domingo, 5 de julio de 2015

Un poema fatigado...

Deja ya...


Me iré, me alejaré y me alejaré
Deja ya de jugar con mis tristezas
que no quiero compartir...
Deja de manosear mis temores
que se desbordan de simplezas.
Deja de buscar en mis secretos
que duelen por ausentes...

Deja ya de robar mis sensaciones
que se limitan al amor y al odio.
Deja ya de tocar mis cicatrices
que se atoran de rencores y desprecios.
Deja de mirar mis miserias
que duelen como puñales...

Deja ya de criticar mi locura
que rasga mis memorias idas.
Deja de hablar de mis vergüenzas
que me saturan de viejos dolores.
Deja de burlar mis precarias esperanzas
que se apagan de pena y angustias...

Deja ya de perturbar mis silencios
que es todo lo que tengo de propio.
Deja ya de rechazar mi ternura
que en nadie se inspira solo en tí.
Deja de recordarme mi causa perdida
que es todo cuanto tengo para vivir...

Deja ya de decir que extrañas mi vida
que solo es mi destino incierto...
que extrañas mis besos y mi lujuria ruin,
que solo son asco pero en el que no hay dolor y...
Deja el estúpido rencor que daña la venganza.

Deja de soñar con el futuro en donde se disfraza
la felicidad que siempre escapa al amanecer...
Deja de hablar de magia y de amores eternos
carentes de realidad, frágiles y vacíos de misterios.
Deja la maña de meter a Dios en todo sin razón alguna
cuando perdida la cordura el tiempo ya no la cura.

Deja de luchar contra el poderoso anhelo de lo inalcanzable
y el milagro inútil de conquistar lo imposible...
Deja el sinsentido de la propia existencia en donde nada
parece ocurrir y busca razones para alejarnos de la culpa.
Deja quieto al olvido que es una manera cierta de evadir
el trágico recuerdo y razón tendida para vivir en paz...

Deja la cadencia de los celos que son sin dudarlo dolor
que se embriaga en la lucha inagotable que añora la pena
que añora la tragedia arañando el alma que agotada llora.
Deja de mentir sobre tu vida tus ausencias y tus desamores.

Que limitan mi presencia en tus nostalgias y en tus desvaríos,
solo déjame a la deriva que desatará mi ostracismo mi ruina
y mi fín...tan solo por eso me iré, me alejaré y me alejaré...


                                                                                        Farwel 1986



Esquirla N° 46

Ese amor que no tiene tiempo
ese amor que todo lo dá...
Ese amor que quiebra barreras
lo siento no puede ser...
(ya tengo 50 y tu tan solo 16.)

                                   Farwel.


Lolita...¡ no es justo!, un abrazo.

Hortensio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario