domingo, 18 de febrero de 2018

Venganza!!

El recuerdo es el único argumento
que vence a la muerte.
farwel.

Morir con nostalgias,
es la peor forma de morir.
farwel.
Plácido domingo éste en el que escribo esta crónica en prosa de algo que sucedió en la vida real y que 'un por cierto' lo viví de cerca por ser amigo del protagonista del insuceso jurídico que se suscitó que desde luego fue fallido por una justicia ineficiente y demasiado garantista...

Clamando Venganza (Guayasamín)
***
Su corazón estaba infectado de odio... por sus venas corrían torrentes de ira que sólo necesitaban una pequeña gota de egresión para explotar en una violencia incontenible, quería humillar, maltratar y herir a sus odiados enemigos, quería salirse de madre, había perdido la dimensión y la proporcionalidad del dolor ajeno y los conceptos de justicia y equidad.

Era la transgresión de una impotencia impuesta por la ley, y eso lo llenaba de asco, de angustia e indignidad, al ver como se protegía a los asesinos para poder darles garantías procesales y eso está bien hasta ahí; los jueces, fiscales y las normas habían fallado, si un fallo precario y famélico que favorecía a unos animales sanguinarios, asesinos, violentos y lujuriosos.

Nó, la ira no se puede contener con los puños cerrados y los dientes tan apretados que crujen hasta el dolor, tenía razón Hammurabi con su "ojo por ojo"... da paz y una maldita resignación que llena todos los poros del alma; no podía esperar, no era joven y las malditas alimañas sí. No tenía la virtud de la paciencia y los años pasaban vislumbrando un fétido olor a impunidad. Quizá entendió allí y en ese asqueroso momento del fallo, que tenía que actuar de la forma más irracional e inteligente que pondría a prueba toda su experiencia vital, ese sería su destino, taciturno y obsesivo, atroz y sanguinolento, un susurro en su interior le golpeaba sus oídos y taladraba su cerebro: "No te arredres, no desistas, ve por la venganza.
Morir lleno de nostalgia por no haber actuado, sería la peor forma de morir y lo peor, sin paz interior. Lo que hicieron con él y su familia era una ignominia, la más grande metáfora de la infamia, sólo sospecha oscura de injusticia, es mutismo con fatalidad, es sórdida espera plena de angustia, y los días van pasando de la mano del ángel vengador que no encuentra el umbral de su deseo, sabiendo que es una quieta mentira aquello de justicia (humana o divina).

Un día escuchó de Maquiavelo: "A ningún hombre se le debe menospreciar hasta el punto de creer que, por injuriado que sea, no pensará en vengarse a costa de los mayores peligros, aún el de perder la vida." y él la tenía empeñada aunque le fuera en ello la vida misma. Y no solo será una venganza, sino un sincero e inmenso acto de justicia; decía Farwel: "la venganza  tiene un deber ineludible: ser bella". No hacer nada, fuera de frustración produce náuseas. 

Y el vengador actuó. La idea obsesiva cobró forma, supo esperar, los asesinos y violadores de su pequeña hijita salieron de la 'ergástula' para encontrar la verdadera justicia... las gentes del barrio ven pasar a dos seres amorfos en sendas sillas de ruedas rumbo al hospital cada tres días para hacerse una 'hemodiálisis' y en voz baja susurran y se aconsejan: ¡se lo merecen! La coja justicia había llegado aunque por otro camino.

El ÁNGEL DE LA VENGANZA.

Aclaro... no es apología.

Un abrazo sin nostalgias.

Hortensio. 

   










domingo, 11 de febrero de 2018

Èl..."Hay Silencios que Gritan"

En éste Plácido domingo, de por sí hermoso y soleado día de un extraño verano tropical, hablaré de Él... ese que denunció la periodista Claudia Morales, de haberla violado en días pasados y que ha encendido la más agria de las polémicas, no solo por la infamia del acto sexual no consentido, sino por la clase de personaje que según ella acometió la agresión. Entonces me puse (rápidamente) a barruntar sobre los personajes principales de ésta nueva "telenovela" criolla...
Ella...
Ella, una conocida periodista de medios, quien movida quién sabe porqué sentimientos o si fue presionada bajo qué intereses (aunque lo niegue) en un mal momento (o bueno?) tan movido políticamente y tan polarizado, lo denuncia para salir con semejante bomba en contra de Él: "Ella que siempre tiene fuerza, la pierde, aprieta los dientes y dice que va a gritar. Él, le responde que sabe que no lo hará. La viola. La protagonista de la historia soy yo y al violador lo seguiré llamando Él. sostiene. A mi violador ustedes lo oyen y ven todos los días, a quien ningún escándalo lo afecta... es capaz de muchas cosas... ha demostrado que nada de lo que ocurra a su alrededor le puede hacer daño, ya que tiene todo el poder para salirse con la suya".

Los hampones como los vampiros se alimentan del miedo de los débiles y las víctimas escogidas, Domicio Ulpiano, el gran jurista romano (170-228 d.C.) quien fue víctima del emperador Heliogábalo, prefirió callar e ir al exilio, que denunciar al emperador por asesino, travesti, loca y déspota; 'apenado' por su actitud y cobardía, profirió esa célebre frase de contenido puramente jurídico: "El silencio de los inocentes es el triunfo de los victimarios". Él, que se consideraba inocente de los cargos imputados, calló, guardo silencio, y desde aquella lejana época se acuño la famosa sentencia popular: "El que calla otorga".

Él, es un individuo bien conocido y hasta estudiado en lo que es su perfil psicológico y hasta psiquiátrico, por varios y connotados psiquiatras y psicólogos colombianos, dicen que: "Es narcisista, egocéntrico, megalómano y resentido". De Él se ha dicho casi todo, es un hombre de odios y amores extremos un ser 'anti-principios' nefasto y corrupto que algún día tendrá que caer en manos de la justicia, pero como es un genio de la impunidad, si evade ésta deleznable justicia Colombiana, la historia -que no perdona- lo juzgará y lo condenará para la posteridad...

Él, y sus esbirros (anacrónicamente sirvientes ciegos y sordos= fanáticos) especialistas en silenciar a sus enemigos no importa el método, en chuzar, pues el que maneja la información lleva las de ganar, expertos en perseguir, desacreditar y sobretodo en atemorizar, eliminan a sus opositores, -léase traidores- como aquel Amigo, íntimo que no estuvo de acuerdo con algún hecho promovido por Él y se opuso... en extrañas circunstancias muere en un accidente aéreo. De ésta magnitud es el violador de la periodista.

La impunidad perdura aún en el olvido.

Amparado en un "gran prestigio" ama el poder y el dinero, juega con hacer daño y mantenerse impune, la democracia es la de Él y lo que piensa, lo demás muerte... es el característico psicópata bipolar (si así decir se puede) es encantador y muy fino, hasta suave -parece seminarista- por lo que genera confianza, es culto y muy educado cuando trata a la gente, pero tenganle miedo a sus pataletas asesinas; es un 'príncipe', pretende demostrar un entorno familiar de amor y comprensiòn; es el gran manipulador, ese que carece de escrúpulos y hace el mal sin sentir la más mínima culpa de dañar a quien considera sus opositores; sus fechorías político-económicas las planifica con gran ingenio pues es un excelente confabulador, así son las mentes criminales.

A Ella, quiero recordarle que una rata acorralada es impredecible y no se sabe cómo va actuar, y fue una severa idiotez lo que hizo al denunciarlo en éste mal momento donde las pasiones políticas están 'al rojo' por el proceso electoral, traerselas de valiente no fue lo más inteligente... ¿no midió las consecuencias? y aunque sí midió a su agresor, le faltó cálculo y oportunidad para que su delito no quedara impune, como parece que será según su costumbre; ahora se equivoca rotundamente si cree que o piensa que al no nombrar a el violador, eso la pondrá a salvo y en sombra segura, qué equivocada está, un personaje de la calaña de Él, no está quieto (aunque por ahora le conviene) como felino asesino se encuentra al acecho y en silencio, hasta ver la ocasión exacta para atacar a fondo y reclamar su presa calladamente y sin inmutarse. Una mente criminal y canalla, no deja cabos sueltos.



Callarse por miedo es cobardía -y cada quien es dueño de sus miedos- o falsa prudencia, que es inmoral, ya que está cohonestando un delito considerado de los más graves, alguien 'anònimo' decía: "si alguien no se queja ante un delito, algo anda mal" y parodiando a Shakespeare: "¿Es mejor ser rey de tus silencios que esclavo de tus miedos?". El pueblo sentencia cuando saben algo con certeza: "Huevo es y gallina lo pone", en definitiva, Hay Silencios que Gritan.

Hoy no hay abrazos.

Hortensio.

Post scriptum:
Hay una nueva palabra la cual vale la pena indagar en su definición y su etimología, Ezquisotìmia: dícese del individuo que padece de frialdad en su comportamiento obsesivo, que no le importa el padecimiento de sus víctimas.





domingo, 4 de febrero de 2018

Algunos escolios y pensamientos.

En este Plácido domingo, algunos pensamientos, sentencias y escolios del libro "Citas en la memoria" de Farwel...

1º.- ¡Carpe Diem! porque algún día lo será...

2º.- Ver al paso de los años a una persona que amaste en su momento, es como volver a releer  un libro que marcó su vida.

3º.- Ante los avances de la ciencia nos es permitido el lujo de acariciar esperanzas que nos invitan en pensar de otra manera.

4º.- ¿Que se puede esperar de un eco...? nada, porque es el original que lo emitió lo que vale...

5º.- La duda majestuosa se pone a prueba con el solo pensar... ¿que encontraré a la vuelta de la esquina?

