domingo, 20 de mayo de 2018

La bruma...

Plácido domingo tengan amigo@s... aunque la nostalgia me esté torturando en éste instante y solo encuentre este espacio para desahogar mi pena, recojo un triste poema de 1978... no puedo ni quiero decir más:

La bruma...
La bruma en que te encuentro...
Cuando te pierdo en la bruma de mis sueños
y no te puedo alcanzar despierto fatigado
cuando las sombras comienzan a morir
y las horas pendencieras se burlan de mi
angustia que tardíamente se niega a claudicar
de la horrenda carga de mis absurdos sueños
que sin tregua me asaltan y atormentan.

Y allí estas tu humedeciendo la lejana niebla
que al alba despierta veleidosa con su mirada
de primavera y trato inútilmente de alcanzarte,
cuando llego tu imagen se desvanece se difumina
al arrebol de escoldos siniestros que llenan mi vida 
de tristezas y melancolías, dudas y certezas inasibles.

Y llega de nuevo esa bruma fría e indefinida de mis
sueños efìmeros en donde jamás te puedo alcanzar,
y pienso con fuerza que la mano que me extiende
generosa y con amor la muerte, es el único camino
que me puede llevar a ti, terminando con ésta agonía
infame de soledad inhumana... ¡solo espèrame!

                                                              Farwel 1978

Solo un sincero abrazo!!

Hortensio.




domingo, 6 de mayo de 2018

La sucia estrategia del miedo.

Quien vive temeroso,
nunca vivirá libre.
Horacio 65 a.C - 8 a.C.

El temor entre muchas otras
 cosas le va bien a la tiranía.
Sòflocles. 496 a,C.- 406 a.C.


El miedo de Guayasamín...


El miedo es tan antiguo como el hombre y genéticamente lo hemos adquirido a través de la evolución como mecanismo innato de defensa contra lo desconocido, hablar del miedo es un tema inagotado y no es mi deseo retomar algo tan serio para la criatura humana... sólo quiero acercarme tangencialmente a lo que por siglos, algunas mentes lúcidas (filósofos) otras torcidas (políticos, curas, pastores sulfurosos y hechiceros) han utilizado -este "medio"- para llegar a sus "fines".
Por supuesto que aquí entra en todo su vigor, el pequeño opúsculo de Nicolo de Maquiavelo: "El príncipe"... todo político que desee ganar una elección (gobernante o candidato) debe recurrir a ese sentimiento innato del hombre que es el miedo para garantizar el sometimiento de sus 'súbditos': "Los hombres vacilan menos en hacer daño a quien se hace amar que a quien se hace temer [...] El temor emana del miedo al castigo, el cual nunca te abandona."

Sí, esos tramposos se han vuelto expertos en  tejer y bordar estrategias para inculcar y exacerbar ese instinto a sus víctimas de turno, en repetitivos actos que se convierten en verdaderas obras -de arte- 'criminales' que permea la conciencia de un conglomerado de gentes incultas, incluso, aunque sean "cultas" y "justificantes" haciéndolas pasto fácil para sus intereses (siempre ha sido así desde los albores de la humanidad). Solo basta dar un rápido repaso por las páginas de nuestra corta historia, para constatar lo aquí dicho y eso ha sido en todas las culturas que han pisado el suelo de nuestro Planeta... ninguna, pero ninguna se ha salvado. Toda la vida política de las naciones se ha basado en una repugnante repetición de miedos y esperanzas que en la mayoría de las veces es una estúpida mentira.

No es miedo es prevenir...
Expropiación....

En éste Plácido domingo previo a las elecciones presidenciales en Colombia, éste será el tema propuesto de la presente entrada, la sucia estrategia del miedo. "Si eventualmente gana la izquierda democrática empezarán las expropiaciones" esa es la mentira... y simplemente produce miedo; y es una burda estrategia que han montado sectores retardatarios, conservaduristas y defensores a ultranza del 'Statu quo', ante un "posible" y "esperanzador" cambio de fondo de las estructuras sociales de convivencia que eternamente se han frustrado desde nuestra heroica e incomprensible "Independencia" (salimos de los españoles y nos conquistaron una pocas familias de latifundistas criollos). Esa continuada frustración, nos ha sumido en interminables luchas fratricidas (intestinas, decía una tía) que nos ha mantenido en esa interminable y conocida Patria Boba, lideradas por prohombres (disque cultos) de una naciente plutocracia, que en busca de consolidar sus propios 'capitales', pisotearon al pueblo (maldito pueblo por el que todo se hace y nunca se ve) para detentar y dominar la tierra (fisiócratas) y con ello acceder al poder político y financiero de las regiones.

La tierra, el agro, los terratenientes y latifundistas...

