de uno de los dos: emerge del acorde inmortal de dos almas, "iguales en dignidad, distintas en cualidades, para complementarse". Esta armonía  permeabiliza la rutina de cada día. Ninguno  de los dos, lo sabe siempre todo y ninguno de los dos, se equivoca totalmente en un momento dado; ninguno de los dos está siempre en la razón y ninguno de los dos tiene siempre la culpa.

La unión y la armonía son frágiles y el egoísmo puede hacerlas añico en cualquier momento (¿Será que hubo egoísmos entre mis ahijados?) Y así, amor y unión, llevan a la "felicidad". Pero, ésta no es ausencia de dolor y menos en este 'valle de lágrimas' y menos pretender una "felicidad" -amor- sin crepúsculos de dos seres limitados, imperfectos y por sobretodo... humanos. Más aún, la capacidad de amar, en el hombre y en la mujer, se medirá, siempre, por su capacidad de sufrimiento... relativo o no, yo así lo pienso, no es fácil. "Nadie -decía Jesucristo-  tiene mayor amor en este mundo, que el que da la vida por el amigo". 

Entre los que se aman, es preferible mil veces el dolor que causa la persona amada, a la misma y 'espantosa' indiferencia (¿hubo indiferencia entre mis ahijados?) Quizá sea, por esta idea básica, que el verdadero amor se mide por la capacidad de sacrificio y no por sus ausencia, por lo que Tennyson, escribiera éste pensamiento:"Mas vale, haber amado y haber perdido, que no haber amado nunca". Por eso ésta característica del dolor la comprendemos bien cuando, por ejemplo, se trata del amor por La Patria o la de aquellos fanáticos cristianos que se hacían matar por su nueva creencia. Se vive, se lucha, se sufre y se muere por la amada Patria y se sufre y se muere en el martirio, por la religión...

Pero aquí viene el pero de siempre y la pregunta necesaria: ¿se vive, se sufre, se lucha y se muere por la persona amada? si es así, pues, ésta es la más pura, auténtica y incontaminada "felicidad" del amor. Y esta "felicidad", la que consiste en ser más que de tener, la que está dentro de uno, más que en las cosas externas, esa es la verdadera... la auténtica y la que no sabe de egoísmos, sí, de Egoísmos. (¿fueron egoístas mis ahijados?) ya me lo había preguntado arriba... no lo sé.

Y, aquí viene algo difícil y harto polémico;  a cada paso nos encontramos con parejas que manifiestan abiertamente no poder perdonar a su pareja o conyuge, o no poder olvidar la ofensa y menos poder comenzar de nuevo y pienso que el verdadero amor es más raro de lo que a primera vista parece, el poeta decía: "ésta golondrina viajera ha emprendido el vuelo de regreso para hacer su nido en la fronda de algún paraíso perdido". Es muy polémico el tema y demasiado relativo lo de poder perdonar y olvidar y aquello de "borrón y cuenta nueva" será tema de otra entrada, por ahora continuemos con éstas "divagaciones sobre el amor"

Un amor asesinado...

Sabía mucho de todo esto quien escribió: "la gran tragedia de una relación o un matrimonio no es la muerte, sino que el hombre y la mujer dejen de quererse", mejor... de amarse. Quizás, no se quisieron nunca de verdad (¿sería eso...Ahijados?) hasta el sacrificio. En el libro de los Vedas, se encierra una sabiduría que, amén de ser imparcial es milenaria, en uno de sus consejos reza así: "Alma mía, tu verdadero bien es únicamente el bien de otra alma". Cueste lo que cueste.

Amar, en definitiva, no es otra cosa que pensar, querer y buscar la felicidad y el bien de la persona amada. Primero pensar y preocuparse del bien ajeno, es decir de la persona amada; de lo que necesita y de lo que anhela, de lo que quiere. Los ojos del ser amado deben ser las ventanas a las que uno se asoma para ver su alma, descubriendo sus riquezas y sus quereres. Y después de pensar, querer ese bien. Querer y gustar son sinónimos, a veces van de la mano y a veces nó... Si el querer es sincero, amar será, hacer la felicidad del otro, decían los abuelos: "Obras son amores y no buenas razones". Así que, "Estar enamorado es vivir en constante peregrinación - sin descanso- hasta el santuario del amor y quemar ante su altar el incienso de la adoración". Por eso no debe haber nada más consciente que el amor: es un compromiso de dos vidas y dos destinos.