6º.- Robert Natan, sentenciaba que no hay en nuestro planeta, distancia más remota que el ayer, pero Farwel, aceptando la idea complementaba que: ese ayer se puede traer al presente con la velocidad de la luz de un recuerdo guardado en el ayer lejano de la memoria.

7º.- No alcanza una vida por larga que ésta sea, para explicar lo que hace La Naturaleza, por nosotros...

8º.- La insondable combinaciòn del dolor y la "felicidad", si la entiendes, te llevará inexorablemente a encontrar el verdadero amor...

9º.- Dos profesores eminentes discutían sobre el propósito de la educaciòn... El uno dijo: "El propósito es el de infundir principios". El otro le refutó: "No, la educaciòn es para aprender a manejar ideas y conceptos" ¿Quien los entiende? Ahora comprendo porqué sentenciaron a muerte a Sòcrates, por impío.

10º.- Toda convicción tiende a volverse prejuicio.


***

11º.- Puedes tratar de controlar el futuro con planificaciòn, pero lo cierto es que la realidad termina siendo que la vida está determinada por eventos de poca probabilidad...

12º.- Periodista estúpido: criticar es fácil... ¿por qué no asume los riesgos y los costos asociados con una toma de desiciòn? deme una solución responsable que nos saque de esta disyuntiva.

13º.- El trabajo nos da una verdadera recompensa que no son ni la acumulaciòn de riquezas ni glorias... es el cansancio. Es estar cansados al final de la jornada, y habernos ganado el derecho al reposo. 

 14º.- Una bella utopía, permanecer maduramente como niños, que es la única manera de ser "felices".

15º.- ¿Habrà algo más destructivo que una obsesión por una verdad tenida por absoluta?... fanatismo.

16º.- Miremos al mundo, dominado por verdades absolutas y dogmatismo estériles, obseciones y crímenes como consecuencia de fanatismos...Oh mi dios ¡què estúpida ignorancia!   

17º.- Tenía mucha razón el juez de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos, Oliver Wendel Holmes, cuando decía pleno de convicción: "La certeza conduce a la violencia"... solo basta mirar al mundo, a los fanáticos con sus dogmatismos de todos los matices para darle toda la razón.

18º.- Hablando de tauromaquia, los riesgos del diario vivir son como comezar la faena a ¡portagayola! recibiendo al toro a ciegas y de rodillas en la puerta sin saber que toro le va a salir.

19º.- El pseudo drama de la burguesía siempre desemboca en inanidad y en un terrible tedio existencial, por demás asfixiante.

20º.- Hay que ser puntuales por que es 'pecado' y es violación al tiempo del otro...


Un simple abrazo.

Hortensio.



























domingo, 28 de enero de 2018

No todo está perdido

El perdón es el agua que extermina
 los incendios del alma.  (Anónimo)

Perdona siempre a tu enemigo.
No hay nada que le enfurezca más.
(Anónimo)


¡El perdón...!
Es verdad sentida y necesitada... No todo está perdido, y en éste Plácido domingo, lo he pensado
 con la confianza que me nace del corazón y el corazón me domina en estas horas aciagas por las que transita La Patria, por culpa de los radicalismos que se campean a sus anchas, en donde cada vez las posiciones políticas son más enconadas y polarizan el espectro ideológico - si decir así se puede- que se va difuminado entre la corrupciòn y la polarización de bandos antagónicos corroídos por el odio populista y los intereses personalistas de caudillismos caducos e innecesarios que se alimentan de los resentimientos de clase insensatos y en medio de un contexto económico difícil...

Yo confieso, que desde mi 'zona de confort' miro con preocupación ese cocktail tóxico y peligroso cuyos ingredientes son... el descontento político, la corrupción a todo nivel, el extremismo político y la crisis económica, verdadera bomba que tenemos que tratar de desactivar los que nos nos hemos contagiado de esos radicalismos idiotas o hasta imbéciles que nos llevaràn a una sin salida que no deseamos, para nuestras familias, hijos y nietos, y basados -eso sí- bajo el influjo transformador de la moral, autodeterminación, la justicia y la libertad... ¡Sin Suspicacias!

Ni una lágrima más por
ésta absurda guerra.

Ya es suficiente la negra y asquerosa, larga y dolorosa lucha por mantener esta frágil democracia; ahora es tiempo del cambio sincero en la política, en la economìa y en lo social, sin reconocer ningún tipo de infames privilegios de clase, de raza, de religión y mucho menos privilegios de fortuna, defender los derechos constitucionales del ciudadano y las relaciones sociales (¿serà posible?)

De muchas víctimas y desplazados, que conozco he aprendido que la única salida a esta infame guerra sin sentido (como todas  a través de la historia) no es más guerra, que no es derrotar al enemigo con más bajas o muertes entre hermanos, se puede salir de éste ciclo autodestructivo que genera el odio, con la sola idea sana del perdón, sin la soberbia del que fue ofendido y la humillación del victimario 'indultado y reinsertado a la sociedad'... solo Perdón simple y llano como la misma palabra y sin guardar el enfermizo rencor que amarga y degenera en más odio.