Esos señores fisiòcratas heredaron el asqueroso sistema colonial de las 'encomiendas' es decir encomendaban a una espuria naciente burguesía criolla (nacidos y criados en la capitanía de la Nueva Granada) el destino y las vidas, las tierras y las 'almas' de miles de indígenas, que por la fuerza de los arcabuces, "la espada y la cruz", tendrían a contraprestaciòn de su trabajo, comida, Paz y tranquilidad y podrían ganarse (si se portaban sumisos) un rinconcito en el cielo de los Señores Blancos... sus nuevos Amos. Desde esa 'remota' época hasta nuestros días, nada ha cambiado, por el contrario se ha convertido en un perverso circulo vicioso muy cerrado... tierra, millones de pesos (¿lavado de activos?), escasa agro-producción, ganadería extensiva (pastos) que no se ven, reformas agrarias amañadas, campesinos sumidos en la pobreza deambulando por los márgenes de esos latifundios, los indígenas metidos en sus 'resguardos', injusticias, invasiones, desalojos violentos, resentimiento social e insurgencia, guerrilla, secuestros y represión estatal y nada pasa... todo sigue igual.

¿Nos van a expropiar lo poco que tenemos?

Después de esta pequeña tocadita a la historia del nacimiento de uno de los más grandes problemas de nuestros males y flagelos como sociedad, entremos a mirar cómo evolucionamos hasta llegar a ésta infame realidad que ya nos tiene, no solamente abrumados sino de verdad, asqueados. Por ello hay lugar para esas preguntas tan frecuentes como ociosas: ¿Quien se puede meter con esos señores feudales o fisiòcratas? ¿Para qué acumulan tantas miles de hectáreas de tierra fértil y no la explotan? ¿Què sentido tiene esa acumulación, cuando miles de campesinos (los que trabajan la tierra) no tienen tan siquiera una pequeña parcela para vivir y producir sus productos de "pan coger"?

Recuerdo el infame secuestro (como cualquiera) del comerciante Leonidas Lara, uno de los más grandes latifundistas de Colombia, los campesinos 'levantados en armas' que lo plagiaron, le hicieron cavar un hoyo en su propia tierra y antes de enterrarlo vivo un campesino, resentido y asesino le preguntó: "¿Para qué tanta tierra en ésta vida si un hombre tan solo necesita dos metros de tierra para irse al más allá...? ". Este triste ejemplo que conmovió a la sociedad de aquella época, explica lo que provoca en el ser humano esa desigualdad social tan aberrante y tan sin sentido de acumulación de bienes que no producen nada, solo odios que exacerba una bien justificada lucha de clases, desde luego no deseada, pero latente como una olla de presión a punto -siempre- de estallar.    

Que de malo tiene, que un candidato presidencial (Petro) que plantea otra alternativa, en su proyecto político haya hablado de imponer el más alto gravamen o impuesto, que la Ley vigente, permite para esos bien llamados "lotes de engorde" (que no tienen ninguna función social), si no producen, pues que paguen o le vendan al Estado, para que éste lo distribuya entre los campesinos de la región, no para pasar perversamente del indeseado latifundio improductivo al también indeseado minifundio, desde luego también improductivo... No, es el anhelo de todo campesino de ser propietario de "su terruño" y hacer producir la tierra para vivir de ella; es eso ¿un exabrupto? creo que no, eso es justicia. Nadie ha hablado de expropiación, palabra que produce miedo y sobre eso , "montar la sucia estrategia del miedo" para que 'el pueblo' vote por los opositores de ésta propuesta y mantener el 'statu quo' del establecimiento y los intereses financieros de esas pocas élites fisiòcratas. Por supuesto que esta supuesta amenaza de expropiación no tiene fundamento jurídico ni fáctico en el caso de los fisiócratas criollos.

Sólo dentro de la clase media - 'esa que gasta como ricos ganando como pobres'- baja y media alta (estrato 4,5,6 y estratosferas, porque los estratos Sisben 1,2,3, no cuentan ni contarán nunca, para nada) se comen el estúpido 'cuento chino' de que el candidato de izquierda (social demócrata), demonio comunista, 'castrochavista' ese que solo asusta a los latifundistas y terratenientes de la oligarquía y tal vez a 'las monjitas de la caridad' de que los vayan a expropiar, es decir les va a quitar, -no mejor- robar sus hectáreas; esos 'pobres hombres' han perpetrado, cueste lo que les cueste (para eso tienen), la más agresiva, degenerada y sucia campaña mediática que se haya conocido en los últimos tiempos, contra ese peligro inminente que se cierne sobre sus exorbitantes, exageradas, desmesuradas y descomunales hectáreas improductivas y cuestionados capitales.

Hay que entrar a los sentimientos instintos irracionales, peligrosos y vulgares de miedo y temor para oponerlas, gracias a los medios de comunicación (en manos de las élites) y las 'redes sociales' a la clase obrera y 'sisbenizada' y sus líderes populistas resentidos que solo propenden por la ya gastada "lucha de clases" o de presión de clases, en tal escenario el panorama de la polarización es real y va a dejar grandes cicatrices en los antagonistas, después de la contienda electoral... de la clase media patronizada, para mover sus votantes depende un cambio real de las estructuras sociales...

"El temor al riesgo reprime"

El miedo, a un 'proyecto alternativo', el temor al riesgo reprime y hace hostil lo contrario a lo conocido (pero seguirá siendo una incógnita que quedará sin respuesta). Ese miedo inculcado por parte de las derechas caducas y en vías de putrefacción y esas pocas "familias que se han alternado el poder" en donde ya todo vale en la dinámica de la corrupción e instrumentadoras de miedos sociales, lograron sin quererlo polarizar a una sociedad "mamada" de los mismos granujas asaltantes del herario público y cínicos dirigentes que hicieron del asesinato de y desde el Estado, el instrumento más rápido para quitar del paso a sus opositores y de entrada, infundirles miedo. Ya la sociedad los ha identificado y muchos han caído en la sanción social de la cárcel, otros 'asustados' se aferran a sus restos políticos engañando a los ingenuos y queridos idiotas útiles, para sostenerse algunos pocos años más... pero caerán y así alejarlos del poder que utilizan para adelantar esa asquerosa venganza personal que de verdad no tiene sentido.

La sucia estrategia del miedo, a convertirnos en una Venezuela, ha sido efectiva como ninguna y parece dar frutos transitorios; ahora y en el futuro...¿qué se inventarán las familias, para construir un nuevo miedo cuando el actual pase? siempre tienen a su servicio mercenarios estrategas que se pagan con el dinero expoliado a Colombia y de seguro aparecerá este nuevo miedo y su consecuente estrategia sucia y vil para implementarla y conseguir nuevos miedosos que los apoyen.

Con un abrazo exento de miedo más no de temor...

Hortensio.


Post escriptum:

A mis habituales estimados seguidores y lectores en general, un gran abrazo por haber compartido éstas 45.000 visitas a mi página y en espera de que hayan sacado algún provecho de ellas, reitero una y mil veces mi sentimiento de gratitud.


Cumplidas y tercamente elaboradas para Ustedes... ¡Gracias!


Un regalo:



jueves, 3 de mayo de 2018

Olvidar...?

Dos pequeñas poesías de ese lejano año de 1978, en este atípico día...

¿Olvidar...?
Hay olvidos que son tristes...

¿Olvidar...? Puedo acaso romper la rutina...?
¿Para qué adaptarme de nuevo...?
¿Cómo desprenderme de mis recuerdos...?
¿Es poder cambiar de piel...?
¡Es una pregunta sin respuesta...!

¿Olvidar...? me tragaré mis palabras.
Muero y renazco y pasó la página...
¿En donde pongo ya el punto final...?
Estrujo mi historia para arrancarle esas
lecciones que tanto me apasionaron.

Es un dèjá vù que no quiere parar
Y de nuevo muero para renacer
Caigo de nuevo en mi rutina y
Mí pensamiento vuela a tí...
Mientras la soledad se instala
En mi desvencijada alma.

                                      Farwel 1978



La condena.
Condenado a vivir en un sueño...

Mi sueño, éxtasis de tu mirada,
convierte mis noches en un frenesí
y hasta en mis pesadillas te amo,
senteciado a mirarte intemporalmente,
cada noche pago mi condena...
por terco, por necio, por loco.

Síncope de un amor prófugo que
quiero apagar en el liviano sueño
de mi desventura y en el que sin
apelación previa me torturas con
tus apasionadas visitas de cada  noche,
y esa es mi condena que la anhelo a
perpetuidad en ésta ergástula morfiana
que es tan tuya y tan mía, tan de los dos.

                                         Farwel 1978



domingo, 29 de abril de 2018

Infirmus.

Hoy recibí la triste noticia de que un querido amigo amaneció muy enfermo en su convalecencia de una operación de la próstata, deseo con ferviente cariño que se mejore de su enfermedad. En éste plácido domingo pensé en la palabra, "Enfermo"... esa que proviene de la palabra latina compuesta in-firmus: derivada de firmus, que significa, firme, sólido, resistente, fuerte, estable y de In - que es un prefijo de negación, por lo tanto "Infirmus"quiere decir: 'no firme' -, indica que la persona no 'está firme' o que las personas eran incapaces de mantenerse firmes, activas, levantadas y o puestas de pie.

Infirmus...
Los antiguos romanos decían al ver una persona decaída que estaba infirmus, que por padecer alguna dolencia grave tenía que quedarse postrada, tumbada o acostada en cama. Su significado ha llegado hasta nuestros días en la palabra castellana enfermo y sus derivados enfermedad, enfermizo, enfermera y enfermar. También Infirmus, se aplicaba a las personas, que aunque no estuviesen enfermas, eran débiles y endebles y no podían mantenerse firmes.

Del mismo latín firmus, derivan los verbos afirmar, firmar y confirmar, en su orden asegurar, dar fuerza, afirmar y corroborar. La firma como es sabido, es el nombre y apellido de la persona que pone su rubrica al pie de un papel o documento para darle fuerza y afirmar que es su nombre, darle autenticidad y declarar que aprueba su contenido.


El regreso a casa...


Tunja... la ciudad amada.
Hoy he llegado a Tunja, mi ciudad amada... y lo que más me gusta de estar en Tunja, es poder decir que estoy en Tunja, se bien que es una simple expresión que me fascina como tantas otras que son tan nuestras, tan boyacences, como la 'fritanga' y la 'chicha de Runta' y el 'cosido boyacence' decir que lo mejor de todo viaje y de toda aventura es el camino de regreso, es un deseo innato y en mi caso es el regreso, ese que me lleva a Tunja, ese sueño del regreso y el camino añorado que toma su sendero desde "el puente de Boyacá" hasta su emblemática 'Plaza de Bolívar', es el disfrute de regresar a casa, la de mi abuela frente a San Ignacio, sin haber perdido el rumbo... y cuando pienso en que mis huesos o cenizas no reposarán en sus lares, un halo de tristeza recorre mi alma ausente y de nuevo pienso en el camino de regreso, ¿lo lograré...? tiene que ser así, como ese cuento que se presiente que acabará bien pues la medida del cariño por mi "ciudad amada" es la añoranza y yo oigo que el pasado me habla, me habla del regreso y eso haré... mi tiempo ya es ineludible y me da una saudade que ya no puedo contener.

Saudade: es una palabra portuguesa que no tiene traducción literal; significa "una profunda añoranza
de algo o alguien amado que ya no está y que quizá nunca vuelva". 

Un abrazo de añoranza...

Hortensio.




domingo, 22 de abril de 2018

Algunos pocos Haikús...

lácido y lluvioso domingo de un abril primaveral, para dar paso a algunos 'haikús criollos' y desviados de la "normatividad nipona"... y unos pocos pensamientos desprevenidos escritos en pluma alzada o manuscritos al azar, en hojas sueltas de papel (servilletas):

- Como cualquier pequeño niño inocente... amé, lloré y olvidé.

- El anhelo trasciende pero el deseo es inmediato, la realidad en ambos casos... morirá.

- Si uno no tiene idea del regreso de un viaje, se puede perder...

- El temor al riesgo, reprime y hace hostil todo lo que sea contrario a lo conocido.

- Pero ese riesgo seguirá siendo una incógnita que se quedará sin respuesta...

- Cuando menos esperas aparecerà ante tu presencia y a la altura de tus ojos, con todo su poder... La Belleza.

***


Haikú N° 70

La hora más bella
instante romántico
la tarde ya se va...




Otro haikú N° 71

Eso que no se anuncia
eso que es inesperado
eso es lo más bello...

Un haikú N° 72

Mirar tus ojos
resulta extraño
algo remoto...

Haikú N° 73

El invierno promete morir
para que renazca
un abril de primavera.



Otro haikú N° 74

Fuera del silencio de mi cenobio
se siente el ruido matutino
y es solo la presencia de la vida...


Un haikú N° 75

Recuerdos tristes
un jueves en la tarde
y solo te vi partir...

Haikú N° 76

Ese camino verde
largo muy largo
me lleva a tus lares.

Otro Haikú N° 77

Un sueño truncado
rompe mi alma
lágrimas y ausencias.


Haikú N° 78

Solo el bello mar azul
sin un limite palpable
horizonte que se mira a lo lejos.


Otro haikú N° 79

Me canse de preguntar
cuando nuca recibí
una respuesta de verdad.


Haikú N° 80

El peligro que
siempre acecha
miré tus ojos..


Haikú N° 81

Te busco en la lluvia
te veo en la sal
no encuentro tu aliento.


Un abrazo de reconciliación...

Hortensio.










lunes, 16 de abril de 2018

Pensamientos en prosa.

En éste atípico lunes... de nuevo está presente la prosa, sentida y decadente, solo para que no se pierda en el inasible y perverso olvido, que todo lo borra, que todo lo acaba...

Las memorias perdidas


'lo real que borra lo vivido...'
Pensar que ese tiempo y esa vida fue una sucesión de sencillas caídas, era una gran mentira; eso era insidiosamente vano, aparentemente trivial, vacío y profano, era todo cenizas, entre lo arcano y lo oscuro, entre lo difuso y lo real que borra lo vivido y anuncia que ya no existe, ha perdido sus únicos instantes simples que son de una crueldad no imaginada y sin embargo insistió en vivir frenéticamente en éste infierno de alcohol, de alquimia, de dolor sin desmesura, de magia y soledad... metáfora infamantemente estéril que se perdió en la memoria de una noche eterna y se transmutó en muerte al dejar su barco a la deriva. Fue un viaje irresoluto al corazón de las tinieblas inacabadas, envueltas en espirales de dolor y soledad, de hastío y desesperanza que no son sino traspiés de un destino despiadado que todo lo hunde en las arenas movedizas de las memorias perdidas.


Viejos recuerdos.


La 'loca cordura'...
Hay viejos recuerdos que nunca se olvidan, como aquellos silencios que de manera sutil evocan y callan tantas cosas que sin quererlo caen en el olvido para no dejar que aquellos momentos -antaño amados- regresen, esos tan recordados de 'loca cordura'. Entonces llega la realidad y se interpone entre mi tiempo y la melodiosa presencia de tu figura que divaga entre los espacios estrechos de mi mente que solo buscan mi muerte mientras cierro mis ojos y te veo.