Ahora, ¿Porqué entonces, ese empeño de pintar al amor de ciego? Pascal, escribía ya en su tiempo, pero creo que no le han hecho mucho caso: "Los poetas no tienen derecho a pintar ciego al amor: hay que quitarle la venda y, desde ahora, devolverle el uso de sus ojos". ¡No, el amor no es ni puede ser ciego! y con otro poeta poder decir: " El amor es como una fuente, como una música que emana, no explosivamente, sino con una continua fluidez del fondo de un alma para saltar hasta la otra".

De nuevo ahora, ¿por cuanto tiempo durará ese amor?... ¡Hasta que la muerte los separe! el, como las plantas y los niños, nace, crece, se desarrolla y fructifica con cambios de tono, de matiz, de colorido; cambiando también de sentido y de expresión, como la Naturaleza en las cuatro estaciones y como la vida, el amor también ríe y canta y se transfigura... parece poesía y es realidad y como en las variaciones sobre un tema musical, así el amor - el mismo tema- sueña, canta, busca, encuentra, ofrece, fecunda, cree y espera, hasta llegar al 'crescendo' mayestático y al acorde final que, por haber contado con La Naturaleza, tiene resonancias de eternidad.

El ocaso de un gran amor...

¿Qué más puedo decir...?, mucho pero, ya me he extendido más de lo suficiente y no se trata aquí de sentar 'cátedra'; es un muy sencillo ensayo en una ¡divagación sobre El Amor! Es una lástima de verdad cuando uno asiste al sepelio de un bonito amor, como el que tenían mis ahijados... ¿qué paso? nunca sabremos puesto la entera verdad siempre brillará por la ausencia de los propios intereses... ¡lástima, lástima! Qué le vamos hacer.

Un abrazo de pésame aunque con mucho cariño.

Hortensio.










  


   

domingo, 29 de noviembre de 2015

El matrimonio de mi amigo...

Hoy siendo un Plácido domingo, se me dañó... acabo de saber que el matrimonio de mi amigo no va más y de verdad que eso me dolió; antes del quinto aniversario de haber sido su padrino de bodas, surgió esta triste decisión por "ausencia de intereses y afanes comunes"... que eufemismo más cursi, debe ser jurídico y no lo comprendí, pero en su honor les dedico esta entrada al blog de este día, nefasto para una familia que se acaba de destruir.

¿Que pudo pasar... si todo era amor?
Me consta y confieso que el romance de mis 'ahijados' fue signado por el índice del vértigo y la turbulencia, eso de las familias entrometidas que muchas veces tienen razón... claro no faltaron los perfiles de lo teatral (en donde fuí actor secundario de la obra) y hasta de lo insólito, pero no voy a entrar en detalles dignos de un cuento largo o una novela corta; lo único que se es que estaban enamorados y ¡haaa...! eso del amor ¿quien lo entiendo si no el que lo sufre?

Ya el Dante creía en este dinamismo del amor cuando escribía: "El amor mueve al sol y los planetas" sí, allá él y su creencia, más modesto pero con igual fuerza lo describió Dostoiewski: "El amor es la fuerza más efectiva, la más terrible, la más poderosa, inigualada por ninguna otra fuerza del mundo". Y cuánta razón la de ambos... no hubo poder humano que los hiciera desistir de su decisión y yo fuí -mea culpa- su cómplice, ¡triunfó el amor!   

¿Pero qué sabe alguien de lo que pasó entre sus cuatro paredes? y que conste que yo también puse mi grano de fastos para disuadirlos y les decía con Jotamario, el nadaísta que el amor es un bumerang que cuanto más se aleja más fuerte pega al regreso, ¿será...? ¿cómo fue que se acabó ese amor de locura? me parece imposible dentro de las posibilidades fácticas de lo que yo ví y viví como testigo de aquel 'gran amor'... terminó ¡todo es una mierda! ¿sabe qué, ahijado? déjala que se vaya que otra volverá. Los amores que llegan -insistía el nadaísta- no son los mismos que se van. El amor es una aventura que se corre contra el tiempo. El amor, esa mezcla explosiva de saliva en ayunas, lágrimas de cocodrilo, mocos diamantinos, sudores sobrenaturales, gases jadeantes, eyaculaciones procaces y en ocasiones no poco de aquello que no tapo el gato. 

Tranquilo ahijado y recuerda las frases del común y del nadaísta, te las recordaré para darte un poco 
de ánimo, ya se que no fue tu culpa total la del desastre, pero hablemos del amor procas: No hay mayor imán que el amor, bueno sí ya lo experimentaste como también que la atracción de la tierra es de poca monta comparada con la atracción de los cuerpos a los que pica el amor; y este axioma de la física cuántica que es olímpica: 'dos seres que se besan no pesan nada'. Y hablando de besos que son los caramelos del amor y el nutriente por excelencia del mismo, decía: besos sin amor no alimenta. Beso mandado con la mano es beso perdido, bala perdida del amor que no obtiene blanco.

La tormenta perfecta...
Recuerda: Nunca les pasa nada a aquellos que no aman y a aquellos que nunca ríen... los primeros están a salvo de los desengaños y los segundos del desencajamiento de la mandíbula. Hay que hacer el amor a mandíbula batiente. En el amor el que llega de  primero ríe de último. Y siempre recuerda esta máxima irrefutable: El amor es la llave maestra que abre todas las piernas. El sexo con sangre entra... La virginidad es paranoia. El sexo es el camino más corto de un corazón a otro. Y bellas frases se hacen sobre el amor más bellas que el amor mismo, como ésta: Si Dios es amor Dios existe...vaya que gran metáfora. El amor el lo más bello que insiste sobre la cama. Un buen amante no se cae nunca de la cama. 

En la mesa y en la cama se conoce al caballero. En la mesa y en la cama el que es caballero repite. ¡cómo enajena la mujer ajena! Todas las mujeres son ajenas entre los brazos. Son más las victorias de amor que se lloran que las que se cantan. De las 'fans' no queda sino el cansancio. Y, ojo... de los amores correspondidos tienden a ser desgraciados. El principal enemigo del amor, es el otro. El amor tiene enemigos agazapados que no son los celos. Parodiando a Santo Tomás de Aquino...Hay que desconfiar - por agüero- del hombre de una sola mujer como del poeta de un solo libro. Todo lo malo y todo lo bueno que se ha hecho en el mundo a sido por obra y gracia de nuestro señor... el amor. Pararse en el amor es conocer las delicias de un hormiguero. El sexo es una de las formas de conversación.

Y este otro axioma: El amor es eterno mientras dura. El nuestro fue un amor eterno a primera vista. El que muere por amor está en desventaja. El verdadero amor se hace de mentiras. Te amo Pablo. Yo no me llamo Pablo. Y desde luego que, los mejores amantes están por llegar. Y recuerda esto que es bueno... Hay que ser monógamo de mil amores. No deja hueso sano una gran pasión. De manera que esa ruptura hay que tomarla con mucha calma sin apasionamientos destructivos y amenazas estúpidas... ni la mato ni me mato, todas las puertas están abiertas al futuro, deja que el olvido ese hijo predilecto del tiempo haga su faena, y veras el mundo desde otra perspectiva. ¿Pero quién soy yo para dar consejos...? Ánimo ahijados, el mundo después de este desastre seguirá ahí y a vivir la vida que es lo único cierto que tenemos por ahora.

'No me paren bolas' decimos en Colombia para decir que si hay algo en serio de lo que escribí no lo tomen tan literalmente como lo dije, también en Macondo decimos que fué una 'mamadera de gallo'. Lo cierto es que el amor cuando se acaba no hay que secuestrarlo para beneficio de alguien o de uno... dejalo ir, es lo más prudente, no todo está acabado.

