domingo, 10 de diciembre de 2017

Déjà vu.

"Tu y yo, ya nos habíamos olvidado
antes, ¿creo o es cierto? o es un
simple Dájà vu..."
H. Farwel.
En éste Plácido, húmedo, gris y lluvioso domingo sabanero, un Déjà vu...sí, ese instante o momento que experimentamos con la sensación -extraña-  de que ya lo hemos vivido antes o que ya habíamos hecho esa experiencia en tiempos pasados, es tener situaciones de las que se están seguro que se han vivido con antelación o estar en un lugar (en el que se encuentra ahora) aunque nunca haya estado en él. Es una experiencia subjetiva (no fijada en la realidad) y repetitiva que no deja de preocuparnos pues uno es incapaz de recordar dónde pero la sensación es que ya la vivió.

Los recuerdos vividos en un pasado que no existió...
Solo un grito ahogado...
Era todo disculpa, no podía rechazarla, por un descuido su hijita cayó en el pozo profundo de la acequia y no receló de nada en aquella estancia en donde todo se hacía interminable y los días iguales... nada alteraba el paso cadenciosamente cansado de las horas; solo un grito ahogado rompió ese pesado silencio que todo lo llenó... todo parecía igual con su aire viciado y la humedad de catacumba en donde el frío pegajoso era más frío.

¿Donde estaba ella? ¿en qué momento la perdió de su visual?... corrió como demente por los pasillos abovedados e  interminables de aquella tétrica mansión centenaria que creía conocer hasta su último rincón después de tantos años de vivir en ella, pero no era así todo en ella parecía diferente y distinto, la angustia se precipitaba sobre su pecho agitándolo, un miedo incontrolado se apoderó de su ser.

Tenía la sensaciòn de que no estaba sola y ese temor la invadió, miró a todos lados y no vio nada inusual sólo que la noche avanzaba tragándose los pocos rayos de sol que se colaban por los vitrales de las ventanas creando sombras que parecían fantasmas. Entonces regresaba precipitadamente a ese enorme cuarto de la primera planta a la que le decían 'el estudio' y en el que dominaba la enorme biblioteca sobre el resto de mobiliario; se sentaba en un muy confortable sillón recogiendo del suelo el tejido de lana que surcìa con paciencia por horas y horas, esas que se hacían interminablemente eternas.

Siempre y por años la escena se repetía a eso de las seis de la tarde de cada día en un interminable déjà vu, que la mantenía lúcida en medio de esa, su rutinaria "locura".



Déjà vu...

Sumido en un remolino de lluvia y viento
tu recuerdo fue como la espuma en un
reflujo de marea que vuelve y regresa como
un lunes gris de todas las semanas idas...

Y ese lunes por la tarde regresa una y otra
vez como una excusa perfecta de esa visita
que te hice para saber que eras de verdad
y no una copia compartida más allá del
tiempo y la distancia...

Amada mujer extraña que conozco desde
un siempre que no se si es real o inventada,
dolor desconocido en una pasión extraña
que nos enlaza en un eterno Déjà vu...

De esos que van y que regresan como la
espuma en la marea del mar en una
presencia que es ausencia de todo
y presencia de nada, miedo sin sentido que
solo es tristeza que solo es amor...

                                                    Farwel 1986


Un abrazo siempre vívido.

Hortensio.









  

domingo, 3 de diciembre de 2017

Pronto seré...

Del cuaderno de notas que Farwel llamó en 1978: "Escribo para no ser Silencio", en éste primer Plácido domingo de diciembre, Pronto seré...
¡Pronto seré una sombra arrinconada...!

Pronto seré...

Pronto seré una sombra arrinconada
bajo el peso de una noche inagotada,
y pronto seré solo una silueta envuelta 
en migajas sucias de luz mortecina...

Pronto seré solo el idioma del desaliento
con el hambre fea insaciada por siglos,
y pronto seré esa nada que no sobrevivió
tras ella y se quedó perdida en una grieta
del inasible tiempo...

Pronto seré ese silencio de frío mármol
que ya no tiene ni siquiera un recuerdo,
y pronto seré cruz de carne que se pudrió
a la vera de un camino romano...

Pronto seré esa inagotable sed que consumio
mi alma vagabunda en el desierto vil del amor,
y pronto seré ese viento cruel que se llevó
por siempre mi triste verso inacabado que no
volverá a susurrar tu nombre amado...

