domingo, 26 de abril de 2015

'Un raro enigma por develar'

Y en éste 'plácido domingo' de nuevo algo de la poesía de Farwel, de sus libros 'Poemas Fatigados' y 'Poemas Dislocados' del siglo pasado... ¡Qué lejano parece!


Enigma...

Se que eres un bello enigma aún por develar,
búsqueda inacabada de la costilla fugada del Edén,
¿Cómo definir en definitiva lo que no conocemos?
Mito contradictorio que se crea día a día a sí mismo.

Mirando desde las sombras te transmutas en una osadía,
de grandes pasiones intensas que jamás llegan a dañar
Misterio al que apelas con malicia pero sin temor...
Tormentosa y veleidada siempre sin llegar a mostrarse.

Sí esa eres tú, pérfida que emociona y enamora sin final,
y que llegó a mi vida envuelta en un extraño secreto tóxico
Traumatizada y vacilante mirabas el mal desde tu bastión
inexpugnable de perdición jamás buscado jamás anhelado.

Transgresora y violenta de ignorancia benigna pero vulgar
Esa eres tú, misterio al que siempre apelas cuando estás perdida
Perturbada conocías mis más íntimos dolores y mis tristezas
Dulce expiación disociada en extraños temores que nada dejan.

Hermética que hablabas con tu sombra en versos que nadie oía
Sápido olor sápida esencia sápido ritmo que envuelven locura 
que contagió todo mi ser y que sin duda me llevará a la tumba
Esa eres tú, un raro y extraño pero bello enigma por develar.

                                                                                       Farwel 1.986


La Caricia...








Intranquila la caricia se
posa sobre sus dos senos
maniobra sosegada...
que implica suavidad.

El más ligero contacto de piel
es su ya aceptado abandono...
sobre la tenue penumbra solo
parpadean sus ojos entornados.

Tendida sobre ese cuerpo desnudo
del hombre inacabadamente amado
siguiendo la pista de un destino incierto
el cielo se abre en todos sus sentidos.

Pulsando el bajo vientre sepultado
en una aguda lujuria incontrolable  
en la hondura de su serena carne...

Sólo la fatiga de la jornada
deja flácidos los músculos y
las ganas habrán sido sólo tuyas.

El que abandona no tiene premio
cuando en la noche mendiga amor
y negarlo implica especial violencia.

                                           Farwel 1989



Un vacío...



Es la nada de un vacío
un vacío vago e inerte
vacío que es un olvido
intangible como el aire.

Vacío que se vuelve pesado
en la soledad del espacio
pesadilla que ha horadado
un vacío mundo interior.

Vorágine de lo abstracto...
palabras que se pierden sin
ser oídas en plegarias nuevas
que no llegan a ningún dios.

Vacíos que se vuelven extraños
en una inmerecida soledad...
Vacío, vacío que es ... nada. 
                                                                                             
                                                                                                 Farwel. 1986


 Ella, mi maestra.








Todo ese año siempre llegué
muy temprano para esperarla
a la vera del sendero que nos
lleva a la puerta de mi salón.

Y nos saluda con bella sonrisa
y cuando Ella se sienta con su
pequeña falda de florituras lindas
yo peleo para hacerme frente a Ella.

Y Dios sabe que yo la sueño que yo la quiero
desmayo cuando cruza sus interminables piernas
siempre torneaditas bellas, preciosas y divinas
Dios sabe que mis ojos no pueden ver nada más.

Y como idiota hipnotizado veo y veo el ritmo
del sutil balanceo de su pequeño y excitante pie
Pero cuando indefectiblemente las descruza
el mundo se divide sin razón en dos...

Al oriente y al occidente de sus absurdos muslos
al norte y al sur de sus insinuadas 'bragas blancas'
que tragedia no poder mirarlas aunque Ella en una
estudiada maniobra las descruza y las vuelve a cruzar.

¿Ahora comprendes querido diario por qué he perdido
casi todas las materias en donde Ella está presente?
quiero indefectiblemente repetir todo el año con tal de
ver sus interminables y torneditas y divinas piernas.

                                                                            Farwel 1989


Desde éste refugio poético, un repetido abrazo.

Hortensio.












No hay comentarios:

Publicar un comentario