lunes, 16 de abril de 2018

Pensamientos en prosa.

En éste atípico lunes... de nuevo está presente la prosa, sentida y decadente, solo para que no se pierda en el inasible y perverso olvido, que todo lo borra, que todo lo acaba...

Las memorias perdidas


'lo real que borra lo vivido...'
Pensar que ese tiempo y esa vida fue una sucesión de sencillas caídas, era una gran mentira; eso era insidiosamente vano, aparentemente trivial, vacío y profano, era todo cenizas, entre lo arcano y lo oscuro, entre lo difuso y lo real que borra lo vivido y anuncia que ya no existe, ha perdido sus únicos instantes simples que son de una crueldad no imaginada y sin embargo insistió en vivir frenéticamente en éste infierno de alcohol, de alquimia, de dolor sin desmesura, de magia y soledad... metáfora infamantemente estéril que se perdió en la memoria de una noche eterna y se transmutó en muerte al dejar su barco a la deriva. Fue un viaje irresoluto al corazón de las tinieblas inacabadas, envueltas en espirales de dolor y soledad, de hastío y desesperanza que no son sino traspiés de un destino despiadado que todo lo hunde en las arenas movedizas de las memorias perdidas.


Viejos recuerdos.


La 'loca cordura'...
Hay viejos recuerdos que nunca se olvidan, como aquellos silencios que de manera sutil evocan y callan tantas cosas que sin quererlo caen en el olvido para no dejar que aquellos momentos -antaño amados- regresen, esos tan recordados de 'loca cordura'. Entonces llega la realidad y se interpone entre mi tiempo y la melodiosa presencia de tu figura que divaga entre los espacios estrechos de mi mente que solo buscan mi muerte mientras cierro mis ojos y te veo.


Cuando grito de tu nombre.
Cuando grito tu nombre...
Cuando el eco de mi grito regresa a mis oídos, se llenan de silencio, trato de escapar de mis abismos sabiendo que la muerte me alcanzará indefectiblemente, es entonces que busco alivio y refugio en tu recuerdo amado que aún no se esfuma aunque trate de esconderse en ese horizonte siempre en llamas esperando que el ocaso se trague nuestro amor... fíjate, cuando grito tu nombre, el eco devuelve mil voces que no quieren que encuentre las letras que construyen el estallido de tu voz... ¿Qué debo hacer para encontrarte...?


Un abrazo sincero.

Hortensio.  







domingo, 8 de abril de 2018

Un bello mito de amor.

¿Qué sería la vida si no tuviéramos
el valor de intentar algo?
Vincent van Gogh.

El valor es como el amor: necesita
de una esperanza que lo alimente.
Napoleón.

En el mito griego (y en el mundo real), sólo hay un camino para llegar al inframundo: ¡Morir...! y eso estaba a punto de sucederle a la hermosisima Psique, hija del rey de Anatolia, quien despertó los celos de la inefable diosa del amor Afrodita, que envió a su propio hijo, Eros, para que le disparara un dardo envenenado que la condenaría a enamorarse del hombre más cruel y terrible que pudiese encontrar a partir de que la flecha la perforase.

Eros, bajó del Olimpo a cumplir la misión encomendada por su madre, cuando encontró a la joven y vió su gran belleza quedó prendada de Ella, la flecha la arrojó al mar y esperó que durmiera para raptarla, lo hizo y la llevó a las bellas alturas del Olimpo en forma subrepticia. Pero eso estaba más que prohibido y para no desatar la ira de los dioses, la escondió en un refugio de su palacio en el que Eros , solo se presentaba en la noche y la amaba hasta el alba, "momento en el que Eros huía junto con las sombras fugitivas". Hubo una única condición: que no preguntase quién era El.

Y el tiempo paso incontenible y Psique, empezó a añorar a sus dos hermanas y así se lo dijo al dios, quien le concedió este favor no sin antes advertirle "que eso sería su ruina", no le importó e insistió y las hermanas fueron transportadas al Olimpo durante ese espacio breve e incierto que va desde el sueño y la vigilia. Fascinadas por la majestuosidad del palacio de Eros, quisieron indagar por la identidad de su amado y Psique, terminó confesando que nunca lo había visto pues eso era lo pactado, solo la amaría en la oscuridad. Ellas sugirieron a su hermana que cuando su amado estuviese ya dormido después del disfrute del amor, encendiera una pequeña lámpara de aceite y poder verle la cara ya que pusiese ser un monstruo u otra persona indeseada que no quería que le vieran su feura...

"Psique, llevó a cabo el plan con perfecta astucia. Cuando las sombras eran espesas, y los besos y caricias se habían diluido como una tormenta que poco a poco se repliega hacia el horizonte, la joven encendió la lámpara."
La lámpara de Psique.

Eros dormía. Su rostro era de una perfección tal que 'quitaba el aliento', tal como correspondía a un dios, la imagen que veía la doncella era sencillamente celestial, era la perfección hecha una figura humana; maravillada por la hermosura de su joven amante, Psique tropezó y una gota de aceite cayó sobre el rostro de Eros. El hijo de la diosa del amor despertó indignado, con "una ira primordial, implacable, que no conoce paralelos en el corazón humano. Con el peso colosal de la decepción sobre los hombros, Eros le recordó su promesa, y luego abandonó el palacio, asegurándole que ya no volvería a verle jamás."

Desesperada por su error y consciente de su traición, rogó a Afrodita un milagro para poder recuperar el amor de  Eros; la diosa dueña de un rencor sublime, le ofrece una única posibilidad para recuperar el amor de su hijo, hacer un trabajo imposible para cualquier mortal: descender al Hades, bajar al inframundo, Ella aceptó, llena de un amor profundo y sincero, se encaminó hacia el inframundo para rogarle a Perséfone, reina del Hades, que la honrare con un cabello de su exuberante cabellera; una empresa que podría ser fatal y que solo una amante abandonada, tomaría semejante riesgo y en una aventura impredecible solo para recuperar lo perdido.

Afrodita, que siempre quería sacar partido y provecho de las situaciones así tan peligrosas, sabía que en cada cabello de Perséfone, se hallaba el germen de una belleza suprema. Para hacerse de ese cabello, la diosa le entregó a la mortal un cofrecillo negro 'como las alas de la noche' en donde debía de depositarlo con sumo cuidado, "pues la hermosura del inframundo, es letal al contacto con cualquier ser humano. Ella sabía que la única forma de entrar al Hades era muriendo, así de sencillo y de grandioso.
El beso, por Antonio Cánova 1786-1793
Museo del Louvre, París.

Psique, estaba a punto de saltar al vacío desde la altura de una torre cuando escuchó una voz algo extraña (nunca supo que dios fue el que la ayudó) le dijo que conocía un pasaje secreto que llevaba a un umbral que nadie conocía hasta el momento, la voz la guió y le dio algunas recomendaciones, así  entro a esas 'Instancias de la Muerte'... y se encontró con el terrible perro de tres cabezas llamado Cerbero a quien calmó con unos deliciosos "dulces de cebada"; cruzó la puerta del submundo y caminó en dirección de la laguna Estigia, y allí encontró, en su eterno mutismo al barquero Caronte, a quien le pagó con un óbolo de plata para poder cruzar las aguas eternas de la laguna, el último obstaculo que la separaba de la terrible diosa del inframundo.  

Al verla cayó de rodillas y le contó su angustia de amor, la reina del Hades se conmovió con tan triste historia y arrancándose uno de sus cabellos negros, se lo dio a la mortal quien abrió el cofre y allí lo depositó. Psique, retomó el camino de regreso y en un descuido el cofre se abrió, de él emergió un vapor narcótico que los griegos llamaban el Sueño Estigio, es decir, "el olvido inevitable que cae sobre todos los muertos"

Eros, quien había seguido desde el Olimpo, todas las desventuras de su amada por el inframundo y haber enfrentado a Perséfone con éxito, se presentó ante su abuelo el rey de reyes Zeus, para que él ayudara a la joven enamorada. El anciano rey conmovido por la petición de su joven nieto y conocedor como nadie de las debilidades del amor, convirtió a la joven en una inmortal, como premio a su sincero arrepentimiento amoroso y la trasladó al palacio de Eros, quien la esperaba radiante de amor y de gozo para reanimarla de la muerte con un sentido y amoroso beso...

Hasta aquí esta bonita historia de amor.



Una aclaración perceptual:



Eros, significa "deseo", de ahí la palabra erotismo, amor en movimiento, que desea, que entra en acción... Psique, significa "soplar" en un concepto puramente espiritual, es según los griegos, el "aliento que se exhala antes de morir" es el hálito que errante se pasea por el inframundo como una sombra fantasmagórica que no recuerda su pasado terrenal. En Roma, el fruto del amor entre Psique y Eros, fue llamado Voluptas, que significa placer, en éste dios se fundían las dos facetas más importantes del hombre: el deseo y el alma; de ahí la palabra voluptuosidad... Bueno, espero le haya gustado, solo me queda, por ahora, darles...