El luto por una pena y un duelo...
saber perdonar
es liberar el alma de angustias y dolor.

De un autor desconocido he podido leer: "Perdón: palabra acuñada por alguien que quiso con el corazón reparar un daño." ¿Porqué es tan difícil perdonar y superar la culpa, el odio y el rencor? Perdonar, lo han dicho muchos humanistas, es "liberar de la deuda a las emociones ligadas al recuerdo de la mala experiencia" es liberar el alma de ese odio continuado y enfermizo que nos causó el daño, ese que nos dio tanto dolor; perdonar es un acto de nobleza voluntaria, el olvido es muy personal e involuntario en su proceso. Es razonable y muy conveniente desechar esa creencia que detrás del odio y el rencor, escondido está siempre y sin excepción, el juicio pernicioso de que uno es mejor que la persona que nos ofendió; recuerda, no todo está perdido... ¡Perdonar no es olvidar, sino recordar sin que nos duela!

El perdón rompe cadenas, libera el alma...

Un abrazo pleno de reconciliación.

Hortensio.













jueves, 25 de enero de 2018

Pensamientos en prosa...


En éste atípico y soleado jueves, dos "Pensamientos en prosa"... Ya dejé de ser El aroma de las horas muertas, que es una poesía, en una variación imperceptible transmutada en prosa de 1978 y una pequeña esquirla...


Esquirla Nº. 45

Todo lo bello se llena de tristeza,
qué triste es la vida...
qué triste es la vida de los demás,
que triste mi vida...
marcada por la caducidad.


***

El aroma de las horas muertas.

(en una variación)

Las horas que murieron en el olvido...

El aroma de las horas muertas traen tu recuerdo a mi almohada, la lluvia que se oye de lejos como una melodía muda y monótona que me hizo pensar y añorar esa noche transmutada de realidad en donde nuestros cuerpos llenos de silencios lujuriosos  fueron arrullados por la lluvia tempestuosa que se cernía sobre la ciudad; gemíamos de dolor idílico, pausado y febril, matando las horas amándonos, soñando y pensando mientras el vendaval arreciaba. Todo impedía traspasar los umbrales de mis penas, de mis vivencias, de nuestros besos y caricias, los abrazos sin esperanzas, en espera inútil porque cese la tormenta que añoro eterna para que la pasión no muera y tengas que partir. Y de nuevo a llorar la pena en donde sembramos tanto amor, porque sin tu silueta aromada de tristezas, siento a cada instante que mi lastimera existencia fenece al sentir tu ausencia que presiente finales cuando me dices "Te quiero". Entonces pasa la lluvia y tienes que partir porque eres de otro y aunque no siempre  prime la razón, hay una familia a la que debes ternura y respeto, es un sagrado deber que comprendo pero que no acepto y aunque eso poco importa, me quedo con el aroma de las horas muertas que me dejan sin minutos ni momentos en lo que fue nuestra breve historia de amor.

***

Ya dejé de ser.


Desaparecí en la niebla espesa del olvido...

Hace mucho tiempo dejé de ser, ya no soy yo pues desaparecí en la niebla espesa del
olvido donde no hay lugar para el pasado que se quedó en los pliegues del tiempo, difuminando el frío presente y abortando toda idea de futuro... Pero algo de ese tiempo queda aún, desgranando los tiempos idos y tratando de mallar las horas muertas que permanecen deshechas en el fondo del alma
en donde se fraguó el odio y el desamor, el miedo y las miserias ensombrecidas de ignominias y pasividad , soberbia pisoteada por la vejez y la enfermedad. Por eso hace mucho tiempo dejé de ser, al tener la certeza de que cualquier oscuro día de invierno mi camino terminarà al esperar en medio de su ausencia el tañido amoroso de una lejana campana que llora anunciando el ángelus y mi muerte.


***

Claribel...

Y quiero rendirle un sentido homenaje a Claribel Alegría, la gran poetisa Nicaragüense- salvadoreña, quien acaba de morir a sus 93 años. Qué mejor para tenerla en nuestro recuerdo que una de sus poesías - una de las que a mí más me gusta- y que Ella intituló:

lamentación de Ariadna.

No te pierdas, Teseo
vuelve a mí.
La playa está desierta
tengo los pies sangrientos
de correr en tu busca
¿serà que me engañaste
dejándome dormida en ésta isla?

Perdòname, Teseo
¿recuerdas nuestro encuentro?
amor eterno me juraste
y yo te di el ovillo
y volviste a la luz
después de haber destruido
al minotauro.

¿Te secuestró algún dios
sintiéndose celoso?
No me inspiran temor
ni Poseidòn
ni Zeus
es fuego mi ira
y se alzará
hasta el cielo.