Cuando grito de tu nombre.
Cuando grito tu nombre...
Cuando el eco de mi grito regresa a mis oídos, se llenan de silencio, trato de escapar de mis abismos sabiendo que la muerte me alcanzará indefectiblemente, es entonces que busco alivio y refugio en tu recuerdo amado que aún no se esfuma aunque trate de esconderse en ese horizonte siempre en llamas esperando que el ocaso se trague nuestro amor... fíjate, cuando grito tu nombre, el eco devuelve mil voces que no quieren que encuentre las letras que construyen el estallido de tu voz... ¿Qué debo hacer para encontrarte...?


Un abrazo sincero.

Hortensio.  







domingo, 8 de abril de 2018

Un bello mito de amor.

¿Qué sería la vida si no tuviéramos
el valor de intentar algo?
Vincent van Gogh.

El valor es como el amor: necesita
de una esperanza que lo alimente.
Napoleón.

En el mito griego (y en el mundo real), sólo hay un camino para llegar al inframundo: ¡Morir...! y eso estaba a punto de sucederle a la hermosisima Psique, hija del rey de Anatolia, quien despertó los celos de la inefable diosa del amor Afrodita, que envió a su propio hijo, Eros, para que le disparara un dardo envenenado que la condenaría a enamorarse del hombre más cruel y terrible que pudiese encontrar a partir de que la flecha la perforase.

Eros, bajó del Olimpo a cumplir la misión encomendada por su madre, cuando encontró a la joven y vió su gran belleza quedó prendada de Ella, la flecha la arrojó al mar y esperó que durmiera para raptarla, lo hizo y la llevó a las bellas alturas del Olimpo en forma subrepticia. Pero eso estaba más que prohibido y para no desatar la ira de los dioses, la escondió en un refugio de su palacio en el que Eros , solo se presentaba en la noche y la amaba hasta el alba, "momento en el que Eros huía junto con las sombras fugitivas". Hubo una única condición: que no preguntase quién era El.

Y el tiempo paso incontenible y Psique, empezó a añorar a sus dos hermanas y así se lo dijo al dios, quien le concedió este favor no sin antes advertirle "que eso sería su ruina", no le importó e insistió y las hermanas fueron transportadas al Olimpo durante ese espacio breve e incierto que va desde el sueño y la vigilia. Fascinadas por la majestuosidad del palacio de Eros, quisieron indagar por la identidad de su amado y Psique, terminó confesando que nunca lo había visto pues eso era lo pactado, solo la amaría en la oscuridad. Ellas sugirieron a su hermana que cuando su amado estuviese ya dormido después del disfrute del amor, encendiera una pequeña lámpara de aceite y poder verle la cara ya que pusiese ser un monstruo u otra persona indeseada que no quería que le vieran su feura...

"Psique, llevó a cabo el plan con perfecta astucia. Cuando las sombras eran espesas, y los besos y caricias se habían diluido como una tormenta que poco a poco se repliega hacia el horizonte, la joven encendió la lámpara."
La lámpara de Psique.

Eros dormía. Su rostro era de una perfección tal que 'quitaba el aliento', tal como correspondía a un dios, la imagen que veía la doncella era sencillamente celestial, era la perfección hecha una figura humana; maravillada por la hermosura de su joven amante, Psique tropezó y una gota de aceite cayó sobre el rostro de Eros. El hijo de la diosa del amor despertó indignado, con "una ira primordial, implacable, que no conoce paralelos en el corazón humano. Con el peso colosal de la decepción sobre los hombros, Eros le recordó su promesa, y luego abandonó el palacio, asegurándole que ya no volvería a verle jamás."

Desesperada por su error y consciente de su traición, rogó a Afrodita un milagro para poder recuperar el amor de  Eros; la diosa dueña de un rencor sublime, le ofrece una única posibilidad para recuperar el amor de su hijo, hacer un trabajo imposible para cualquier mortal: descender al Hades, bajar al inframundo, Ella aceptó, llena de un amor profundo y sincero, se encaminó hacia el inframundo para rogarle a Perséfone, reina del Hades, que la honrare con un cabello de su exuberante cabellera; una empresa que podría ser fatal y que solo una amante abandonada, tomaría semejante riesgo y en una aventura impredecible solo para recuperar lo perdido.

Afrodita, que siempre quería sacar partido y provecho de las situaciones así tan peligrosas, sabía que en cada cabello de Perséfone, se hallaba el germen de una belleza suprema. Para hacerse de ese cabello, la diosa le entregó a la mortal un cofrecillo negro 'como las alas de la noche' en donde debía de depositarlo con sumo cuidado, "pues la hermosura del inframundo, es letal al contacto con cualquier ser humano. Ella sabía que la única forma de entrar al Hades era muriendo, así de sencillo y de grandioso.
El beso, por Antonio Cánova 1786-1793
Museo del Louvre, París.

Psique, estaba a punto de saltar al vacío desde la altura de una torre cuando escuchó una voz algo extraña (nunca supo que dios fue el que la ayudó) le dijo que conocía un pasaje secreto que llevaba a un umbral que nadie conocía hasta el momento, la voz la guió y le dio algunas recomendaciones, así  entro a esas 'Instancias de la Muerte'... y se encontró con el terrible perro de tres cabezas llamado Cerbero a quien calmó con unos deliciosos "dulces de cebada"; cruzó la puerta del submundo y caminó en dirección de la laguna Estigia, y allí encontró, en su eterno mutismo al barquero Caronte, a quien le pagó con un óbolo de plata para poder cruzar las aguas eternas de la laguna, el último obstaculo que la separaba de la terrible diosa del inframundo.  