Pronto seré como aquella melodía huérfana
que nunca más se oyó porque nació del adiós, 
y pronto de tanto, tanto esperar la luna dejará
de brillar en la penumbra de mi ocaso moribundo
tomando el sendero nublado  que no lleva a ninguna
                                                                         parte...

                                                            (Farwel 1978)



¡No huiré...!

He decidido esperarte aquí sentado, pues ni quiero ni tengo a donde ir y mucho menos se me dan las ganas de huir por ahí, he decidido esperarte aquí sentado y miro. Miro los cristales de la ventana por donde se filtra la luz que dibuja su sombra contra el piso y a medida que el sol camina hacia su anhelado ocaso en su eterno periplo, la sombra va cambiando y muta en extrañas formas que van desapareciendo cuando se anuncia la noche; ya no hay sombras sólo penumbras. Y yo que sigo aquí sentado, taciturno e inmóvil... espero. Espero la muerte pero ella se niega a venir.

Las imágenes.

Las imágenes que llevaba guardadas en mi memoria, eran invisibles al querer del pensamiento, pero estaban ahí para ser rescatadas... entonces escribí. Y escribí sobre Ella para sacarlas de las córneas de mis ojos en esa transparencia pura que nadie osa tocar y hacerlas renacer de su oscuro ostracismo de esa ergástula febril que es mi mente donde habitan serenas y calladas, atrapadas en el silencio de la nada para decirme: "Si tú lo mandas, de nuevo estaremos aquí ya que hemos regresado solo porque tú pensaste en Ella.


  
Un febril abrazo.

Hortensio.












domingo, 26 de noviembre de 2017

Citas en la memoria...

Algunos  pensamientos y frases, escolios o breves comentarios y sentencias del libro "Citas en la Memoria" de Farwel, en éste Plácido domingo:



1°.- Caer es a veces avanzar, es mirar más allá desde el plano de la caída.

2°.- Húyele a las palabras bonitas, melifluas e ilusionantes que no se puedan cumplir con hechos.

3°.- Hay que saber leer el sujeto, el verbo y el predicado para entender lo que hay detrás de cada cosa.

4°.-  Una buena crónica o historia... una bonita foto, evitan que esos recuerdos sean comidos por el tiempo y devorados por el olvido.

5°.- El silencio siempre rodea la soledad, pesada y doliente...




6°.- El olvido será siempre la más grande debilidad del hombre.

7°.- ¡Oyelo bien mujer! ser madre es el único trabajo con el que no puedes jubilarte...

8°.- Por más estricta que sea una regla, siempre se podrá violar con agudo ingenio e imaginación.

9°.- ¿Qué es un recuerdo...? una caricia robada al tiempo en un desliz de lucidez.

10°.- Hay gentes que no pueden encontrar caminos abiertos para huir de sus fantasmas.




11°.- El error es el hijo cojo de la ignorancia...

12°.- Casi todas las verdades filosóficas nacen de una crítica ya sea positiva o negativa, eso sí... siempre ácida.

13°.- El "saber" muchas cosas que no son ciertas y darlas por verdades, nos asemejan al más ignoto de los ignorantes.

14°.- Una simple verdad sociológica: Si no compartes la vida de los pobres,  jamás serás capaz de hacer nada por ellos.

15°.- No lo dudes, todo esfuerzo que se haga con disciplina... te dará buenos dividendos.




16°.- Pan con mantequilla... es una buena definición de agroindustria.

17°.- No hay vida más insípida que una vida sin dificultades, ¿Cuál vida feliz...?

18°.- Las alas al cóndor son como la imaginación al hombre...

19°.- Es casi seguro que lo que para tí tiene importancia, para los demás no.

20°.- Si no podemos educar a nuestros pobres, jamás podremos aspirar a una Paz verdadera.



Un abrazo rompe miedos...

Hortensio.


domingo, 19 de noviembre de 2017

Esos rincones del Tiempo.

El tiempo es una ilusión.
A. Einstein

Siempre ahora es el lema
del tiempo, el reto de ser 
humano: vivir el momento.
H. Farwel.



Siempre nos hemos empeñado
 en medir el tiempo...
En este lluvioso y Plácido domingo, Esos rincones del Tiempo, por los que pasamos. Aunque aveces pensemos que nos sobra el tiempo y que el que tenemos es suficiente, nada más alejado de la verdad pues jamás nos sobrará el que tenemos y que tratamos de olvidar o distraer, al mirar el pasado siempre nos va a parecer mejor y más bonito, así olvidamos nuestro momento ineludible y nos distraemos en vivirlo; además que el incierto futuro siempre estará tan cerca que casi lo podemos tocar pero lo cierto es que no ha nacido y eso también nos distrae... es perder un poquito de vida a cada segundo, y recuerda el único tesoro que podemos encontrar cuando queramos es el tiempo... hasta el último momento que es el más sublime e ineludible, por eso vive la realidad del momento sin desear tanto pues todo lo perdido perdido está y la pérdida de tiempo si que es irreparable.