Un abrazo voluptuoso.

Hortensio.











    

domingo, 1 de abril de 2018

Susana...

En este primer Plácido domingo de primavera, primero de abril en el mundo occidental, volvemos con la poesía de Farwel, tomadas de su cuaderno "Escribo para no ser silencio"... de su escritura un 'poco encriptada' podemos rescatar estos dos poemas del año de 1978 y 1970...

Mis recuerdos idos...

Mis recuerdos..
¿Còmo perder mis recuerdos
 si son toda mi historia?
Son el refugio de mis años idos,
rescoldo de esa, mi memoria
adormesida, latente, atormentada.

Si olvido mi pasado dejaria de existir,
sembrarìa de nostalgias y tristezas
lo poco que me queda por vivir,
¿como decirle a mis recuerdos que
el olvido llegò...?

Es inutil intentarlo, da fatiga, da dolor
da incertidumbre, da soledad.
Si pierdo mis recuerdos, esos forjados con
ensueños y fatigas, pierdo mis làgrimas y mis
alegrìas esas que me hicieron soñar despierto.

Soñar con las ausencias y los amores idos que
se volvieron distancias que se volvieron dolor,
veneros de ilusiòn y sueños imposibles que
devoraron mis tiempos y mis dìas en medio de
un letargo que solo presiente un febril suspenso.

Suspenso complice de la lluvia que anuncia el
devenido trance que me lleva a los confines de
mi alma arrojada a la encrucijada de mi muerte
tejida de esos recuerdos que son toda mi historia...

                                                                Farwel 1978.




Susana...
Y acepté la promesa, esa que jamás cumplirìa
persiguiéndolo por los lugares mas extraños
en los que Él se movía en su espuria rutina,
me resistía a creer aquello de que "lo que se
perdió para siempre queda perdido" y aceptaba
que 'nada repara nada' y menos el crimen estéril.

Si fuera  menos cobarde sin dudarlo me suicidaría
para dejar de ser una vil soñadora sembrada de
ilusiones imposibles, siempre me negè a mirar
el horror de la realidad que asomaba a mis ojos,
y el desencanto por una vida de interminables
colección de pasos en falso, vacíos y vacíos...

Fracasos y más fracasos, derrotas más de las veces
auto-infringidas en una horrorosa serie de derrotas
llenas, eso sí, de tensión y de belleza erótica, todo
por ser una 'puta de mierda' que se 'encacorrò' de un 
mediocre hijo de puta, que desde su sonrisa pervertida
que me fascinaba, sucumbí a su mirada lasciva que me
jodía, que me destrozaba, que me hipnotizaba de amor.

Todo su ser me 'arrechaba' hasta provocar el más 
violento orgasmo que Él se los olìa desde la distancia
de un suspiro agónico y telúrico, así de estúpida era
tan previsible que daba asco... le salí pervertida a papá
del que siempre viví enamorada, cada vez que me abrazaba
se me quemaba el clítoris y me sentía desmayar...

No se cómo carajos acabarè, pero pienso que en los
resquisios de mi desgracia hay belleza y dolor ¿serà igual?
no lo se pero de algo si estoy segura, de nada vale en ésta
vida arrepentirse por algo que ya caducó, solo me quedan las
obseciones por 'el maldito', mis frustraciones y deseos truncados.
Lo que resiste... persiste y nada quiero hacer por cambiarlo.

                                    En un bar hablando con Susana. (1970)



Un abrazo de resistencia.

Hortensio.



domingo, 25 de marzo de 2018

Siempre contigo.

La letra es esclava
de la música.
Manuel Alejandro.

La inspiración, la idea
que aparece de golpe,
sí existe.
Rafael Pérez-Botija.

El maestro compositor...
Todo nació en una de esas tertulias de amigos al calor de unas cervezas frìas, de repente en el salón y a muy corta distancia sonó una canción a la que no pusimos atención, menos uno, el contertulio que tenía a mi derecha... tocó mi brazo y me dijo: "¿puedes oír la canción que está sonando?" y le contesté: "¿Qué tiene de raro?" y me dijo: "Esta canción me la dedicó la que hoy es mi esposa y fue la que determinó que me casara con ella, ¿puedes creer?" como ya estaba para concluir, volvimos a repetirla y la escuchamos con atenciòn y en silencio tratando de entender su letra y su melodía; se llamaba "Siempre Contigo" y la cantaba una bellísima mujer que hace muchos años conocimos como Lucerito. Su compositor era nada menos que el ibérico, Rafaél Pérez-Botija... me pareció preciosa.

"Pérez- Botija es - la mayor de las veces- el portavoz de la experiencia amorosa: quien busque un eco de sus desventuras o alegrías del corazón, no tiene más que acudir al valioso acervo de sus composiciones para encontrar consuelo por obra de esa veta inagotable de sentimiento y arte amable"

Era una promesa que me había hecho a mí mismo, publicar una entrada en éste blog, sobre la canción que el maestro español Rafael Pérez-Botija, exprofeso compuso, arregló y dirigió (letra y música) para que la hermosa cantante mejicana Lucero (Lucerito) la interpretara. En éste Plácido domingo, me propongo reproducirla..."Desde tu mismo, que te dices de una determinada canción que no va a funcionar y te equivocas; el cantante que no está convencido; la discografía y los medios que no la ven... Y el último filtro es, evidentemente el público, el único que tiene razón" decía el maestro al entregar la canción a la mejicana y Lucerito, que sì estaba convencida de que sería un éxito en su voz y en su figura, hoy en día es un clásico (mayo de 1995) y una bella canción para recordar..



Siempre contigo,
toda contigo, tuya y no más
mientras tu quieras, mientras me ames
tu me tendrás.

Siempre contigo
alma con alma, piel sobre piel.
No importa como, no importa donde,
no importa qué.

Yo te prometo que te amaré
toda la vida, quizá despues
esto te ofrezco, si tu lo aceptas
aquí estaré.

Siempre contigo
toda contigo, intemporal
par seguirte en la salud
o en la enfermedad.

Siempre contigo
alma con alma, piel sobre piel
no importa cómo, no importa dónde
no importa qué.

Yo te prometo una eternidad
de amor bonito y sinceridad
esto te ofrezco si tu lo aceptas
aquí estaré...

Toda contigo
siempre contigo
iré.


Le dije a mi amigo: "Si una mujer me dedicara una canción como ésta, con esa letra tan hermosa y con semejante mensaje, no lo dude... la amaría como nunca." Gracias, amigo por presentarme ésta pieza de amor... Pero desde luego, hay un pero: 'siempre contigo, si tu lo aceptas aquí estaré.' Por Dios, ¿quién no aceptaría estar siempre contigo ante semejante proposición?

Un abrazo por siempre.

Hortensio.

Post escriptum: Algunas bonitas frases del poema...

"Mientras tu quieras, mientras me ames tu me tendràs"

"Alma con alma, piel sobre piel"

"...te amarè toda  la vida quiza despuès"

"...intemporal para seguirte en la salud o en la enfermedad"

" Yo te prometo una eternidad de amor bonito y sinceridad"





domingo, 18 de marzo de 2018

La 'Esperanza' en política

La esperanza es
un sueño despierto.
Aristóteles.

Si no tenemos esperanza
en que el devenir será mejor, de
nada vale despertar a un nuevo día.
Farwel.
La necesaria esperanza sobre un futuro mejor...
Sí señores, así como lo están leyendo, en política los profesionales en ese cuestionado "arte" saben que éste sentimiento es parte esencial de una buena y exitosa campaña, ésta tiene, desde luego, que  venir acompañada del miedo para que produzca los frutos deseados en contra de sus enemigos de turno y tener el control social sobre una población asustada y temerosa.

Por ejemplo, B. Spinoza, define la esperanza como "una alegría inconstante, que brota de la idea (sembrada) futura o pretérita, de cuya efectividad dudamos de algún modo. Es decir, el sujeto imagina la posibilidad de que esa cosa que espera de hecho acontezca, y en la misma medida teme que no ocurra" " A la inversa, el miedo es esa tristeza inconstante que ronda alrededor de la posibilidad de que algo que esperamos que no ocurra, finalmente tenga lugar"... que claridad de criterio el de éste pensador se antaño (algo ha cambiado?).


En éste siglo 21 las llamadas 'redes sociales' plantean un extraordinario escenario para percibir lo que desean los ciudadanos en sus demandas políticas y sobre todo, sus esperanzas sobre el futuro deseado para sus hijos y sus nietos. Pero todo se limita de pasar de una justa esperanza a un miedo injustificado, ese el nombre del juego, influir en las emociones de los votantes, no con argumentos serios, lógicos y racionales, sino con promesas mesiánicas de salvación y lo peor, influir subliminalmente en los anhelos y los sueños de un pueblo que se deja manejar añorando "lo mejor" para sí y sus familias, en un 'cacareado' cambio, que nunca se ve llegar.