Al verla cayó de rodillas y le contó su angustia de amor, la reina del Hades se conmovió con tan triste historia y arrancándose uno de sus cabellos negros, se lo dio a la mortal quien abrió el cofre y allí lo depositó. Psique, retomó el camino de regreso y en un descuido el cofre se abrió, de él emergió un vapor narcótico que los griegos llamaban el Sueño Estigio, es decir, "el olvido inevitable que cae sobre todos los muertos"

Eros, quien había seguido desde el Olimpo, todas las desventuras de su amada por el inframundo y haber enfrentado a Perséfone con éxito, se presentó ante su abuelo el rey de reyes Zeus, para que él ayudara a la joven enamorada. El anciano rey conmovido por la petición de su joven nieto y conocedor como nadie de las debilidades del amor, convirtió a la joven en una inmortal, como premio a su sincero arrepentimiento amoroso y la trasladó al palacio de Eros, quien la esperaba radiante de amor y de gozo para reanimarla de la muerte con un sentido y amoroso beso...

Hasta aquí esta bonita historia de amor.



Una aclaración perceptual:



Eros, significa "deseo", de ahí la palabra erotismo, amor en movimiento, que desea, que entra en acción... Psique, significa "soplar" en un concepto puramente espiritual, es según los griegos, el "aliento que se exhala antes de morir" es el hálito que errante se pasea por el inframundo como una sombra fantasmagórica que no recuerda su pasado terrenal. En Roma, el fruto del amor entre Psique y Eros, fue llamado Voluptas, que significa placer, en éste dios se fundían las dos facetas más importantes del hombre: el deseo y el alma; de ahí la palabra voluptuosidad... Bueno, espero le haya gustado, solo me queda, por ahora, darles...

Un abrazo voluptuoso.

Hortensio.











    

domingo, 1 de abril de 2018

Susana...

En este primer Plácido domingo de primavera, primero de abril en el mundo occidental, volvemos con la poesía de Farwel, tomadas de su cuaderno "Escribo para no ser silencio"... de su escritura un 'poco encriptada' podemos rescatar estos dos poemas del año de 1978 y 1970...

Mis recuerdos idos...

Mis recuerdos..
¿Còmo perder mis recuerdos
 si son toda mi historia?
Son el refugio de mis años idos,
rescoldo de esa, mi memoria
adormesida, latente, atormentada.

Si olvido mi pasado dejaria de existir,
sembrarìa de nostalgias y tristezas
lo poco que me queda por vivir,
¿como decirle a mis recuerdos que
el olvido llegò...?

Es inutil intentarlo, da fatiga, da dolor
da incertidumbre, da soledad.
Si pierdo mis recuerdos, esos forjados con
ensueños y fatigas, pierdo mis làgrimas y mis
alegrìas esas que me hicieron soñar despierto.

Soñar con las ausencias y los amores idos que
se volvieron distancias que se volvieron dolor,
veneros de ilusiòn y sueños imposibles que
devoraron mis tiempos y mis dìas en medio de
un letargo que solo presiente un febril suspenso.

Suspenso complice de la lluvia que anuncia el
devenido trance que me lleva a los confines de
mi alma arrojada a la encrucijada de mi muerte
tejida de esos recuerdos que son toda mi historia...

                                                                Farwel 1978.




Susana...
Y acepté la promesa, esa que jamás cumplirìa
persiguiéndolo por los lugares mas extraños
en los que Él se movía en su espuria rutina,
me resistía a creer aquello de que "lo que se
perdió para siempre queda perdido" y aceptaba
que 'nada repara nada' y menos el crimen estéril.

Si fuera  menos cobarde sin dudarlo me suicidaría
para dejar de ser una vil soñadora sembrada de
ilusiones imposibles, siempre me negè a mirar
el horror de la realidad que asomaba a mis ojos,
y el desencanto por una vida de interminables
colección de pasos en falso, vacíos y vacíos...

Fracasos y más fracasos, derrotas más de las veces
auto-infringidas en una horrorosa serie de derrotas
llenas, eso sí, de tensión y de belleza erótica, todo
por ser una 'puta de mierda' que se 'encacorrò' de un 
mediocre hijo de puta, que desde su sonrisa pervertida
que me fascinaba, sucumbí a su mirada lasciva que me
jodía, que me destrozaba, que me hipnotizaba de amor.

Todo su ser me 'arrechaba' hasta provocar el más 
violento orgasmo que Él se los olìa desde la distancia
de un suspiro agónico y telúrico, así de estúpida era
tan previsible que daba asco... le salí pervertida a papá
del que siempre viví enamorada, cada vez que me abrazaba
se me quemaba el clítoris y me sentía desmayar...