El amor humano...
Después en vena seria, hablaremos del amor, del amor humano que se da en personas que cambian y mutan con el tiempo de convivencia y que necesariamente cambian; y en las circunstancias que, por supuesto, se da ese cambio, debe haber un concepto fundamental del amor que dé respuesta a todas las conjeturas del humano devenir... será otra ocasión.

Por ahora, mucha tranquilidad en ese duelo y desde luego un afectuoso y fuerte abrazo.

Hortensio.









domingo, 22 de noviembre de 2015

Poemas fatigados en un Plácido domingo

Tu nombre será... pasado.
Como aquellas hojas muertas,
 tu nombre será... pasado.

Y olvidaste tu promesa como tantas otras,
 ahogadas en el silencio que no es quietud,
palabras que agonizan en una tarde de verano
que esconden en tu alma el látigo del tiempo
borrando la huella perdida de tu presencia
que tendrá que resignarse al olvido en ese
foso intolerable de cansados sueños...

Sin una historia  creíble que contarle al viento
tu nombre será... Pasado, como ilusión perdida
pasión dormida en un anhelo enfermo de vacío,
"felicidad" cautiva como quimera encadenada...

Desprovistas de esas memorias usadas sobre
el sendero frío en donde se perdió tu promesa
que jamás pretendiste cumplir, veré tu partida
y por eso tu  nombre será... pasado.

                                                       
                                      Un trago a secas

Y te bebiste el trago del cansancio
al compás de las canciones viejas
melodías que se enredaron en tus
ignotos espacios de locuras rotas
trayendo recuerdos de amores idos.

Mujeres ausentes que soñaron con
la magia de sensuales besos
nostalgias y tristezas en un largo
lamento de suspiros ahogados en
el cansancio de siglos retorcidos.

Con dolores continuados y segados
te bebiste el trago del dolor a secas
sin pensar en amaneceres nuevos
 frías noches huérfanas y desvalidas.

Y silenciosamente apuraste el otro
trago para olvidar el  maldito destino,
las derrotas continuadas y los anhelos.


Fuga de amor...

Tallado en lejanías
La oscura claridad
De esa luna llena
De un estío tibio
La vio partir de su
Trasegar terreno y
Desde la memoria vacía
De tus delicadas manos
La nostalgia de tu aroma
Busco y busco la mirada
Que me dejo tu nombre
En aquel otoño gris que
Se perdió en la noche y
La tristeza de ver que con
Tu vida se fugaron todos
Mis versos de amor...



El olvido.

Mis silencios embriagados de tu vida
serán una sombra que se confunde con la noche
que se convirtió en lánguidos recuerdos
como esa luz que se fugó de tu mirada
y se disolvió en el aire de tus quedados pasos.

Entonces sabré que de verdad he muerto
y besaré sutilmente tu bella piel
simplemente como si fuera un pensamiento,
y ya no estaré aquí con mis cansados versos
para cantarlos al oído de tu tristeza ingenua.


Un abrazo que aunque fatigado, es sincero.

Hortensio.



















lunes, 16 de noviembre de 2015

A mi ahijada...

Querida Catalina:

Catalina Forero Cantor... el resto es Ella.

Dieciocho primaveras... yo también pasé por ellas y las viví intensamente (a mi manera) y ya que por Ley llegaste a tu emancipación, puedes tomar el control de tu vida, solo vístete de modestia y lograrás lo que te propongas... el resto la Naturaleza fue pródiga contigo en belleza e inteligencia.

Estas palabras escritas son mi pequeño regalo. Solo me siento como en un 'deber' de hacerte unos comentarios, no consejos... ¿con qué autoridad moral los daría? Para comenzar decirte que para mí, el libro que más me gusta de la Torá, (Tanaj) libro sagrado de los judíos ortodoxos, es El Eclesiastés, en uno de sus apartes un anciano Salomón, lo escribió a nombre de Yahvé, dice: "Muchacho (a), conoce la felicidad, mientras seas joven, y toma temprano las buenas decisiones. Elige tu camino como mejor te parezca, sin olvidar que Yahvé te pedirá cuenta de todo. No dejes que la amargura se instale en tí, ni la enfermedad en tu cuerpo: ¡juventud y cabellos negros son traicioneros!".