Vuelve, vuelve
Teseo no te pierdas
en los laberintos
de la muerte
anda suelto
el ovillo de mi amor
atràpalo, Teseo
vuelve a mí
soy tu tierra
tu luna
tu destino.
Clava en mí tus raíces.


***


Un abrazo pletórico de recuerdos...

Hortensio.

















 



domingo, 21 de enero de 2018

De rodillas ante mi muerte...

En este Plácido domingo, dos especiales poemas Farwel tomados de sus cuadernos y "desencriptados" para el Blog del 'Canalla Bueno' con la novedad de que empiezo a publicar sus más recientes poemas, ya de éste siglo... este poemario lleva el nombre de: "Acariciando la muerte" del año 2010.   
Vencido ante la muerte...

De rodillas ante mi muerte...
De rodillas en la orilla de mi muerte,
desnudo como debe ser sobre el tiempo,
su presencia se siente ahí, leve y sutil,
presagio de eterna soledad desvelada
por siglos de naufragios malqueridos
y ausencias espurias no deseadas...

Espacios dormidos que despiertan
con el atroz ruido del relámpago fugaz
de la vida que con sus vientos apagados
y sus lágrimas con sabor salobre a tormenta,
miran con sus descarnados ojos la cara
inefable del Tanathos servil que corta
un mechón de mi pelo para dárselo
al barquero, que siniestro cumple con
su lúgubre y eterno horario de nieblas
renegadas que muerden las entrañas
como un esmeril al cruzar la laguna
Estigia con sus negras aguas azufradas.

Trémulo vislumbro la tiniebla sellada
por feroces puertas cribadas de humedad
y verdolaga lama de donde no se regresa
jamás; pero aún así y como si fuese una
paradoja, siento una Paz tan mayestática
que me entrego con amor y resignación
a los siglos eternos que abiertos pasarán.

                                         Farwel 2010
   

***

 El aroma de las horas muertas.
las horas muertas de Dalí...
El aroma de las horas muertas
traen tu recuerdo a mi almohada,
la lluvia que se oye trémula a lo lejos
como una melodía muda y monótona,
me hace pensar en las noches transmutadas
de realidad que vivieron nuestros cuerpos
cuando se llenaban de silencios lujuriosos
arrullados por la suave lluvia tropical,

Bellos instantes que nos hacían gemir de
dolor idílico pausado y febril matando
las horas amándonos, jugando al dolor,
pensando y soñando mientras el vendaval
arreciaba sin poder traspasar los umbrales
de mis penas, de mis vivencias, de nuestros
besos y caricias, con esos abrazos sin esperanza
que presentían y presagiaban un lamentable
adiós...

Y en esa espera inútil de que la tormenta
-que añoro eterna- amainara, nuestra pasión
aumentaba en amor y tristeza por la partida
cruel que nos separaría para siempre y de nuevo
a llorar la pena en donde sembramos tanto amor.

El nido vacío quedará y tu silueta aromada con
tus lágrimas de angustias y tristezas, traerán a
mi lecho la certeza de que mi lastimera existencia
fenecerá al sentir tu ausencia que presentía finales
cuando llorando decías que sería tu "amor eterno".

Entonces cesó la lluvia complice con la que tenías
que partir porque ya eras de otro y aunque no siempre
prime la injusta razón, hay una familia a la que le debes
ternura y respeto, en un sagrado deber que comprendo
pero que jamás aceptarè y aunque eso poco importe,
me quedo con el aroma de las horas muertas que dejarán
sin minutos mis adorados momentos que viví en ti...

                                                                Farwel 1978


Con un abrazo de ¡nostalgia pura!

Hortensio.








domingo, 14 de enero de 2018

El valor de lo negativo.

Cuando solo se piensa en positivo,
sin lugar a dudas se está creando lo
negativo para luego atacar.
Farwel.

En éste Plácido domingo de enero, acompañado por una fuerte 'granizada' regalo del fenómeno de la "la Niña", un tema que aunque polémico, no es menos cierto que es un hecho innegable y real: El valor de lo negativo, en nuestras vidas, en nuestras rutinas y nuestro devenir.

Sin el negativo no funciona el positivo...
Todo en la vida de los seres humanos gira en torno a esa eterna dualidad... lo negativo y lo positivo. Pero, eso de querer pensar -siempre y como un deber -de manera positiva, se nos ha convertido en una obligación que no tiene sentido alguno y eso nos vuelve vulnerables, pues no estamos ni estaremos preparados para cuando las cosas indefectiblemente salgan mal (negativo).

¿Quien fue el idiota "genio" que dijo: "La mente debe estar en un incesante optimismo y luchar a
través de mantener creencias positivas acerca del futuro"; yo si sé quien lo dijo pero, no quiero recordarlo porque al final de sus días renegó de todas sus posturas positivistas y pidió disculpas por su doble moral, por lo menos enmendó con una gota de honestidad el reconocer que perdió bellos  e importantes momentos por no ver la parte negativa a la que se exponía. 