Es ya un viejo paradigma, el de acudir y apelar a la esperanza y al miedo, para aglutinar a sectores heterogéneos bajo su égida protectora y seguir manteniendo el poder o lograrlo para sus intereses discursivos. Por principio, ya es sabido que el miedo a lo desconocido o a "lo nuevo" como impredecible, produce más ansiedad y temor que la esperanza. Por eso la sentencia popular de "es mejor malo conocido que bueno por conocer" toma aquí, en Colombia, toda la dimensión del problema de los que insisten en mantener un 'status quo' gastado y aberrante en desigualdad social, frente a una justa reacción y de cara al cambio, que de por sí genera desconfianza y sentimiento de pérdida que a su vez degenera en temor.


A eso la derecha lo llamaría populismo, como una amenaza peyorativa, porque es peligroso y desestabilizador del régimen y el statu quo; hablar de discriminación descarada, de desigualdad social, de inequidad e injusticia, de exclusión y falta de  representatividad de las regiones, de represión por la justa protesta, eso sí que es malo, muy malo... pero desgraciadamente ahí está y 'no podemos tapar el sol con un dedo'. Toda propuesta de la izquierda es demagógica y de por sí mentirosa, hay un dicho muy diciente: "Los populistas dan soluciones falsas a problemas reales"; es hablarle al pueblo de lo que quiere oir. Pero es que nadie sabe lo que es populismo o si corresponde a la realidad de los hechos de una sociedad 'enferma' como la nuestra y en donde el mentado término se hace impreciso y complejo, sin linderos definidos y de una ambigüedad que se deja manosear o manipular con facilidad por gobernantes y líderes deshonestos que no tienen propuestas ciertas aunque duelan y sean impopulares.

Por eso se hace necesario atajar una 'candidatura populista' con vocación social  y si es de izquierda con mayor razón, con mensajes y discursos de contenido negativo, de amenazas y advertencias untadas de terror apocalíptico si se llegara a consolidar un triunfo de su opositor antagónico. Decirle populista a un líder, es descalificarlo, decirle mentiroso y lo peor, es un peligro que trata de hacer un vínculo directo con el pueblo por encima de la Ley y las Instituciones, adulterando la democracia.

Es muy triste reconocerlo, pero en Colombia, todos los políticos sin excepción, son y han sido populistas y demagogos, ya sean de derecha o de izquierda, que han recurrido al miedo, al odio, a la intolerancia y a la vulgaridad, ahora desde las redes sociales, contra su opositor para alcanzar su objetivo... el poder, sin ninguna claridad analítica.
    
¿Hasta cuando...?

Si los políticos en Latinoamérica no recurren y cuentan con el apoyo de la clase media, es muy difícil casi que imposible, obtener una victoria electoral significativa y permanente, pues es la clase que está en el justo medio entre la oligarquía y el pueblo obrero, ese que vive desmotivado, resentido, inculto que no le importa (como se ha visto en la abstención del más del 50%) lo que pase electoralmente en un país que para ellos es infame y opresor, y en eso falla la propuesta de Petro en contra de esos adoradores y aduladores de líderes 'carismáticos' (Uribe Vélez) dictadores y reyezuelos de turno, mientras que la política del líder izquierdista se enfila en solucionar eternos problemas de esa clase popular totalmente despolitizada, los derechistas asustan a su clase media, para redireccionarla hacia sus espurios intereses.

Un muchacho preguntaba a su profesor de ciencias: "¿Para qué sirven el miedo y la esperanza en la práctica política...?" la respuesta fue de un pragmatismo muy simple: "porque funcionan de maravilla". Hay un dicho tibetano: "La tragedia debe ser utilizada como fuente de fortaleza." explicaba el decimocuarto Dalai Lama: "Así que no importa cuales sean las dificultades, qué tan dolorosa sea la experiencia: si perdemos la esperanza, ese es nuestro verdadero desastre." Y el premio nobel de literatura el francés Albert Camus, decía: "Donde no hay esperanza, nos incumbe a nosotros inventarla."
Después de una gran tormenta, siempre viene la Paz.

Yo no pierdo la esperanza de que con las elecciones presidenciales del mayo próximo, el pueblo  de Colombia, sabrá elegir sin miedo y sin temor la mejor opción, para seguir con y hacia el tránsito total de la tan anhelada Paz, y si no a luchar por inventarla.

Un fuerte abrazo de esperanza.

Hortensio.







domingo, 11 de marzo de 2018

El león de Lucerna.