Cuanta razón tiene ese pequeño texto, alguien decía ciertamente y ya lo sabemos como un axioma que 'La juventud es una enfermedad que solo se cura con los años'; sí, pero es una deliciosa enfermedad en donde se dan parte de las más importantes decisiones de la vida de un ser y donde se fijan las metas de vida envueltos en sueños que alcanzar. Y ¿de la felicidad? no te preocupes pues no existe... vendrán momentos felices, no lo dudes, de eso está compuesta la vida, de malos y buenos momentos; atesora en tu recuerdos los momentos que te hicieron feliz en medio de tu Libertad, nada más, de eso depende que no seas ni nostálgica y mucho menos amargada.

De sobra sé de tu inteligencia por eso mantén siempre en tí a esa bella criatura esencialmente subjetiva que es la... curiosidad. Nunca te resignes, que es una especie de cobardía, se rebelde y ojalá con causa, en contra siempre de las injusticias que a cada paso te encontrarás; jamás te dejes alienar, ni mistificar y menos adoctrinar, es preferible la soledad de los valientes que la ingenuidad del ignorante que prefiere no pensar sino que lo ayuden a pensar... en un degradante facilismo acomodado.

Solo en el estudio y en la cultura, están lo medios del imparable progreso, úsalos y encontrarás el respeto de tus contemporáneos y en abrir un diálogo con la posteridad cuando tus descendientes te recuerden con orgullo. Ama y desarrolla el sentido común y desde luego, usa la lógica, ambas gobiernan el mundo. En todo ser humano hay un ser lógico, ese que que siempre encuentra lo absurdo en las miles de pequeñas cosas.

Comparto el criterio del gran Homero, quien hace más de cuatro mil años decía en su sencilla sentencia: "En la juventud y en belleza la sabiduría es escasa" y es cierto, hay que decorarlas con estudio, ya es hora de emprender tu culturización leyendo a los grandes autores y maestros, asimilándolos y sacando de cada uno de ellos lo mejor para fortalecer el rumbo de tu destino, no te olvides lo que Newton, repetía a sus alumnos: "Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano".

Podría escribir un nuevo "Libro de las Comillas" hablando contigo de la vida, pero no se trata de ello, solo decirte que la edad que tienes, es precisamente los años que ya no tienes y el futuro no está nacido y entonces surge una pregunta impertinente, ¿qué hacer con los años que ya no se quieren? pues, confúndelos, bailalos, repártalos, embriágalos y por sobre todo... ¡olvídalos! que crean que no eres tú.

Desde ahora, yo que no olvido mi edad provecta, empezaré a olvidar la tuya... ya lo comprenderás cuando la vida empiece a pasar efímera pero imparable rumbo al destino de encuentro con la 'gran resignación'. Mientras tanto, vive tu vida, siembra, cultiva y deja que florezcan en tu sendero miles de momentos bellos y mágicos... te los mereces.

Un fuerte abrazo repetido.

Hortensio Farwel.

domingo, 15 de noviembre de 2015

La virgen negra.

En las jornadas conocidas por la historia como "La Comuna de París" nace con el llamamiento de sus dirigentes con la siguiente proclama a los soldados del ejercito versallés: "Combatimos para evitar que nuestros hijos se vean obligados a soportar el yugo, como vosotros ahora, del despotismo militar (...) Cuando la consigna es infame, el desobedecer es un deber."


Desde 1860 nace un comité de mujeres que se llamará 'Unión de Mujeres Para la Defensa de París y la Ayuda de los Heridos' entre las fundadoras de este comité se encontraba entre otras, la institutriz, escritora y poetisa Luisa Michel, apodada 'La Virgen Negra' por ser la primera en enarbolar la bandera negra de la anarquía (socialistas libertarios) en una barricada; en este plácido domingo le recordaré contando que siendo una burguesa desistió de sus privilegios para ser libre y militar en la emancipación de la mujer... "La mujer es una fuerza  que no se puede destruir ni reducir. Se la puede desviar, pervertir, pero comprimida la mujer por un lado, la mujer se va hacia el otro con mayor intensidad y violencia. Si  no haya una salida, se exaspera, se descompone, es un exceso que desborda."

En 1871, el 17 y 18 de marzo comienza la lucha callejera y la "Virgen negra" encabeza la vanguardia de la lucha como un soldado más del batallón N° 61 de Montmartre, en las barricadas de Clamart, Neuilly e Issy y en Les Moulineaux, los sitios de mayor enfrentamientos con la milicia napoleónica, las mujeres defienden el Panteón, la calle Mouffetard, la calle Racine y en la barricada de la Place Blanche, un batallón completo de mujeres fue masacrado sin compasión. Dos meses aguantó la revuelta y los vencidos que no murieron, regresaron a la clandestinidad.

Se entregó a los 'versalleses' para salvar a su madre que había sido arrestada en su lugar y amenazada de ser fusilada sino se entregaba y desde prisión supo la ejecución de su amor y compañero Théophile Ferré, anarquista, fusilado en noviembre de 1871 y al que Luisa, le dedicará el famoso poema 'Les oeillets rouges' (Los claveles rojos.)
Vestida con el uniforme de la
'Guardia Nacional' en la Comuna de París.
La Virgen Negra, interviene ante los tribunales tras de pasar por diferentes cárceles, acude al sexto Consejo de Guerra y se niega a tener un defensor, estas fueron sus palabras finales: "Pertenezco enteramente a la revolución social y declaro asumir la responsabilidad de mis actos. Lo que reclamo de vosotros... que os pretendéis de jueces... es el campo de Satory donde ya han caído mis hermanos. Puesto que, al parecer, todo corazón que lucha por la libertad no tiene derecho más que a un poco de plomo, yo reclamo mi parte. Sí me dejáis con vida, no cesaré de gritar venganza y de denunciar, en venganza de mis hermanos, a los asesinos de esta comisión." Cuando a gritos es interrumpida por el presidente del concejo Louise Michel, replica con un fuerte grito de dignidad :" He terminado. Si no sois unos cobardes, matadme. " Fue condenada al destierro y deportada a Nueva Caledonia, de donde regresará en 1880. Seguirá luchando por los próximos veinticinco años hasta su muerte  

A su regreso a París sigue militando en mitines populares y de nuevo es detenida y enviada a la cárcel
en donde es admistiada; en un mitín es herida por un monarquista de dos tiros en la cabeza y a quien se negó a denunciar, se recupera y parte hacia Inglaterra y de regreso a Francia no dejará de intervenir en política hasta que una pulmonía reclama su vida el 9 de enero de 1905, en la habitación N° 11 del hotel Oasis de Marsella, a sus 74 años de una vida revolucionaria. Su entierro en París fue multitudinario. En una pancarta se leía una de sus famosas frases:

"Todo poder encarna la maldición y la tiranía; por eso me declaro anarquista" 

En la guerra civil española, dos batallones de brigadistas internacionales llevaron su nombre.

En una traducción libre, podemos ver su sensibilidad poética en el sentido poema que arriba comenté y dedicado a su amante Théophile Ferré y escrito el 4 de septiembre de 1871 en la prisión de Versalles...

Los claveles rojos

Si voy a dar al oscuro cementerio
arrojad sobre mi, hermanos,
como postrera esperanza,
rojos claveles en flor.

Cuando el imperio concluía
y el pueblo despertaba,
fue tu sonrisa, clavel rojo,
anuncio de que todo renacía.

Hoy floreces en la sombra
de oscuras y tristes prisiones,
cerca de la zozobra del cautivo.

Dile que le amamos
y que en el veloz flujo del tiempo
todo pertenece al porvenir.
Dile que el vencedor de lívida frente
puede morir más que el vencido.


Los claveles rojos en su tumba.

