domingo, 9 de diciembre de 2012

¿Que es la vida... Abuelo?


Era la pregunta que me hiciera mi nieta Fernanda y que de verdad que me fue difícil contestarle, algo lógico le dije y ella se alejó con una sonrisa dudosa... Para mi se convirtió en algo interminable la respuesta que nadie oyó y ésto es el ejercicio en que me metí 'sin querer queriendo'...:
Hortensio Farwel (El abuelo)

La vida es verdad y es mentira, es arcilla y soplo, hombre y mujer, perros y gatos, luz y sombra, humo y viento, amor e ilusión, ir y venir, risa y llanto, angustia y miseria, dicha y tristeza, guerra y paz, ayuda y abandono, hambre y frío, miedo y orgullo, lucha y trabajo, bienestar y calamidades, duda y certeza, culpa y arrepentimiento, juez y verdugo, siempre y nunca, debilidad y fuerza, experiencia y voluntad, paralelos e igualdad, audacia e idiotez, cadenas y libertad, recuerdos y memoria...

Pero también es lo definitivo e infinito, paganos y creyentes, sabiduría e ignorancia, audacia y tonteras, juventud y vejez, poderes y ambición, atrás y adelante, paso y camino, altruismo y canallada, exégeta y asesino, sometimiento y dignidad, prístino y suciedad, sudor y sangre, comienzo y final, náuseas y perfume, gritos y silencios, dolor e impostura, ira y repulsión, sexo y sensualidad, asco y dulzura, odios y ternura, soberbia y humildad, ausencia y fastidio, tedio y rutina...

Desde luego también es cáncer y ¡Por que yo!, ángulo y pared, éxtasis y fruición, uno y un millón, homicidio y compasión, que mierda y que nada, música y mar, aislamiento y jodidos, opio y religión, locura y santidad, oxidarse y oxigenar, ruidos y ecos, tinieblas y media luz, botas y tachuelas, la envidia y Luzbel, punto y seguido, suerte y está echada, carbón y movimiento, sospecha y certeza, desgracia y caída, falsedad y autenticidad, carne y putrefacción, tánatos y medicina...

Y es demasiado y es poco, hostias y mentiras, ratoneras y cárceles, triunfos y ganancias, pérdidas y perder, pasión y deseos, castigos y crueldad, orgasmos y excitación, noción y realidad, destino y maldición, pobreza y tristeza, opulencias y riquezas, lujos y vulgaridad, máquinas y electrones, filosofía y práctica, experiencias y movilidad, calendario y fechas, ceguedad y obtusos, religiosidad  e ignorancias, profanaciones y arqueologías, decisiones y sugerencias...

Desde luego, la vida es modestia y arrogancias, un segundo y una vida, locuras y genialidades, fraccionamiento y diferencias, curiosidades e incompatibilidades, cinismos y payasadas, oblaciones y sistemas, derrotas y cansancio, estreñimientos y mal genio, evidencia y lógica, sueño y pesadilla, juramento y deslealtad, pésame e hipocresía, esta y la sociedad, noches jóvenes y sustanciosas, Córdoba y música, esta y mujerzuelas, estad y sexo, este y hastío, vergüenza y depresión...

 Pero es también sol y sombra, sal y pimienta, tu y yo, suerte y azar, Caín y Abel, armonías y sentidos, mínimo y mucho, historia y crueldad, subir y bajar, dar y quitar, exterminar y aniquilar, humanismo y crueldad, leer y no entender, libros y tesoros, ruinas y nostalgias, puertos y llegadas, cuentos y novelas, poesía y suspiros, fuera y de malas, hechicerías y curas, agua y montañas, una palabra y una meta, esperar y desesperar, presunción y timidez, ruin e inepto...

Claro que la vida es pan y circo, sarcasmo e ironías, paradoja y perplejidad, dogmatismo y nihilismos, temor y esperanza, voluptuosidad y erección, sadismo refinado y masoquismo denigrante,   Catedrales y ermitas, vigor y capacidad, sencillez y vanidad, monotonía y soledad, besos y caricias, conquista y seducción, insolencia y abandono, desprecios y crueldad, reducciones humillar, dormir y alucinar, desdichas y miserias, trabajo y producción, producción y consumo...

Esto por ahora... en lo interminable, un abrazo.

Hortensio,


















No hay comentarios:

Publicar un comentario