Esta escultura es el pedazo de piedra más
 triste y conmovedor que hay en el mundo.
Mark Twain.

El formidable felino...

T
odo monumento nace para recordar una efeméride, una historia o leyenda, desde la época de las "catedrales paleolíticas" como las cuevas de Altamira, pasando por Nínive, Babilonia y los griegos, los romanos y los faraones hasta nuestros días... el mundo, está lleno de ellos como si fuera una obligación moral y nacionalista de cada pueblo para recordar a sus héroes y sus batallas, los acontecimientos más significativos que han marcado el rumbo de la historia de cada pueblo... 

La palabra viene del latín 'monumentum' = recordatorio y en éste Plácido domingo, un monumento muy especial, "El león de Lucerna" en Suiza, monumento que fue dedicado en memoria de los famosos mercenarios que se conocían como los 'guardias suizos' y que defendiendo el palacio de las Tullerías en París, perdieron sus vidas a manos de una turba armada que asaltó el palacio y los masacró durante el incidente del 10 de agosto de 1792, en plena revolución mientras la familia real con Luis XVI y Maria Antonieta, huía por los jardines. Más de 600 guardias suizos (de los mil que componían el cuerpo de guardias) perecieron en el combate, otros 200 fueron heridos mortalmente y murieron en prisión.
El ataque al palacio de las Tullerías.

Cuenta la historia que uno de los integrantes de la guardia, el segundo teniente Karl Pfyffer von Altishofen, se encontraba pasando unas merecidas vacaciones en Lucerna cuando acontecieron los sucesos del asalto al palacio de las Tullerías y no pudo volver pues su regimiento fue disuelto. Movido por un terrible sentimiento de culpa por no estar en el combate con sus camaradas, resolvió hacer un monumento en memoria de sus compañeros caídos en París. Cuando los suizos recuperaron su independencia en el año de 1815, Pfyffer puso en acción su plan de hacer el monumento.

En aquellos tiempos vivía en dinamarca el escultor 'neoclasista' Bertel Thorvaldsen, a quien el teniente contactó y le contó la triste historia de sus camaradas, el maestro conmovido empezó a imaginar y diseñar el monumento, mientras Pfyffer, recogía los fondos para emprender la tan anhelada empresa... el contrato fue por la módica suma de 300 escudos, el resultado, un monumental león herido o moribundo labrado en la roca de un acantilado o cantera de piedra arenisca a las afueras de Lucerna (El jardín de los glaciares) , de 13 metros de largo por 6 de alto. El león mide 9 metros.
El boceto original de Thorvaldsen.

'HELVETIORUM FIDEI AC VIRTUTI'  que se puede traducir del latín como 'Al valor y la lealtad de los suizos; se lee en la parte superior del nicho en donde se encuentra el león moribundo, herido por una lanza de la cual sobresale la punta, el formidable felino, está recostado sobre un escudo en el que aparece la flor de lis, símbolo de la monarquía francesa. En la parte baja de la gruta, se pueden leer algunos nombres de los oficiales sacrificados en esa trágica efeméride.

El molde de yeso llegó a Lucerna desde Roma donde vivía el escultor y tras la ubicación de la cantera se encargó al tallador suizo Pankras Eggensschwyler, quien comenzó la obra sin poder darle la forma final pues cayó del andamio y a raíz del golpe murió una semanas después. Lo sustituyó el escultor alemán Lucas Ahorn, quien finalizó el monumento el 7 de agosto de 1821.

El monumento...

Espero les haya inquietado la historia y el monumento, el más famoso y visitado de Suiza, algún día podré estar presente y de frente mirar al 'formidable moribundo', si es que me alcanza la vida.

Un abrazo pleno de cariño.

Hortensio.










martes, 6 de marzo de 2018

Una simple carta de despedida.

En éste atípico día y como complemento de la entrada del anterior domingo, escuchen y lean la sentida carta de despedida del Che Guevara a su amada esposa Aleida March.
Aleida March...
"Amor: ha llegado el momento de enviarte un adiós que sabe a campo santo (a hojarasca, a algo lejano y en desuso, cuando menos)
Quisiera hacerlo con esas cifras que no llegan al margen y suelen llamarse poesía, pero fracasé; tengo tantas cosas íntimas para tu oído que ya la palabra se hace carcelero, cuando más esos algoritmos esquivos que se solazan en quebrar mi onda. No sirvo para el noble oficio de poeta. No es que no tenga cosas dulces. Si supieras las que hay arremolinadas en mi interior. ¡Pero es tan largo, ensortijado y estrecho el caracol que las contiene, que salen cansadas del viaje, malhumoradas, esquivas, y las más dulces son tan frágiles!
Quedan trizas en el trayecto, vibraciones dispersas, nada más. [...] Carezco de conductor, tendría que desintegrarme para decírtelo de una vez. Utilicemos las palabras con un sentido cotidiano y fotografiemos el instante.