Siempre te recordaremos los libertarios, querida Luisa y tu memoria vivirá con nosotros.
Un abrazo comunero.

Hortensio.  

domingo, 8 de noviembre de 2015

El artesano de los perfumes.

¿Cómo poder dar las 'gracias' a una persona que pensando en uno, le regala un perfume, - pero no cualquier perfume, un señor perfume...- un frasco de pocas onzas de la sensual 'Habit rouge'? no lo sé, pero yo quiero que Ella sepa de dónde salió semejante delicia de perfume que fue creado en 1965 por Jacques Guerlain, quien se inspiró en las chaquetas rojas que por hábito llevan los jinetes cazadores que montan sus corceles para la faena. El perfumista es fruto de un legado de cinco generaciones de la más famosa casa en la historia de la perfumería moderna, más de 167 años de pura tradición de inolvidables aromas y perfumes; en éste plácido domingo, con las gracias a la mujer que quiere tenerme en su memoria olfativa, quiero recordar a éste perfumista, a su familia y sus aromas.

El regalo...
                                               
"Querido Jacques, te dejo y te regalo mi última creación...'Ode' que es una poesía hecha perfume, ya puedo morir tranquilo sabiendo que seguirás mi rumbo..." le decía su querido abuelo a su muerte en 1963. Su sensible y fuera de lo común, percepción olfativa, educada por sus ancestros en el arte de la perfumería y quien no permitía que nadie escogiera, examinara y menos que pudieran olerlos antes que él, ni sus productos naturales ni sus mezclas, es Jacques Guerlain, 'el artesano de los perfumes' como humildemente quiere que le digan, sabiéndose un maestro del arte.

Pero la historia se remonta al año de 1828 cuando Pierre-Francois Pascal Guerlain, fundó su perfumería en un pequeño local cerca del centro de París, y trabajó con sus dos hijos Aimé y Gabriel a quien enseñó el arte y fueron sus asistentes... para 1840 ya eran reconocidos en la alta sociedad cuando lanzaron su famosa Eau de Cologne Imperial (agua de colonia) que fascinó a la emperatriz Eugenia, quien lo nombró perfumista oficial de su Majestad. En el año de 1864 muere el fundador Aimé heredó el título de 'maestro perfumista' y las recetas básicas de su padre,  creando fragancias tan famosas en el siglo XIX como Fleur d'Italie en 1884 y Jicky en el 89  que lo elevó a la fama.

Y así llega la tercera generación de aquella familia formada por los dos hijos de Gabriel, Jacques y Pierre; el primero heredó el título de 'maestro perfumista'. Este elaboró quizá, algunas de las más famosas fragancias de todos los tiempos (según los entendidos) Mitsuoku en 1919 y Shalimar en 1925.
Jacques, en su laboratorio de París. 1956 

La tradición de la familia Guerlain, terminó con Jan-Paul Guerlain, nieto de Jacques, quien elaboró fragancias atemporales como Vetiver en 1959 y la Samsara de 1989 y el dinero que todo lo puede y la falta de interés de los nuevos herederos de ese legendario apellido por la perfumería, se vendió  a la lujosa firma Hennessy de Louis Vuitton Moet, en 1994 y Jan-Paul Guerlain se jubiló dejando el puesto de 'maestro perfumista' a una mujer extraña a la familia, la maestra Mathilde Laurent.

Cuando mis finanzas personales me sean más propicias, pienso devolver el 'detalle' con una histórica fragancia de Jacques, su inmortal Mitsuko... inspirado en el nombre japones que quiere decir 'misterio' y quien lo lleva es la protagonista de la famosa novela de Claude Farrere...'La Bataille' que más luego reseñare pues vale toda la pena del mundo leerla; sino puedo conseguir esa fragancia, me iré por su otra inmortal, Shalimar, nombre inspirado en los famosos jardines en Lahore, Pakistán y considerada (por los que saben), como la máxima creación de Jacques...  el perfume que "provoca tentaciones". Bueno...
Mi regalo...

Un grande y oloroso abrazo...

Hortensio.