Y ya lo decía el gran poeta latino autor de La Eneida, Virgilio: "Breve et irreparabile tempus omnibus est vitae" (El tiempo de vivir es para todos breve e irreparable"; cierto no hay vuelta atrás aunque llegue el recuerdo en ayuda de los mortales, para bien o para mal llegando en décimas de segundo a nuestro presente haciéndonos perder la calma y abriendo de nuevo heridas que se creían sanadas y entonces vuelven a sangrar; el tiempo es un gran maestro que todo pone en su lugar, Flaubert lo decía con mucha certeza: "El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He aquí porqué se nos escapa el presente".
¿Cómo matar el tiempo si es lo único que tenemos?
Si en el piélago del tiempo no se vislumbran sus orillas quiere decir que nuestro barco siempre estará a la deriva y no hay puerto a la vista tomemos el rumbo tomemos, el que sea. En medio de esa angustia "existencial" nada podemos hacer en añorar el puerto del que partimos y ni el puerto inexistente del futuro al que supuestamente llegaremos inevitablemente, de manera que ocupemos el puesto en el barco del presente y vivamos lo poco que nos fue dable como regalo o ¿presente...? no lo perdamos y así nos durará más tiempo.

Ovidio, el 'sinigual' poeta de Sulmona, autor de Metamorfosis (que implica tiempo) estaba consciente que: "El tiempo corre, y silenciosamente envejecemos, mientras los días huyen sin que ningún freno los detenga" y parodiando a Borges: somos tiempo, sustancia de la que estamos hechos... tiempo es vida y nada más, entonces todo es cuestión de tiempo si lo podemos ahorrar y disfrutar que es un deber ineludible ya que es fugaz como ninguno, lo repetía a cada paso Virgilio: "Fugit irreparabile tempus" (El fugaz tiempo se va para no volver). Toda nuestra vida es una lucha permanente contra el tiempo que a cada segundo se nos roba la vida pasando y pasando sin que lo notemos ni lo podamos evitar.
¡Sabia virtud aquella de reconocer el Tiempo!


 Un abrazo lleno de un tiempo mejor.

Hortensio.


sábado, 11 de noviembre de 2017

Pensamientos en prosa...

La prosa se teje en la seda,
se esculpe en el mármol y
se construye en el espacio
de la imaginación...
H.Farwel.

De nuevo en un muy atípico sábado, le doy la palabra a la prosa, esa que siendo desagradable en veces al leerla, siente que tiene derecho a surgir de su asfixiada existencia y trascender a unas páginas menos desequilibradas y evitar así que se pierda como una metáfora que se comió el tiempo y el olvido, ese que hace parte de toda memoria:


Sombra y luz.
El alba y el ocaso se parecen al
igual que la luz y la ausencia de ella
¿qué es el equilibrio de una vida
sino el vivir entre la sombra y la luz?
Sólo mira el Universo con sus hermosas
galaxias brillando en el eterno marco de
su negrura... que es belleza y es Paz,
una paz que da miedo.



El permiso.
Sobre mi alma en pena, sobre mi vida toda,
impertinencia sin sentido, ¿quién te dió permiso
de entrar así a mi quietud de hogar?
¿porque invadiste e irrumpiste en mi cenobio de Paz?
Y ahora me extorsionas con que tienes que partir,
eso sería sucumbir a tus aires de salamera seducción.
Son angustias llenas de placer en un equilibrio de
fantasía y realidad. Y me extorsionas sabiendo que
ya no puedo vivir sin tí ni por un solo instante...
es mejor morir que renunciar a tu sublime invasión.




Culpa y miedo.
Tenía una mórbida tendencia a la tristeza,
exacerbada causa de su recalcitrante rebeldía,
estancado y ausente, tribulado y nostálgico;
mutilado en la culpa y el miedo de un cruel
espacio inamovible incapaz de acometer un final,
se mira como un espectro taciturno que poco
a poco se va difuminando roto en mil pedazos
de una tesitura abyecta y melancólica, vil y canalla.