No se cómo carajos acabarè, pero pienso que en los
resquisios de mi desgracia hay belleza y dolor ¿serà igual?
no lo se pero de algo si estoy segura, de nada vale en ésta
vida arrepentirse por algo que ya caducó, solo me quedan las
obseciones por 'el maldito', mis frustraciones y deseos truncados.
Lo que resiste... persiste y nada quiero hacer por cambiarlo.

                                    En un bar hablando con Susana. (1970)



Un abrazo de resistencia.

Hortensio.



domingo, 25 de marzo de 2018

Siempre contigo.

La letra es esclava
de la música.
Manuel Alejandro.

La inspiración, la idea
que aparece de golpe,
sí existe.
Rafael Pérez-Botija.

El maestro compositor...
Todo nació en una de esas tertulias de amigos al calor de unas cervezas frìas, de repente en el salón y a muy corta distancia sonó una canción a la que no pusimos atención, menos uno, el contertulio que tenía a mi derecha... tocó mi brazo y me dijo: "¿puedes oír la canción que está sonando?" y le contesté: "¿Qué tiene de raro?" y me dijo: "Esta canción me la dedicó la que hoy es mi esposa y fue la que determinó que me casara con ella, ¿puedes creer?" como ya estaba para concluir, volvimos a repetirla y la escuchamos con atenciòn y en silencio tratando de entender su letra y su melodía; se llamaba "Siempre Contigo" y la cantaba una bellísima mujer que hace muchos años conocimos como Lucerito. Su compositor era nada menos que el ibérico, Rafaél Pérez-Botija... me pareció preciosa.

"Pérez- Botija es - la mayor de las veces- el portavoz de la experiencia amorosa: quien busque un eco de sus desventuras o alegrías del corazón, no tiene más que acudir al valioso acervo de sus composiciones para encontrar consuelo por obra de esa veta inagotable de sentimiento y arte amable"

Era una promesa que me había hecho a mí mismo, publicar una entrada en éste blog, sobre la canción que el maestro español Rafael Pérez-Botija, exprofeso compuso, arregló y dirigió (letra y música) para que la hermosa cantante mejicana Lucero (Lucerito) la interpretara. En éste Plácido domingo, me propongo reproducirla..."Desde tu mismo, que te dices de una determinada canción que no va a funcionar y te equivocas; el cantante que no está convencido; la discografía y los medios que no la ven... Y el último filtro es, evidentemente el público, el único que tiene razón" decía el maestro al entregar la canción a la mejicana y Lucerito, que sì estaba convencida de que sería un éxito en su voz y en su figura, hoy en día es un clásico (mayo de 1995) y una bella canción para recordar..



Siempre contigo,
toda contigo, tuya y no más
mientras tu quieras, mientras me ames
tu me tendrás.

Siempre contigo
alma con alma, piel sobre piel.
No importa como, no importa donde,
no importa qué.

Yo te prometo que te amaré
toda la vida, quizá despues
esto te ofrezco, si tu lo aceptas
aquí estaré.

Siempre contigo
toda contigo, intemporal
par seguirte en la salud
o en la enfermedad.

Siempre contigo
alma con alma, piel sobre piel
no importa cómo, no importa dónde
no importa qué.

Yo te prometo una eternidad
de amor bonito y sinceridad
esto te ofrezco si tu lo aceptas
aquí estaré...

Toda contigo
siempre contigo
iré.


Le dije a mi amigo: "Si una mujer me dedicara una canción como ésta, con esa letra tan hermosa y con semejante mensaje, no lo dude... la amaría como nunca." Gracias, amigo por presentarme ésta pieza de amor... Pero desde luego, hay un pero: 'siempre contigo, si tu lo aceptas aquí estaré.' Por Dios, ¿quién no aceptaría estar siempre contigo ante semejante proposición?

Un abrazo por siempre.

Hortensio.

Post escriptum: Algunas bonitas frases del poema...

"Mientras tu quieras, mientras me ames tu me tendràs"

"Alma con alma, piel sobre piel"

"...te amarè toda  la vida quiza despuès"

"...intemporal para seguirte en la salud o en la enfermedad"

" Yo te prometo una eternidad de amor bonito y sinceridad"





domingo, 18 de marzo de 2018

La 'Esperanza' en política

La esperanza es
un sueño despierto.
Aristóteles.

Si no tenemos esperanza
en que el devenir será mejor, de
nada vale despertar a un nuevo día.
Farwel.
La necesaria esperanza sobre un futuro mejor...
Sí señores, así como lo están leyendo, en política los profesionales en ese cuestionado "arte" saben que éste sentimiento es parte esencial de una buena y exitosa campaña, ésta tiene, desde luego, que  venir acompañada del miedo para que produzca los frutos deseados en contra de sus enemigos de turno y tener el control social sobre una población asustada y temerosa.

Por ejemplo, B. Spinoza, define la esperanza como "una alegría inconstante, que brota de la idea (sembrada) futura o pretérita, de cuya efectividad dudamos de algún modo. Es decir, el sujeto imagina la posibilidad de que esa cosa que espera de hecho acontezca, y en la misma medida teme que no ocurra" " A la inversa, el miedo es esa tristeza inconstante que ronda alrededor de la posibilidad de que algo que esperamos que no ocurra, finalmente tenga lugar"... que claridad de criterio el de éste pensador se antaño (algo ha cambiado?).


