sábado, 15 de diciembre de 2012

¿Que es la vida... Abuelo? (parte tres)

Mi querida Fernanda, como te lo he contado en los capítulos anteriores la vida es todo eso y muchísimo mas, pero sigamos el ejercicio: es pasado y presente, protagonismo y sospecha, enigma e indefinición, parajes y ciudades, obras y escenarios, mortaja y negación, cotidianidad y frialdad, desamor y huida, protagonismo y contemplación, larvas y fantasmas, comprensión y excepción, formas y figuras, sonidos y murmullos, adivinación y aciertos, sensaciones y zumbidos, fingimiento y falsedad, tragedias griegas y pasiones romanas, oportunidades y suerte, timbres y oídos, olfato y olor, sinceridad y bondad...

Es la parte y el todo, acuerdos y tonterías, desprecios y repugnancia, es vientre y es cerebro, discusiones e impulsos, lo obtuso y lo lógico, implacable y frenética, pausas y titubeos, indecisiones y pausas, pobres y ricos, siervos y amos, gozo y sufrimiento, destrucción y ruinas, es alegría y es tristeza, infiernos y violencia, odios declarados y pasiones prohibidas, miedo latente y sádico placer, es la naturaleza humana y la miseria humana, mentiras y verdades a medias, fortaleza y debilidad, autonomía y plenitud, son postales y son fotos...

Es astucia y es audacia, castillos y chosas, orín y óxido, sospecha y desconfianza, herencias y particiones, chismes y rumores, manzana y gravedad, teorías y estudio, lo nuevo y lo antiguo, renovar y conservar, nacionalismos y mezquindades, cólera y debilidad, engendros y aversión, causas y sesgos, prensa oficial y complacencia, deberes y luchas, actores y dramas, lo pasado y no pasado, ruidos y silencios, es salida y es entrada, lo agrio y lo ácido, seguir y continuar, lo dulce y lo salado, ventanas y puertas, lluvia y lágrimas...

La vida desde luego es delirio y exaltación, infartos y terrores, moros y cristianos, salvajadas y timidez, especias y culinaria, es de enfermos y hospitales, tumbas y sepultureros, realidades y simulacros, personajes y dementes, niebla y disolución, realidades resueltas y momentos definidos de la existencia, es agonía y es desastre, es dormir y soñar, es mal y bien, electricidad y tecnología, advertencias y serenidad, lucidez y claridad, imperfecciones y feuras, difusión y sonidos, mareos y sopor, suicidios y maldiciones...

Dejemos algo para la otra entrada, pero digamos que es también: aferrarse a imposibles, mutaciones y genética, desgarramientos y maquinaciones, pensamientos y seres amados, rostros y mascaras, fantasías e ilusiones, aceite de oliva y vino, ironías y cinismos, oración y esperanzas, es estar despierto y es estar dormido, son vacíos y precipicios, astucias y celosías, penumbras y pavores, 

Más luego nos vemos, si no me detengo, ésto será inagotable...

Hortensio.










No hay comentarios:

Publicar un comentario