Se acabaron los cantos de sirena y los combates interiores; se levanta la cinta para mi última carrera. La velocidad será tanta que huirá todo grito. Se acabó el pasado; soy un futuro en camino. No me llames, no te oiría; sólo puedo rumiarte en los días de sol, bajo la renovada caricia de las balas [...] Lanzaré una mirada en espiral, como la postrera vuelta del perro al descansar, y los tocaré con la vista, uno a uno y todos juntos.
Si sientes algún día la violencia impositiva de una mirada, no te vuelvas, no rompas el conjuro, continúa colando mi café y déjame vivirte para siempre en el perenne instante".

Su más famosa fotografía...

Un renovado abrazo revolucionario.

Hortensio.




domingo, 4 de marzo de 2018

Un Che Guevara... poeta.

El Che...

En éste Plácido domingo, gris y lluvioso clásico de estas sabanas andinas, lleno de efímeras nubes oscuras que presagian tormenta, desde mi refugio de Serrezuela, 'una curiosidad histórica' ver y oír a un Ernesto 'Ché' Guevara dedicado a la poesía, desde sus poquísimos ratos de paz inspirado en su revolución... 
Los invito a leer tres de las poesías del Che, que a mí más me gustan... disfrútalas.


Palenque.
Algo queda vivo en tu piedra

hermana de las verdes alboradas
tu silencio de manos
escandalizan las tumbas reales.

Hiere el corazón la piqueta indiferente
de un sabor de gafas abigarradas
y te golpea el rostro la procaz ofensa
del estúpido "¡oh!" de un gringo turista.

Pero tiene algo vivo.
Yo no sé qué es.
La selva te ofrenda un abrazo de troncos
y aún la misericordia de sus raíces.

Un zoólogo enorme muestra el alfiler
donde prenderá tus templos para el trono.
Y tú no mueres todavía.
¿qué fuerza te mantiene más allá de los siglos
 viva y palpitante como en la juventud?

¿Qué dios sopla, al final de la jornada
el hálito vital en tus estelas?
¿Será el sol jocundo de los trópicos?
¿por qué no lo hace en Chechén-Itzá?

¿Será el abrazo jovial de la floresta
o el canto melodioso de los pájaros?
¿Y por qué duerme más hondo a "Quirigua"?
¿Será el tañir del manantial sonoro
golpeando entre los riscos de las sierras?
Los Incas han muerto, sin embargo.


Y aquí...

"Soy mestizo", grita un pintor de paleta encendida,
"Soy mestizo", me gritan los animales perseguidos,
"Soy mestizo", claman los poetas peregrinos,
"Soy mestizo", resume el hombre que me encuentra
en el diario dolor de cada esquina.

Y hasta el enigma pétreo de la raza muerta
acariciando una virgen de madera dorada:
"es mestizo este grotesco hijo de mis entrañas".
Yo tambien soy mestizo en otro aspecto:
en la lucha en que se unen y se repelen
las dos fuerzas que disputan mi intelecto
las fuerzas que me llaman sintiendo en mis vísceras
el sabor extraño del fruto encajonado
antes de lograr su madurez de árbol.

Me vuelvo en el límite de la América hispana
a saborear un pasado que engloba el continente.
El recuerdo se desliza con la suavidad indeleble
con el lejano tañir de una campana.


Vieja María.

Vieja María, vas a morir.
Quiero hablarte en serio.
Tu vida fue un rosario de agonías completo
no hubo un hombre amado, ni salud, ni dinero
apenas hambre para ser compartida.

Quiero hablar de tu esperanza,
de las tres distintas esperanzas
que tu hija fabricó sin saber cómo.

Toma la mano que parece de niño
en las tuyas pulidas con el jabón amarillo
refriega tus callos duros y los nudillos puros
en la suave vergüenza de mi mano de médico.

Escucha, abuela proletaria
cree en el hombre  que llega
cree en el futuro que nunca verás.
Ni reces al dios inclemente
que toda la vida mintió tu esperanza
no pidas clemencia a la muerte.

