domingo, 7 de agosto de 2016

Poesía de Farwel... años 80's.

Misántropos 

La infanta Catalina de Aragón y Castilla,
futura reina de Inglaterra.
¿buscar la razón de las cosas...?
Buscar la razón de las cosas
con la mente más que abierta
es intuir lo escondido y lo oculto
y es llegar a la raíz de un todo...

Pero, la velocidad de los días
el agite de la vil cotidianidad,
el capitalismo, las religiones,
la pobreza y las desigualdades...

No nos dejan pensar con claridad
y no hay tiempo para reflexionar,
es un realismo sucio que nos hace
vomitar sintagmas de agonías...

Así frustrados y en amargura continua
nos encontramos con la realidad fría
en ese pantano de incomprensiones en
que se han convertido nuestras vidas...

Sólo nos queda la absurda impotencia
y encerrar en nuestros puños la cólera,
pensando que en los surcos de nuestros
cerebros se encuentra el mapa del camino...

Que nos llevará lógicamente a lo insólito
aunque todo se nos oponga a la razón de
lo imposible y al absurdo de lo desconocido,
tristemente con el paso del tiempo...

Pero ese burdo esmeril que no para y 
con los años nos aplica al pobre cerebro,
ya no puede responder al pensamiento ni
a los gratos recuerdos que se van perdiendo...

Entonces desistimos de buscar la verdad y
callamos ante la discusión que ya se perdió de
antemano dejando que el eco de la frustración
se convierta en un trágico y pútrido silencio...

Y ante esa realidad ficcionada que da vértigo, 
nos convertimos en tontos e idiotas funcionales
agotados en tratar de poder pensar y barruntar; 
los demás nos volveremos resentidos...
 ¡misántropos!

                                                                          Farwel 1989



Mi destierro...

Tu voz otrora dulce melodía,
hoy me quema con desprecios,
tus gritos se incrustan en mi piel
y eso ya es morir un poco es dolor...

Ese poco tiempo que me queda
no lo voy a canjear por unas pocas
monedas de plata sería insensatez
solo busco un poco de paz y amor...

Y eso no lo mendigaré humildemente,
no degradaré hasta allí mi amor propio 
y aunque asfixiado en este infierno,
torturado, maltrecho y desilusionado...

Tendré que seguir unos metros más
por el sendero de la vida y al intuir la 
tragedia que se adhiere a mis entrañas,
no lo dudes, huiré como un vil cobarde...

Por eso creo que sacaré a pasear al olvido
antes que el agotamiento se apodere de mi,
de mis días y mis pocas horas de tranquilidad
y ver a los ojos, ese ingrato momento que
llenará de angustia... mi destierro.

                                                   Farwel 1986

Como la ve... ¿Ah...?

Un abrazo fuerte y repetido.

Hortensio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario