domingo, 29 de septiembre de 2013

La poesía de Marilyn Monroe


Ésta sentida 'entrada' es en honor a mi amor 'platónico' de juventud... Marilyn Monroe (Norman Jeane Baker) la de la "Belleza Melancólica"... la que fue demasiado bella para ser feliz.


A 50 años de su muerte, sigue más viva y más bella (1926-1962); pero uno de los aspectos menos conocidos por sus millones de admiradores - ya viejones- es su vena abierta a la poesía y su tendencia a producir frases y/o pequeños escolios, sentencias de una sencillez rayana en ingenuidad, pero bellamente escritos por ella, la más bella diva que haya conocido el cine contemporáneo (es mi concepto) una gran y talentosa artista condenada a ser estrella... miren porqué lo digo, a través de sus pequeñas 'esquirlas' de algunos de sus poemas recogidos en el blog de José Luis García, que a mí me han conmovido, por que supe de su inmensa soledad y horas de tristeza por las que paso (diario íntimo y sus notas) pero a lo que vinimos... aquí están:


Algunos pensamientos

Estoy intentando
encontrarme a mí
como persona, a
veces eso no es
fácil de hacer.
Millones de personas
viven toda su vida
sin encontrarse.


Ojalá que la espera
no desgaste mis
 sueños.


El sexo forma parte
de la naturaleza. Y
yo me llevo muy bien
con la naturaleza.



No me importa vivir en un
mundo de hombres, siempre que
pueda ser una mujer en él.


Una mujer inteligente besa
sin enamorarse, escucha
pero cree y abandona
antes de ser abandonada.


Es mejor estar 
sola que infeliz
con alguien.


Cara y cruz

Vida: soy de tu cara y tu cruz.
Casi siempre
colgada boca abajo,
pero fuerte como telaraña al viento.
Mi corazón arde,
pero yo soy escarcha fría resplandeciente.


PUENTES

Me gustaría estar muerta.
Me gustaría no haber existido.
Me gustan los puentes,
especialmente el de Brooklyn,
tan tranquilo a pasar
del rugido de los automóviles
debajo de los pies de los transeúntes.
Pero no hay ningún puente feo.
Quizá alguno no demasiado alto.


PIEDRAS

Piedras en el camino.
Son de todos los colores.
Yo las miro desde lo alto,
Pero sois vosotros
las que estáis más arriba
en un mundo perfecto
del que algún día yo
formaré parte.


CUERPO Y ALMA

Por mucho que acaricie tu cuerpo,
nunca llegaré hasta tu alma.
Aunque los que a mi me gustan
son más bien cuerpos desalmados.
En cambio yo,
no os lo vais a creer,
a veces tengo la sensación
de que soy un alma sin cuerpo.


QUÉ EXTRAÑO

Qué extraño los humanos.
Algunas veces los miro
y no me reconozco
como formando parte de ellos.


HOY

Hoy no tengo ninguna
preocupación,
hoy respiro aire libre
al aire libre,
hoy no sufro
por el amor de nadie
ni recuerdo a la niña
humillada que fuí,
hoy soy feliz,
hoy quisiera estar muerta.

SOLA  

Sola. Estoy sola.
Siempre he estado sola,
pero hoy
ni siquiera me tengo a mí misma
para hacerme compañía.


Bueno, mis queridos amigos, hasta aquí ésta muestra de los pequeños poemas (esquirlas) de mi adorada Marilyn, les prometo - con la mano en el corazón- que en una futura entrada les traeré más inspiraciones de nuestro común 'Amor platónico'... para terminar, uno de los poemas más bellos que he leído sobre ELLA:

La que fue demasiado bella para ser feliz.


                                                              Gracias, Marilyn,
por mantenerte eternamente joven y bella
en la memoria y el corazón de quienes
inexorablemente nos hacemos viejos.

Te amamos así de hermosa, con el cutis terso,
bella, llena de vida,
siempre joven, siempre sensual
icono inmortal.

Tu mirada de niña buena
tus rizos de oro, como doncella de cuento,
están allí detenidos en el espacio,
lugar perpetuo de todos tus días.

Marilyn, despensa de placeres y lujurias,
diva amada y odiada,
amante secreta de hombres anónimos.

Hoy, gracias a la muerte, te seguimos viendo joven
aunque a nuestras ansias
las haya cansado el tiempo.

Gracias, Marilyn,
por mantenerte eternamente joven y bella.

                           Víctor Gonzalez Solano. 


Un sentido abrazo de amor en nombre de Marilyn...

Hortensio.



1 comentario:

  1. Es impresionante cómo la muerte de una persona, cuando se es joven perdura en la mente de la persona contemporánea que la admiró, es el caso de Marilyn a sus 50 años de habernos dejado, sigue igual de bella y fresca... en el caso de mi padre que murió de 47 años, hoy veo su ultima foto y lo veo con respeto y admiración y todavía le digo "Viejo mi querido viejo" siendo yo ya un viejo...

    ResponderEliminar