Para ver crecer a tus caricias pardas
los cielos sordos y en ti manda el oscuro,
sobre todo tendrás una roja venganza
lo juro por la exacta dimensión de mis ideas.

Tus nietos vivirán, la aurora
muere en paz, vieja luchadora.
Vas a morir vieja María;
treinta proyectos de mortaja
dirán adiós con la mirada
el día de estos que te vayas.

Vas a morir vieja María,
quedarán judas las paredes de la sala
cuando la muerte se conjugue con el asma
y copulen su amor en la garganta.

Esas tres caricias construidas de bronce
la única luz que alivia tu noche
esos tres nietos vestidos de hambre
añorarán los nudos de los dedos viejos
donde siempre encontraban alguna sonrisa.

Eso era todo, vieja María.
Tu vida fue un rosario de flacas agonías
no hubo un hombre amado, salud, alegría
apenas el hambre para ser compartida
tu vida fue triste vieja María.

Cuando el anuncio de descanso eterno
enturbia el dolor de tus pupilas
cuando tus manos de perpetua fregona
absorban tu última caricia,
piensan en ellos... y lloras,
pobre Vieja María.

No, no lo hagas
no ores al dios indolente
que toda una vida  mintió tu esperanza
ni pidas clemencia a la muerte,
tu vida fue horriblemente vestida de hambre
acaba vestida de hambre.

Pero quiero anunciarte
en voz baja y viril de las esperanzas
la más roja y viril de las esperanzas
quiero jurarlo por la exacta
dimensión de mis ideales.

Toma esta mano que parece de niño
entre las tuyas pulidas por el jabón amarillo
refriegas los callos duros y los nudillos puros
en la suave vergüenza de mis manos de médico.

Descansa en paz, Vieja María,
descansa en paz, Vieja Luchadora,
tus nietos todos vivirán la aurora,
LO JURO.



Un abrazo revolucionario!!

Hortensio.













domingo, 25 de febrero de 2018

¡Pensamientos en prosa...

Un día gris y frío sobre ésta bella sabana de Bogotá y en medio de un Plácido domingo que invita al descanso, la lectura y la meditación; yo simplemente escribo algunos pensamientos en prosa...


Cuando ya no te tenga, besaré tus recuerdos y recitaré tus palabras en mi memoria -siempre lúcida-, esas palabras que nunca dijimos porque nos ahogaban, pero no lo dudes renaceré y tomando de la mano tu sombra caminaré hasta ese paraje lúdico que solo los dos conocíamos cuando extasiados mirábamos la luna de octubre que tanto nos gustaba. Hoy que la miro en medio de mi soledad, solo siento que ella me devuelve el alma que me quitó ese injusto silencio que se volvió quimera.




Un día cualquiera se me hizo difícil versar, ¿cómo no hacerlo ante semejante paisaje bucólico hecho poesía que me extasió de belleza cuando asomó a mis ojos ya cansados de llorar tu ausencia...? Al intentarlo nada rimaba, no tenía métrica ni cadencia melodiosa alguna, eran versos raramente indispuestos y de dudosa elegancia, fatuos, cursis y decadentes, alejados de toda ortodoxia... Cuando los recité en voz alta, frente a la montaña y al viento como testigos mudos, simplemente me sentí libre y qué crees, amor... me gustaron.


Cuando el eco de mi grito regresó a mis oídos, en segundos se llenaron de silencios, traté de escapar de mis abismos, sabiendo que la muerte estaba por alcanzarme indefectiblemente; entonces busqué alivio en tu recuerdo amado que aún tercamente se niega a morir y aunque trate de esconderse en el fango de un horizonte en llamas que anuncia el ocaso que se tragará por completo nuestro desvencijado amor, renace con la primera estrella titilante que aparece en el horizonte al morir el sol. Y de nuevo grito tu nombre, fíjate, ese eco me devuelve mil voces que no quieren que encuentre las letras con que construir el estallido de tu voz... ¿Qué debo hacer para encontrar tu nombre...?


Hay viejos recuerdos que nunca se olvidan y eso es verdad, es como aquellos silencios que de manera sutil muy quedos evocan y callan tantas cosas, de esas que sin quererlo caen en el olvido para no dejar fluir esos pensamientos antaño amados y llenos de esa loca 'cordura' que no hace más que asfixiarme. De repente llega la cruda realidad y se interpone entre mi tiempo y la sensual presencia de tu figura que divaga entre los estrechos rincones de mi mente. Entonces solo busco la muerte mientras cierro mis ojos y voy a tu encuentro.


Un abrazo alejado de prevenciones...

Hortensio.