La adivina.
Y fui a verla a su pequeño antro;
Ella podía hablar con el más allá
y se comunicaba con los espíritus,
como Casandra, veía el futuro y eso
la hacía atractiva a los muertos...
Ellos la eligieron como su preferida
y su talento la llevó a encontrar un
alma gemela que se la llevó desde
luego al más allá donde encontró
su verdadero y único amor que la
perdió para siempre...
Fui a visitarla a su pequeño antro
y no la encontré ya más.




Un prosa-ico saludo.

Hortensio.


domingo, 5 de noviembre de 2017

Sólo me preguntaba...

Tener amigos imaginarios después de los
 siete años es grave y además estúpido;
 solución... o psiquiatra o iglesia.

Hortensio Farwel.
En éste invernal y Plácido primer domingo de noviembre, una reflexión sin mordaza en pleno siglo XXI, siglo de la consolidación tecnológica y de los más grandes avances de la ciencia, lo que ya no es una realidad es una apropiada teoría basada en la lógica y el empirismo y todo es posible a la luz de la razón y de la ciencia, pero (siempre los peros) por qué será que la historia se repite y se repite y no deja de repetirse?

Jesús reencarnado...
Desperté hoy con la infausta noticia (otra vez en EE. UU.) de una nueva masacre, esta vez en un pueblito de Texas. Y recordé que fue la 'patria chica' de David Koresh Yahweh -Jesús reencarnado- y líder la la iglesia (secta) de los 'Davidianos' y que fue sacrificado (dado de baja) nuevamente, como él les había pronosticado a sus seguidores pues era el mismísimo Jesús, vuelto a nacer; pues sí, las autoridades federales en abril 19 de 1993 en la población rural de Waco, Texas lo dio de baja. David, era un joven predicador apocalíptico, como todos los dirigentes evangélicos - castigo eterno o salvación eterna-; éste nuevo mesías, salido de las entrañas podridas de una sociedad enferma, la enfrentó con un arsenal de armas ligeras y automáticas predicando que: "...ésta vez no se iba a dejar ultrajar por los fariseos y vendería caro su sacrificio como ejemplo a la humanidad".

Bueno, el resultado de víctimas del brutal asalto federal al 'Rancho Carmelo' fue de 69 adultos (incluyendo David, su esposa y sus dos hijitos) y 17 menores, en una confabulación miserable por parte de las autoridades locales y las federales para tapar la masacre concluyendo que cuando las tanquetas habían entrado después de 51 dias de resistencia, solo encontraron cuerpos sacrificados e incinerados (casi todos) en un ritual macabro de suicidio colectivo... ¿ y que se podía esperar de un pueblo como Waco, (así miles de comunidades gringas) en donde 90.000 habitantes conviven con 200 sectas e iglesias de todos los pelambres y 18 almacenes dedicados a la venta de armas? eso, solo eso como resultado.
El cadáver del profeta, en espera de su resurrección...
¡Por ahí lo han visto!
Y se repite la historia de los ataques contra las iglesias (en todo el mundo) ésta vez de nuevo en Texas, por parte de un psicópata enfermo y desquiciado, armado hasta los dientes con un rifle de asalto y matando a mansalva a 27 parroquianos, incluyendo a la hija del pastor de 14 años y dejando gravemente heridos a un número superior de sectarios. Entonces entro a barruntar o mejor a hacerme una sencilla pregunta que hago extensiva a mis amig@s creyentes, a los que estimo y hasta quiero: ¿Por qué, ese Dios que todo lo sabe y todo lo ve, permite actos de esa naturaleza? ¿por qué permitió que el Demonio entrara en el cuerpo del asesino y cometiera semejante salvajada? me remito a la carta de otro pastor al damnificado, para que tomen su 'qué pensar': "Pastor, lamento mucho la pérdida de su hija de 14 años. Que Dios de gracias y misericordia, nuestro amoroso Padre de arriba, abrace a usted y su familia y lo consuele de la forma que solo Él puede".
La escena del crimen... ¡Gracias Dios por tu infinita bondad!

Sólo me preguntaba...
Cómo entender, en mi simple condición de 'homo erectus' y criatura humana pensante, ¿que la mano del 'todopoderoso' Dios Judeo-Cristiano, el Espíritu santo y padre del 'Nazareno alucinado', permitió semejante acto criminal para llevarse al cielo a éstas 27 almas inocentes que sus amorosos designios así quiso, para que lo acompañasen en la infinita soledad de su reino? Que alguien me explique y le explique a los sobrevivientes heridos, ¿el porqué de este infame acto, que no se lo esperaban mientras le oraban para agradecerle todas las bienaventuranzas que había derramado su mano de amor sobre ellos?  Si yo fuera uno de esos pobres infelices heridos, lo primero que haría sería, seriamente cuestionar mi 'fe de carbonero' y segundo me preguntaría: ¿Qué he hecho  yo de mal, querido Dios, que me privaste del privilegio de ascender a los pies de tu trono en compañía de mis sectarios amigos asesinados? Sólo me preguntaba... ¿porqué Señor, no te acordaste de mí y de mi miserable existencia y me llevaste contigo?

Sólo me preguntaba... 

Un cuestionado abrazo.

Hortensio.

Post scriptum : Espere Usted y los que piensen como su torcido cerebro, hijos del Demonio:
Espero  que el Arcángel Duda-mec, ángel de la guarda de los ateos,
 nos cuide y nos proteja para que podamos subsistir a semejante ira.











domingo, 29 de octubre de 2017

INVICTUS

Plácido domingo, en el que quiero rendir tributo a un ser extraordinario, que a pesar de su dolorosa tragedia personal (tuberculosis en los huesos) que lo llevó a la amputación de una de sus piernas, desde la cama del hospital, dio a luz una pieza de gran fuerza ante la adversidad de la vida para fortalecer el alma de coraje ante las vicisitudes y obstáculos que hacen de la existencia casi insoportable; es el pequeño grande poema que llamó: INVICTUS (en latín, inconquistable) escrito en 1875 por el inglés William Ernest Henley (1849-1903) y quien sucumbió ante la muerte a los 53 años de vida, dejando una gran obra poética que lo incrusto en la inmortalidad del "Parnaso de los Líricos"...

El poeta y su tragedia...
Invictus
En la noche que envuelve,
negra, como un pozo insondable,
doy gracias al Dios que fuere
por mi alma inconquistable.

En las garras de las circunstancias
no he gemido, ni llorado.
Bajo los golpes del destino
mi cabeza ensangrentada jamás se ha postergado.

Más allá de este lugar de ira y llantos
acecha la oscuridad con su horror.
Y sin embargo la amenaza de los años me halla,
y me hallará sin temor.

Ya no importa cuán estrecho haya sido el camino
ni cuantos castigos lleve a mi espalda:
soy el amo de mi destino,
soy el capitán de mi alma.

                                   W.Henley 1875

***
El símbolo de la sabiduría...

Un fuerte abrazo.

Hortensio.

sábado, 28 de octubre de 2017

Fabergé y sus huevos.

Ayer me desayuné con una noticia que me llegó por vía de WhatsApp de un amigo y seguidor, aficionado a las estadísticas... la página o sea mi bitácora ('más mejor' el eufemismo) había roto la barrera de las 40.000 visitas; bueno, una bonita realidad que nos da a los Blogueros empedernidos como yo, una grata y emotiva satisfacción. Un día me propuse escribir todos los domingos, por lo general al amanecer sobre distintos y variados temas y sin dejar de publicar mis viejas poesías que sin éste maravilloso medio de la alta tecnología, de seguro habían perecido en el muladar del olvido... ¡gracias amig@s! no sé qué más decir: estímulo para no desistir en este bellísimo espacio de literatura contemporánea... ¡gracias!

Sin palabras...

A
hora lo prometido, una hermosa curiosidad del arte de la joyería: Los huevos de Fabergé... W. Churchill, dijo cuando sus ojos vieron un huevo original del gran artesano "Es un acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma". Y en realidad, como lo dijese Farwel: "Es la belleza sublimada del metal y las joyas amalgamado en una pequeña obra de arte". El gran orfebre, Peter Carl Gustavovich Fabergé, había nacido en San Petersburgo, en el año de 1846, venía de una familia de artesanos joyeros y allí destacó hasta que en la Exposición Panrusa de Moscú, ganó la medalla de oro por la pequeña obra que exhibió y que llamó poderosamente la atención del Zar Alejandro III, quien le encargó algo especial para regalarlo a su esposa la zarina María Fiódorovna, en la pascua de ese año de 1885; el maestro le insinuó un simple huevo y empezó a trabajarlo... éste fue el resultado:
Un huevo con cáscara de platino que al abrirse contenía otro de oro que a su vez al abrirse contenía una gallinita en miniatura que tenía en su cabeza una réplica de la corona imperial rusa. Este regalo del Zar le gustó tanto a los monarcas que le ordenaron al maestro un huevo (único e irrepetible y con una sorpresa en su interior) por cada pascua de ellos en el poder; once fueron los los huevos que Alejandro III, le alcanzó a regalar a su mujer.