En éste siglo 21 las llamadas 'redes sociales' plantean un extraordinario escenario para percibir lo que desean los ciudadanos en sus demandas políticas y sobre todo, sus esperanzas sobre el futuro deseado para sus hijos y sus nietos. Pero todo se limita de pasar de una justa esperanza a un miedo injustificado, ese el nombre del juego, influir en las emociones de los votantes, no con argumentos serios, lógicos y racionales, sino con promesas mesiánicas de salvación y lo peor, influir subliminalmente en los anhelos y los sueños de un pueblo que se deja manejar añorando "lo mejor" para sí y sus familias, en un 'cacareado' cambio, que nunca se ve llegar.

Es ya un viejo paradigma, el de acudir y apelar a la esperanza y al miedo, para aglutinar a sectores heterogéneos bajo su égida protectora y seguir manteniendo el poder o lograrlo para sus intereses discursivos. Por principio, ya es sabido que el miedo a lo desconocido o a "lo nuevo" como impredecible, produce más ansiedad y temor que la esperanza. Por eso la sentencia popular de "es mejor malo conocido que bueno por conocer" toma aquí, en Colombia, toda la dimensión del problema de los que insisten en mantener un 'status quo' gastado y aberrante en desigualdad social, frente a una justa reacción y de cara al cambio, que de por sí genera desconfianza y sentimiento de pérdida que a su vez degenera en temor.


A eso la derecha lo llamaría populismo, como una amenaza peyorativa, porque es peligroso y desestabilizador del régimen y el statu quo; hablar de discriminación descarada, de desigualdad social, de inequidad e injusticia, de exclusión y falta de  representatividad de las regiones, de represión por la justa protesta, eso sí que es malo, muy malo... pero desgraciadamente ahí está y 'no podemos tapar el sol con un dedo'. Toda propuesta de la izquierda es demagógica y de por sí mentirosa, hay un dicho muy diciente: "Los populistas dan soluciones falsas a problemas reales"; es hablarle al pueblo de lo que quiere oir. Pero es que nadie sabe lo que es populismo o si corresponde a la realidad de los hechos de una sociedad 'enferma' como la nuestra y en donde el mentado término se hace impreciso y complejo, sin linderos definidos y de una ambigüedad que se deja manosear o manipular con facilidad por gobernantes y líderes deshonestos que no tienen propuestas ciertas aunque duelan y sean impopulares.

Por eso se hace necesario atajar una 'candidatura populista' con vocación social  y si es de izquierda con mayor razón, con mensajes y discursos de contenido negativo, de amenazas y advertencias untadas de terror apocalíptico si se llegara a consolidar un triunfo de su opositor antagónico. Decirle populista a un líder, es descalificarlo, decirle mentiroso y lo peor, es un peligro que trata de hacer un vínculo directo con el pueblo por encima de la Ley y las Instituciones, adulterando la democracia.

Es muy triste reconocerlo, pero en Colombia, todos los políticos sin excepción, son y han sido populistas y demagogos, ya sean de derecha o de izquierda, que han recurrido al miedo, al odio, a la intolerancia y a la vulgaridad, ahora desde las redes sociales, contra su opositor para alcanzar su objetivo... el poder, sin ninguna claridad analítica.
    
¿Hasta cuando...?

Si los políticos en Latinoamérica no recurren y cuentan con el apoyo de la clase media, es muy difícil casi que imposible, obtener una victoria electoral significativa y permanente, pues es la clase que está en el justo medio entre la oligarquía y el pueblo obrero, ese que vive desmotivado, resentido, inculto que no le importa (como se ha visto en la abstención del más del 50%) lo que pase electoralmente en un país que para ellos es infame y opresor, y en eso falla la propuesta de Petro en contra de esos adoradores y aduladores de líderes 'carismáticos' (Uribe Vélez) dictadores y reyezuelos de turno, mientras que la política del líder izquierdista se enfila en solucionar eternos problemas de esa clase popular totalmente despolitizada, los derechistas asustan a su clase media, para redireccionarla hacia sus espurios intereses.

Un muchacho preguntaba a su profesor de ciencias: "¿Para qué sirven el miedo y la esperanza en la práctica política...?" la respuesta fue de un pragmatismo muy simple: "porque funcionan de maravilla". Hay un dicho tibetano: "La tragedia debe ser utilizada como fuente de fortaleza." explicaba el decimocuarto Dalai Lama: "Así que no importa cuales sean las dificultades, qué tan dolorosa sea la experiencia: si perdemos la esperanza, ese es nuestro verdadero desastre." Y el premio nobel de literatura el francés Albert Camus, decía: "Donde no hay esperanza, nos incumbe a nosotros inventarla."
Después de una gran tormenta, siempre viene la Paz.

Yo no pierdo la esperanza de que con las elecciones presidenciales del mayo próximo, el pueblo  de Colombia, sabrá elegir sin miedo y sin temor la mejor opción, para seguir con y hacia el tránsito total de la tan anhelada Paz, y si no a luchar por inventarla.

Un fuerte abrazo de esperanza.

Hortensio.