Entonces, nuestras vidas son como las baterías que no funcionan sino tienen un polo negativo con otro positivo y esa dualidad al no aceptarla como es y como viene, crea incertidumbre y sufrimiento... alegría y tristeza, la vida y muerte, la luz y la oscuridad (nótese que siempre se coloca primero lo positivo y en segundo plano lo negativo) el bien y el mal, lo santo y lo profano, la riqueza y pobreza, la salud y la enfermedad, lo bello y lo feo; así me haría interminable en antónimos negativos a los que hay que combatir con actitudes siempre positivas, en una eterna lucha como si uno tuviese "a la brava" que acabar con el otro... un simple axioma : "Lo positivo jamás acabará con su negativo" ¿se imagina a ese Dios sin tener a su Satán a quien combatir por toda la eternidad? es como acabar una guerra con más guerra, nunca acabaría; es como acabar la oscuridad con más oscuridad y así siguen las interminables preguntas...
La soledad, puede ser negativa o creativa...

Una importante me surge: ¿qué de malo hay en nuestras imperfecciones y singularidades vistas desde el punto de vista y la 'escala de valores occidentales' de perfección y belleza? otra: ¿Porquè luchar tanto (a veces toda una vida) por esconder lo que creemos que es feo, malo o negativo? y al contrario, no empezar a vivir con eso, con lo que se tiene, que es muy suyo y hasta bonito y positivo, se puede convertir en un grave problema negativo. A mi me gusta ese clásico de la literatura infantil que se ha llamado "La bella y la bestia" sin cirujanos plásticos mercantilistas. ¿En dónde queda el "Principio Universal de la Aceptabilidad de los Contrarios"? 

Cuando no nos aceptamos como somos, comienza la tan mal llamada 'angustia existencial' que siempre termina mal. No podemos pretender luchar 'positivamente' contra esa angustia si no aceptamos que andamos negativamente mal de percepción; los A.A. tienen por principio y al comenzar sus charlas de presentación, dar la palabra al enfermo quien ceremonialmente dice: "Me llamo 'fulanito de tal o cual' y soy alcohólico" (negativo y malo) pues el pensamiento positivo tiende a la no aceptaciòn. ¡No quiero ser viejo (a) para eso está la cirugía plástica y el botox y tantas argucias cosméticas, para evitar verse viejo y feo que es negativo y al contrario, luchar contra la Naturaleza, con lo que se tenga a mano para no avergonzarse, hay verse joven y bonito que es lo positivo. ¿Porquè tratar de ocultar lo que es normal y consustancial a nosotros, por darle gusto a la vanidad que se encuentra en la cima de la precitada 'escala de valores' impuesta por una sociedad racista, canalla e infame?
En una entrada anterior que llamé "Qué de malo hay en tener miedo" (6/4/2016) sí, miedo como máxima expresión de lo negativo, me refería que si no tuviésemos ese pensamiento tan negativo y como una de nuestras emociones primarias, andaríamos muy mal pues eso tan negativo nos ha permitido perpetuarnos como raza humana" ya que es la advertencia de peligro por excelencia y terminaba esa entrada con la sentencia magistral de  Burke: "El miedo atento y previsor es madre de la seguridad" esa que buscamos para protegernos de lo malo y negativo y que es uno de los pilares para poder ser y pensar en positivo.

¿Que de negativo tiene no ser bonito, blanco, alto, 'ojiclaro', atlético, que es lo positivo? y ahora, ¿Es una obligación canalla ser feliz porque eso es lo positivo? yo conozco misántropos, que a su manera son más felices que esos que buscan esa felicidad canalla por todos los medios y son desgraciados por que no la encuentran cuando la desean o creen tenerla, mientras que en la misantropía hay realidad, certezas y honestidad, posturas claras que dan tranquilidad y son muy positivas con su parecer de vida, inaceptable para los gurús y pontífices del positivismo (conste que no he hablado de filosofía); dejamos de ver la belleza y tal vez incluso el potencial positivo de lo negativo - ¿paradòjico, verdad?

Que de negativo hay en ser viejo??

Hay que huir de lo negativo como si fuera la 'peste negra' porque lo positivo ha de ser la no aceptación de lo que se pueda definir como negativo e imperfecto y aunque haya positivistas que ya aceptan que no hay nada perfecto -excepto La Naturaleza- y menos nuestros cuerpos acosados por el medio ambiente, la miseria, las desigualdades, enfermedades y los accidentes que dañan nuestra endeble 'carpintería ósea'. ¿Qué de malo tiene mirar a la cara lo negativo como una realidad que al no ser aceptada por la mente positiva, de todas maneras ahí estará como estará el mundo cuando positivamente o negativamente lo abandonemos? para terminar lo decía con mucha claridad el maestro Jeff Foster: "El pensamiento positivo no sana realmente en el sentido más profundo de la palabra, el pensamiento positivo crea el pensamiento negativo y después de opone a él. De esto puedes estar positivamente seguro".


Con un fuerte y cuestionado abrazo negativo...

Hortensio.










jueves, 11 de enero de 2018

El Pergamino...

No se el porqué, siempre que entro en las nieblas inefables de la lírica, se me hace tan difícil versar  y aunque se rimar, el problema radica en que -sinceramente- no me preocupa hacerlo si la inspiración, esa que tiene que nacer del alma, va fluyendo arítmicamente por las frases que se atropellan en mi mente para salir en sonidos raramente indispuestos, de dudosa elegancia y alejado de la rítmica meticulosamente diseñada para la música, aunque de verdad, trato de que tenga cierta melodiosa cadencia dentro la prosa libre.

El umbral de la lírica...

Y eso me hace 'imprudentemente' libre, sin la atadura que esas cadenas que brillan primorosamente y cautivan a los ortodoxos; de nuevo pienso que no encajo en el mundo de la poesía y con esa sensación de emociones extraviadas con necesidad de silencios, dudo en si llegó el  momento 'botar la toalla' o me doy un espacio preventivo luego de pensar que el mundo de la lírica como la propia vida, tienen un umbral para cruzar en un momento dado por una puerta de entrada y otra de salida que nunca serán herméticas y selladas por lo que si se llegan a abrir desde luego se cerrarán... por ahora estoy parado frente a un portón cerrado de esa inmensa fortaleza lírica en espera de poder cruzarla con mente abierta.

Mientras traspaso ese umbral, una poesía, de esas versada por los años 80's, que dice así:


El Pergamino...
Un pergamino encriptado...
Todo ese tiempo que nos resultó mágico
se perdió con tu despedida ingrata,
espejismo conjurado e indolente que
se escribió entre renglones quebrados por
el olvido y la vergüenza...

Ausencia que se enredó en una malgastada
esencia de promesas inútiles y vacías,
camino que partió del amor y acabó sin
miedo alguno en el abismo letal de la
ingratitud y la desidia...

Fantasía que solo yo viví en lo que nunca
se escribió, ambigua verdad que jamás se
dejo desenmascarar y que no entiende de
certezas, solo dudas que queman y laceran
el alma vilmente traicionada...

Pergamino encriptado de sombras y dolor
que no tiene norte y si rutas de angustia,
sembradas sin recelo de dolor y tristeza
miedo forzado que atenaza la incertidumbre
cruel de no volver a verte...

Pero sin perder la furtiva y esquiva esperanza,
me hago la ilusión de que algún día podremos
volver a mallar los hilos de nuestro cariño
antes que el ocaso de nuestras vidas nos muestre
el sendero ineludible donde se ocultará nuestro sol.

                                                              Farwel 1986





Un abrazo lírico...

Hortensio.

domingo, 7 de enero de 2018

El Dolor de los Demàs...


"El fundamento del amor por arte médico,
 está en el amor por el hombre".

Hipócrates (Padre de la medicina)

En éste primer Plácido domingo del 2018 les narraré - a mi manera- la historia trágica y verídica que le sucedió a un amigo médico en este año que estaba terminando y que me contó transido de dolor en una de esas tertulias de éstas fiestas navideñas y al calor de una "cálidas" copas de licor... yo y con la 'venia' de mi amigo la cuento para Ustedes, de la siguiente forma, tratando de conciliar la esencia de la historia con mi estilo de hacer prosa; ésta es la historia: 

Y experimentó la angustia que "conocía" en sus pacientes terminales de cáncer, se había especializado en oncología en una prestigiosa universidad de los Estados Unidos; una a una vinieron a su memoria las veces en que él como especialista había dicho a los familiares del enfermo: "Lo siento, no hay nada que hacer" para luego seguir impasible explicando, con frialdad, el futuro desarrollo de la enfermedad... pero no podía medir ese dolor intenso que sentían el paciente y sus familiares, el solo diagnosticaba y trataba la enfermedad con los adelantos que la medicina moderna ponía su alcance, nada más.

"Ciencia y caridad" de Pablo Picasso, cuando apenas tenía 15 años.
"No, no hay nada hasta ahora, nada que pueda hacerse..." fue la forma amable que un colega suyo le presentaba al entregarle el informe de su diagnóstico cruel y sentenciador, sobre el estado de su hija recién operada. Que duro le resultaba ahora reconocer y experimentar en carne propia su acostumbrada forma de proceder. "Nuestras sospechas resultaron ciertas, mi querido doctor, el tumor extraído a la niña es maligno, la biopsia salio positiva para cáncer y lo peor, ya ha hecho metástasis a otras partes del cerebro..."

Quedó devastado con la nota, un sentimiento inesperado lo sumió en un terrible desamparo, de pronto se encontraba estático y como nulo, su mente quedó en blanco, reaccionó cuando su colega le golpeó la espalda y con un "lo siento" y lo dejó con sus pensamientos... una pregunta justa surgió en sus lívidos labios: ¿porqué a mi? trató de negar el hecho, cuando ya no pudo evadir más la cruda realidad, fue en busca de un asiento en donde dejarse caer mientras asimilaba el tremendo golpe.