Desde luego el nuevo Zar Nicolás II, continuó con la hermosa y costosa tradición...57 le alcanzó a regalar a su madre y a su esposa de los 69 (ocho están perdidos) fabricados y confeccionados por los talleres de Fabergé, para la casa real que en su interior tenía algún objeto relacionado con la dinastía de los Romanov.

Para que se hagan una idea del costo de éstas pequeñas obras de arte, el 'huevo reloj' Rothschild de 1902 fue rematado en la suma de 23 millones de dólares y el del chatarrero gringo que compró uno de éstos pensando que era una copia muy bonita, cuando la hizo avaluar, resultó ser un original que fue rematado en la astronómica suma de 20 Millones de libras Esterlinas (23.8 Millones de Euros o 33 Millones de dólares) 

Aquí un pequeño recorrido visual sobre los más famosos huevos de pascua de Fabergé, una delicia visual:

***


El gran maestro de la orfebrería rusa
171 años cumpliría este año el maestro de la joyería, murió en Lausana Suiza el 24 de Septiembre de 1920 a los 74 años.

Un abrazo de orfebre.

Hortensio. 










domingo, 15 de octubre de 2017

La mentira de una vida...

Hola de nuevo en éste Plácido domingo de mediados de Octubre, hoy la entrada es para la prosa, decadente y caduca, descuadernada y sin la sal del poema, es el Mistral violento, frío y seco que llega a mi alma desde la mentira de mi vida... eso es:


La Mentira de una Vida.
 No quería oscurecer éstas páginas con narrar una crónica sombría sobre esa existencia procelosa y existencial porque eso es insidiosamente vano, aparentemente trivial y profano. Todo era cenizas, entre lo arcano y lo oscuro, entre lo difuso y lo real que borra todo lo vivido y anuncia que ya no se existe pues se han perdido los únicos instantes simples que valieron la pena ser guardados y eso se convierte en un sentimiento de crueldad inimaginada...

Sin embargo, el dueño de esa mentira insistió en vivir frenéticamente en ese infierno de alcohol, de alquimias inconclusas, de dolor sin desmesuras, de magia y tristezas. Sí... vivir para iniciar ese viaje al interior de las tinieblas inacabadas de un ser que envueltas en espirales de hastío y desesperanzas, de dolor y soledad, no son sino trampas de un destino despiadado que todo lo hunde en las arenas movedizas de los recuerdos perdidos.

Sí, era como una metáfora infamantemente estéril que se perdió en la memoria de una noche eterna que se transmutó en agonía que presagiaba muerte al dejar el barco a la deriba de un piélago tormentoso de incertidumbres impensadas y maladsanas, porque siempre se nego a pactar con esa, la suciedad humana carente de tiempo, de sonidos, sin lugares y sin nombres.

sin embargo...

Sin embargo, insistió en vivir frenéticamente.




El pasado 6 de octubre, hace 5 años, en las horas de la mañana y a la edad de 69 años nos dejó para siempre víctima de un asesino llamado cáncer, el gran poeta peruano Antonio Cisneros, en su memoria un pequeño homenaje a su obra y vida, con un poema que siempre me gusto y dice así:

El poeta unos meses antes de morir.

Para hacer el amor

Para hacer el amor
debe evitarse un sol muy fuerte sobre los ojos de la muchacha
tampoco es buena la sombra si el lomo del amante se achicharra
para hacer el amor.

Los pastos húmedos son mejores que los pastos amarillos
pero la arena gruesa es mejor todavía.
Ni juntos a las colinas porque el suelo es rocoso ni cerca
de las aguas.

Pero el reino es la cama para éste buen amor.
Limpios los cuerpos han de ser como una gran pradera:
que ningún valle o monte quede oculto y los amantes
podrán holgarse en todos sus caminos.

La oscuridad no guarda el buen amor.
El cielo debe ser azul y amable, limpio y redondo 
como un techo y 
entonces la muchacha no verá el Dedo de Dios.
Los cuerpos discretos pero nunca en reposo,
los pulmones abiertos, las frases cortas.
Es difícil hacer el amor pero se aprende.

                                                          Antonio Cisneros
                                                          (1942- 2012) Lima. 

De: Comentarios Reales.


Un gran abrazo alejado de mentiras.

Hortensio.