Allí tomó su cara con sus manos y bajó la cabeza hacia sus piernas, le arrebató el deseo de volver atrás el tiempo y consolar. Sí, consolar y dar lo que él estaba deseando, un poco de comprensiòn al dolor que se experimentaba y recibir, recibir algo de consuelo. Decirle a sus pacientes con toda la sinceridad del mundo: "Sé lo que está sintiendo de verdad, pero puede ser que suceda algo, no se... una de esas cosas inesperadas, 'un milagro' médico o qué se yo, una reacción del cuerpo, algo que detenga la enfermedad y la pesadilla" consolar y consolar, ofrecer su solidaridad aunque fuera ofreciendo un vaso de agua o posar suavemente su mano en el hombro de su enfermo o los padres de éste para compartir el estremecimiento de su llanto; no sé en qué momento se había vuelto tan frío e impersonal con el trato del dolor de los demás, no le importaba...

¿Cómo se permitió mirar sólo la superficie de algo tan profundo y doloroso? no lo sabía, sólo había aprendido a pensar en las posturas prepotentes que asumiría llegado cada caso, pensar en las consabidas frases de cajón para reafirmar y proyectar la imagen de su personalidad imbécilmente postiza, puesto que había que proteger un prestigio que lindaba con la "divinidad", se creía superior por jugar a ser Dios, salvando vidas o resignarse sin sentimientos de mínima culpa, a perder la lucha ante la muerte, era preferible no dar falsas esperanzas que jugar con su prestigio profesional...

Entro al cuarto de su hijita y la encontró postrada y sedada, se acercó a su lecho y le besó tiernamente en la frente, y al observarla sentía que la situación era grave, hasta caótica, su pupila, que por científica y realista no disponía del mecanismo para nublarse con lágrimas, ahora le devolvía la imagen empañada de la niña amada. Como cualquier 'parroquiano de pueblo' se dedicó a sembrarse en si esperanzas inútiles, secundar sueños irreales, pero sobretodo a tratar de ocultar esa realidad tan evidente de que se encontraba ante una inmensa tragedia personal. El era un médico y especializado en cancerología, sin embargo se sentía totalmente impotente de enfrentar esa triste realidad...

En muchas ocasiones se había repetido aquello que: "el esfuerzo de uno o el de unos pocos, puestos en la investigación de las enfermedades del cáncer, nunca seria suficiente"; hoy tomaba toda su dimensión de tragedia. En éstos momentos -pensaba- de qué servía su prestigio, su aureola de científico número uno del sector y la gran fortuna que había amasado con el ejercicio de su profesión si no podía hacer nada por su propia hija? poco en efecto y triste dilema por de más, ¿en donde quedaban sus diarios enfrentamientos con el dolor, el desamparo y la muerte? Eran meros gajes del oficio, eso le dio la medida de su egoísmo mercantilista. Todo esto lo llevo a darse cuenta de la verdad, todo hasta su honradez había estado encaminada a satisfacer su amor propio.
El dolor ante la impotencia de luchar contra la muerte...
Su hijita murió y el doctor, después de un duro duelo en el que pensó en abandonarlo todo, de manejar las dudas, el temor y las preguntas que abrumaba su alma, se dedicó a poner sus sabios conocimientos en orden y a favor de los menos favorecidos, a dictar cátedra de ética médica y pudo llegar a ser lo que todo Galeno sueña: Un Apóstol, de su bella y necesaria profesión, porque empezó a sentir El Dolor de los Demás... como si fuera suyo.

Un abrazo!!

Hortensio.






















domingo, 31 de diciembre de 2017

Una falacia.

En éste Plácido domingo un bello poema de Farwel, de su libro de poemas encriptados (por su caligrafía) que llamó : "Escribo para no ser silencio" y basado en lo que podría ser lo que dice su  título...  La falacia. Una definición que me gusta reza: La falacia es aquella mentira o engaño que se esconde bajo algo, en especial cuando pone de manifiesto su falta de verdad. 

No soy ese que la soledad remite a la tristeza.

                                            Una Falacia.
No soy ese que la soledad remite a la tristeza,
no soy aquel que vive de la tonta y efímera ilusión...
No soy ese que piensa que algún día solo nos quedará el futuro,
no soy aquel que busca incansable el momento bello que respirar.

No soy ese que busca un sueño con el cual podamos dormir,
no soy aquella metáfora que no quiere caer en la anécdota...
No soy ese verso decadente que solo pide una rima de amor,
no soy aquel legionario que herido en batalla sueña con volver.
Ni soy ese incierto pasado que un suspiro volvió olvido.

Solo soy una majestuosa falacia que carece de respuestas
y nada puede prometer, solo vociferar un final... y nada más. 


                                                                             Farwel 1978





Un abrazo alejado de falacias...

Hortensio.